Cinco puntos importantes a considerar cuando hablamos de la nube

22/04/15
 

Últimamente el tema de la nube está en la agenda de todo el mundo, sobre todo cuando se trata  de aplicaciones secundarias sobre cómo optimizar la gestión de gastos y recursos humanos y, en algunos casos, cuando se habla de la administración de las relaciones con los clientes. Sin embargo, a medida que este conjunto de aplicaciones y servicios soportados en la Internet (Nube) avanza a los procesos más críticos, se deben considerar cinco puntos importantes sobre su implementación:

1. Invisible. No debe existir diferencia alguna entre las aplicaciones en la nube o en servidor propio en cuanto a la interface de usuario se refiere, ésta debe ser intuitiva y consistente tanto en una PC, tableta o dispositivo móvil. Gran parte del éxito de Facebook se debe a que la experiencia social no cambia con la nube, y la interface es realmente sólida. La invisibilidad también aplica al desempeño, las soluciones en la nube deben ser igual de rápidas o más que las alternativas en el servidor. 

2. Vertical. Las empresas no deberían sacrificar funcionalidades en el caso de la nube. Las aplicaciones alojadas en ésta, deben ser igual de robustas que las versiones instaladas en servidor. Los procesos integrales del negocio requieren de una solución integral y los usuarios no pueden tolerar una versión menor ya que no les permite cumplir con su rol por completo. La migración a la nube puede ser la oportunidad de reducir la complejidad y no deber ser a costa de la capacidad.

3. Estratégica. La nube ofrece una plataforma para transformar el negocio, no solo para correr las aplicaciones. Como un activo estratégico, puede ayudar a disminuir el costo de propiedad y mejorar la flexibilidad en todos los negocios, también puede ser ideal para lanzar nuevas iniciativas en forma rápida. Cualquiera sea el caso, la nube debe optimizarse para el crecimiento.

4. Segura. La seguridad obviamente no es negociable en ningún centro de datos, esto aplica a la red y a la aplicación. Pero la seguridad es solo una cuestión. El cumplimiento de las normas del mercado y del gobierno es aún más importante al evaluar los proveedores de la nube. Por ello, antes de implementarla pregúntese: ¿Tengo la certeza de estar cumpliendo con todos los requisitos externos?, ¿mi proveedor puede mantenerse al tanto del cambio constante de las reglamentaciones?

5. Precio único. Una de las ventajas de la nube es el hecho de que las empresas pueden estructurar la inversión en tecnología como un gasto operativo y no como gasto de capital. Sin embargo, hay que tener cuidado de que el gasto operativo se mantenga bajo control y no se expanda a medida que se agregan módulos y usuarios. Se puede contar con un precio fijo para garantizar que la inversión en la nube quede fuera de presupuesto, especialmente en la parte crítica de la etapa de migración. Las empresas pueden y deben tener una total visibilidad de los costos relacionados con la nube pues ésta no debería ser un agujero negro.

Artículo de colaboración

Autor: Francisco Muñoz, director de Infor México.

Francisco Muñoz cuenta con más de 12 años de experiencia en gestión de ventas de software y tecnología. En su actual cargo, es responsable de la facturación de licencias y de las iniciativas de crecimiento en este país.