m-commerce: la nueva tendencia entre los usuarios de tabletas de Latinoamérica

03/12/14
 

La tendencia del “e-commerce” o comercio electrónico va en alza en Latinoamérica. Esta forma de comprar y vender permite acceder de manera simple y rápida, desde cualquier parte del mundo, a las distintas alternativas que el usuario tiene en cuanto a productos y servicios. En nuestro continente esta modalidad de negocio crece rápidamente, gracias a los dispositivos que están conectados y a la penetración misma de la red. Cifras de Comscore nos hablan de un aumento del 12% en la cantidad de latinos online entre 2012 y 2013.

En tanto, un estudio realizado por AMIPCI, indica que durante 2013, en México se registró un aumento de 19% en las ventas en línea, cifra que representa un incremento de 2% más, en relación al año pasado. Para el caso de compras vía móvil, durante junio de 2014, se identificó que los usuarios mexicanos sí están realizando compras con sus dispositivos móviles, esto al registrarse un monto de $2.3 billones de pesos mexicanos gastados por esta vía.

De acuerdo a un estudio realizado por e-marketer, se espera que para finales de este año haya más de 330 millones de internautas en América Latina. Sumado a esto, se ha identificado que los habitantes de Latinoamérica exigen cada vez más un mejor acceso a internet y dispositivos móviles para poder conectarse, como parte de una tendencia mundial. No en vano son los smartphones y tabletas los que tienen una participación cada vez mayor sobre el total del tráfico digital en la región. De hecho, se espera que al cierre del 2014, el mercado de las tabletas crezca un 47% a nivel global, según Gartner. Para el caso de México, IDC recién comunicó que las tabletas son el dispositivo con mayor crecimiento, tan solo en el segundo trimestre de 2014 existieron 1.8 millones de unidades embarcadas, con un crecimiento del 107% en comparación con el mismo periodo de 2013. Ante este dinamismo favorable, surge la pregunta es, ¿Qué sucede con esta tendencia y sus efectos en el e-commerce? El resultado es lo que se llama m-commerce o comercio online móvil, es decir, las transacciones que se realizan mediante el uso de dispositivos móviles, como tabletas, computadoras portátiles o smartphones.

Intel cuenta con dispositivos con alta capacidad y tecnología de punta que el usuario puede experimentar en celulares, tabletas, 2 en 1 y PCs portátiles. Si bien son cada vez más los latinoamericanos que adquieren estos equipos y se conectan a internet –la misma investigación estableció un aumento del 8.1% entre marzo de 2012 y el mismo mes del 2013- no está claro aún cuán preparados estamos para conjugar movilidad y comercio electrónico, ya que aún falta que los proveedores se sumen a esta nueva tendencia y actualicen tanto sus sitios online, como los sistemas de venta y de seguridad para ofrecerle a los clientes usuarios de móviles. Bajo este escenario, cifras de AMIPCI indican que el 42% de los consumidores mexicanos, que realizaron una compra utilizando un smartphone están muy satisfechos con el proceso de compra.

Los desafíos que tiene el m-commerce son entonces el diseño de sitios web especializados para correr en una tableta o smartphone por ejemplo y no solamente en un equipo de escritorio. Es decir, interoperabilidad y rapidez en las transacciones. De acuerdo con un estudio de AMIPCI de 2013, el 66% de los internautas mexicanos compran en línea por practicidad, mientras que el 66% hacen este tipo de transacción por el ahorro de tiempo.

Las empresas están viviendo una época con mayores retos si su deseo es implementar una solución de pagos móviles en América Latina. Hoy en día las empresas necesitan desarrollar e invertir en versiones móviles de sus sitios y plataformas de venta, una aplicación que lo complemente y ponerse a la par de las demandas de los clientes. Todo esto es sólo parte del trabajo que deben realizar si pretenden ir al compás de las tecnologías y preferencias de las personas en el mundo de hoy. El comercio móvil ha llegado para quedarse, y es tarea de las compañías el subirse a este tipo de innovadoras tecnologías.

Artículo de colaboración

Autora: Rocío Posadas, Gerente de Marketing de Consumo Intel Latinoamérica.