Megatendencias tecnológicas

03/02/15
 

Por: Reseller / Cristina Bravo

Con asombro vemos como día a día la tecnología cambia la forma en que vivimos, nos comunicamos, informamos, convivimos. El paso acelerado de la transformación de la tecnología y sus innovaciones nos reta a ir de la mano de esta evolución como individuos en roles tanto personales como profesionales. Como integrantes de esta industria es de vital importancia conocer cuáles son las tendencias que están y continuarán marcando este paso, con dos fines: ser partícipes y saber hacia dónde comenzar a migrar nuestros negocios.

Ya hace algunos años que “mover cajas”, -como conocemos el término-, dejó de representar un negocio redituable y rentable. Como hemos visto en el transcurrir de estos últimos años, los servicios se han convertido, ya no en el plus que como empresas podemos ofrecer sino en el punto clave del negocio, pues conceptos como Software as a Service (SaaS), se han plantado con poderío en la industria fortaleciendo tendencias como el Big Data y el Cloud Computing.

Con la movilidad como otro segmento en amplio crecimiento, la generación de datos va siendo mayúscula y contar con herramientas que nos permitan cuantificar y administrar de manera óptima estos altos volúmenes de datos es esencial para garantizar a nuestros clientes, en primer lugar eficacia, nuevos y negocios – a través del análisis de datos, interpretación y orientación de las oportunidades que resulten-, desarrollo a corto, mediano y largo plazo. Es de considerar la oportunidad que existe en este segmento, pues cada dispositivo móvil conectado produce tal cantidad de información que bien podría ser una herramienta que potencie una empresa, incluso una industria en general.

IDC ha pronosticado que el Big Data crecerá a una tasa compuesta anual de 27% hasta el 2017, aproximadamente 6 veces la tasa de crecimiento de la información y la comunicación de mercado global. El big data nos lleva a otro concepto en “boga”: el Internet de Todo (IoT) cuyo énfasis se sintetiza a conectar personas, cosas, datos y procesos. Imaginen la cantidad de información que puede generar esta cadena y la manera en que puede ser utilizada para facilitar nuestra vida diaria. Hoy con la tecnología que contamos sumamos a penas el 1 por ciento de todo lo que podemos conectar en este Internet de Todo.

“Cómo capturar, administrar y analizar los datos obtenidos es una de las prioridades principales para los responsables de IT actualmente, así como entender lo que el Big Data representa para la empresa en términos tecnológicos y cómo lograr su correcta implementación y respaldo interno en la organización. Nos enfrentamos al reto de decidir cómo establecer las herramientas, mecanismos y procesos adecuados en el centro de datos para respaldar y habilitar el potencial Big Data”: Cisco

De acuerdo con el fabricante, hoy en día el 74 por ciento de las organizaciones a nivel mundial ya han dado un primer paso en este sentido y han comenzado a recopilar, guardar y analizar datos, aunque mucho existe el reto de la seguridad que se garantice para todos estos procesos, siendo éste además de la falta de presupuesto, soluciones apropiadas y la capacitación de los recursos humanos o la asignación de expertos en esta materia de los principales desafíos.

Tomar decisiones estratégicas en tiempo real, aumentar el valor agregado de su negocio con la posibilidad de contar con herramientas que garantices la detección de fraude, seguridad en servicios y contar con acceso a la información siempre y en todo lugar, son apenas algunos de los beneficios de apostar por potenciar el Big Data.

Hoy se contabilizan 16 trillones de gigabytes de datos existentes en el mundo, la tasa de crecimiento en la generación de datos a nivel mundial suma 60 por ciento. En 202, según sus pronósticos, en 2020 tendremos 50 mil millones de cosas conectadas a internet, 37 billones de cosas nuevas conectadas y 13 trillones de conexiones.

El Internet de Todo, es la nueva revolución de la tecnología, no solo nos facilitará la vida y hará “más disfrutable”, también nos mostrará cómo hacer nuevos y mejores formas de hacer negocio.

Para los analistas de McKinsey & Company algunos otros beneficios que comienzan ya a permear en el ambiente empresarial gracias al Internet de Todo son el seguimiento de comportamiento para el marketing en tiempo real, mayor conciencia situacional, análisis de decisión impulsada por uso de sensores, optimización de procesos, optimización del consumo de recursos y el control instantáneo y respuesta en sistemas autónomos complejos.

Sin duda que el Internet de Todo potenciado a través del Big Data es más grande y va más allá de lo que creemos. Según las predicciones en esta materia de Susan Hauser, Vice Presidente Corporativa de Microsoft, estamos en el año en que el IoT se masificará.

“IoT está madurando a través de una gama de sectores de la industria y las empresas se centran en el potencial del Internet de Todo. La gente está ansiosa de entenderlo y aplicarlo en sus negocios, una tendencia que se ve reforzada por un aumento del 430 por ciento en las búsquedas del concepto IoT en Bing en los últimos 12 meses”, afirma la directiva.

Hauser asegura que ya no se trata solo de conectar “cosas”, sino que la proliferación de sensores en las cosas y el cloud computing han dado acceso a las empresas a cantidades casi ilimitadas de datos, que son moneda de cambio para el IoT. El desafío, como lo dijimos antes está en qué tan rápido se comprenda el concepto, se adopte y se utilice como información clave que resulte en mejorar el servicio al cliente, reducir el tiempo de comercialización, habilite nuevas innovaciones en el desarrollo de productos y servicios, y la transformación de los actuales modelos de negocio y flujos de ingresos.