Francisco Romero: carisma y cercanía con el canal, la llave del éxito

Procurando siempre, ser su propio fiel de la balanza entre las cuestiones personales y las laborales, el Director de Ventas Internacionales de Grupo Ginga afirma que su carrera en la industria de IT está basada en la cercanía con los distribuidores. 01/07/14
 

Por: Ricardo González / Cristina Bravo

Proveniente de entorno que durante su infancia se dedicó a la empresa familiar en el ramo de la industria textil, nació en el seno de una familia unida e integrada donde él representa la figura del hermano mayor y cuyo principal gusto fue pasar el tiempo en familia, Francisco Romero de 39 años y originario de la Ciudad de México, realizó sus estudios superiores en Administración en la Universidad Anáhuac del Norte para después, ya entrado en el mundo de las tecnologías de la información cursar una especialidad en e-commerce en la UCLA (University of California, Los Angeles).

Futbolero de corazón e hincha de los “Pumas” de la UNAM, los negocios siempre llamaron su atención y la experiencia de su padre lo impulsó a decidirse por la administración, aunque reconoce, le hubiera gustado ser médico o ingeniero.

Comenzó su vida laboral al tiempo que cursaba la licenciatura. Se inició en el área de la publicidad en una de las agencias de mayor prestigio donde realizaba estrategias para promociones de puntos de venta. Después de culminados sus estudios, Luis Vado, quien fuera vicepresidente de compras de MPS y quien se convirtiera en su mentor, le dio su primera oportunidad en esta industria. Y reconoce la influencia de otras figuras importantes como Enrique Ojeda y Martin Mexía quienes aportaron a su formación en la industria de IT: “Yo creo que con cada uno aprendí muchas cosas de valor. Luis es una persona que tiene un carácter inquebrantable, no se da por vencido jamás, a él como mi jefe directo le aprendí muchísimo, Enrique es una persona de mucho valor, tiene un corazón de oro y un empuje comercial extraordinario y Martín obviamente su visión de negocio, su conocimiento técnico. Toda la gente de MPS fue muy importante para mí, en mi formación, en lo que hago hoy”.

Después de MPS, se subió al barco de Targus donde tuvo la oportunidad, de la mano de Tatiana González, de abrirle paso a la marca en el mercado mexicano. En Targus, asegura aprendió de manera más directa la parte comercial y fue también ahí donde tuvo la ocasión de iniciarse en el mercado de retail.

Desde siempre, su principal motor es su familia, pasar el tiempo libre con ellos y compartir. Sus amigos también son parte fundamental en la vida de Francisco.

“Me gusta mucho hacer actividades que integren a mi familia, me gusta también jugar golf aunque lo hago poco porque demanda mucho tiempo que podría pasar con mi familia”.

En el ámbito laboral Francisco, es reconocido por sus canales como una persona cercana, y esto además del carisma que lo caracteriza también es resultado de que durante su carrera siempre ha trabajado muy de la mano de los distribuidores y ha sabido forjar relaciones a largo plazo y más allá que sólo los negocios ha sabido forjar amistad. Procurando siempre, ser su propio fiel de la balanza entre las cuestiones personales y las laborales.