La polarización y el compromiso de los medios

Editorial Agosto 2014
 

Por: Ricardo González

Todo parece indicar que ante los hechos de relevancia mundial como son la escalada de violencia en Oriente Medio, los aviones caídos o bien la resaca del mundial de futbol, sólo es aceptable tener dos posturas: A favor brutal o en contra inamovible, esta hambre desmedida de los medios de comunicación -sobre todo los de relevancia global- por polarizar las opiniones de una manera sistemática en pro de mayores audiencias y por ende contratos más jugosos con los auspiciantes está tomando niveles alarmantes en donde incluso los denominados 'líderes de opinión' que en su mayoría no son otra cosa que grandes aparatos mercadológicos se suman a veces sin saberlo a la ola de comentarios que no instruyen pero si destruyen el debate pensado y de contenido.

Es cierto que nadie se ha visto obligado a dar un 'me gusta' o replicar una nota, sin embargo la forma de presentar estos hechos cae como semilla en terreno fértil para elevar la potencia de los hechos, a nadie parece importarle un comino documentarse antes de hablar o compartir un enlace, se da por sentado que si una nota la publicó tal o cual medio es verdad absoluta. Hablar con bases y hacernos responsables de nuestra propia postura crea una sociedad mejor, el camino del 'me gusta' es opio puro.

Nos vemos el próximo mes, justo ahí o en un lugar mejor...