Internet de Todo: el futuro tecnológico, el negocio de hoy

Esta mega tendencia tecnológica que comenzó a acuñar términos como IoT (Internet of Things) o IoE (Internet of Everything) se perfila para ser pieza clave en el futuro tecnológico pero la oportunidad de negocio para los jugadores de la industria de IT comienza ahora. ¿Están preparados? 04/05/15
 

Por: Cristina Bravo

Cuando escuchamos términos como “Internet de las Cosas” (IoT por sus siglas en inglés) con seguridad nos preguntamos a qué se refiere. El concepto se traduce en cómo –conectamos- cosas a través de sensores que a su vez se conectan a una red (internet) a manera que producen datos.

Como sabemos, la información hoy en día tiene un valor sin precedentes. Imaginen entonces que todos estos datos generados fueran procesados de tal manera que su análisis puede influir directamente en la vida cotidiana de cada persona, en sus procesos productivos y de desarrollo, desde lo más simple hasta llegar a acciones globales. Ese procesamiento de datos influenciando a las personas y los procesos es llamado “Internet de Todo (IoE por sus siglas en inglés).

Adicionalmente estos cuatro pilares reunidos en el Internet de Todo, se interconectan a su vez con tres tipos de conexiones básicas: máquina a máquina, máquina a persona y persona a persona.

Miren a su alrededor, ¿cuántos dispositivos electrónicos tienen a su alcance? En el IoE la premisa de “conectar lo que no está conectado” busca incidir la eficiencia de prácticamente cualquier proceso, en cualquier ramo de cualquier industria… el IoE se puede visualizar desde una micro economía, hasta una economía global donde todos y todo sea más productivo, eficiente y competitivo. Desde el ámbito público y privado, pasando por verticales como la educación, salud, alimentación; por industrias como la manufacturera, la minería, por supuesto la de tecnología, energética, metalúrgica, química…. Cualquiera. El Internet de Todo podría incidir en por ejemplo en el control de tránsito de una ciudad, en su seguridad pública, sus sistemas de iluminación, el medio ambiente, gestión de residuos, administración de estacionamiento, todo ello con miras a otro gran concepto que en México se comienza a promover con mayor empuje: Ciudades Inteligentes y Conectadas.

La cadena podría parecer simple en su descripción, pero los efectos del Internet de Todo son mucho más amplios: se crean sensores que se colocan en las cosas “conectables” (-Spime1-), una vez programados comienzan a generar datos que son recibidos y analizados. Una vez hecho esto son dirigidos en diferentes vertientes para ser aplicados, puestos en marcha se convierten en influenciadores de los procesos.

Con el Internet de Todo, las organizaciones gubernamentales y empresas en todo el mundo puede ahorrar dinero, mejorar la productividad de los empleados y generar nuevos ingresos, todo mientras se generan resultados cuantificables. Estas predicciones de Cisco, uno de los principales impulsadores de la tendencia a nivel mundial, resumen bien la misión del IoE.

El IoE servirá como un potencializados de mejoras e incremento -una vez masificado- del crecimiento, desarrollo y resultados tanto de micro como macro economías. Hablamos de cómo esta tendencia tecnológica se ha convertido en un efecto transformador global a través de sus aplicaciones y beneficios derivados.

Con todas estas cosas conectadas, la cantidad de datos que se generarían a nivel mundial serían exponenciales. De acuerdo a datos de la industria de IT, actualmente se contabilizan 16 trillones de gigabytes de datos existentes en el mundo, aun cuando esa cantidad ya es mayúscula hoy en día apenas el uno por ciento de las cosas conectables en el mundo lo están, imaginen si conectáramos lo que no está conectado (99%)? Basta decir que las predicciones para 2020 son que existirán 50 mil millones de objetos físicos conectados a internet, 37 billones nuevas y 13 trillones de conexiones.

El canal nacional frente al IoE

El primer paso es la evangelización del Internet de Todo, para luego pasar a la implementación. Actualmente vemos cómo se está poniendo en marcha esta adopción de tecnologías y soluciones que impulsen de manera masiva el IoE.

“Estamos viendo a los integradores de soluciones queriendo agregar valor y vemos que las compañías están reconociendo el valor del IoE, y están tratando de definir cuál sería su especialidad y en qué área incursionar. También si por la naturaleza de sus negocios resulta más factible buscar nuevos socios de negocio que les ayuden a complementar su oferta”, dijo Max Tremp, Director de Ingeniería de Cisco en Latinoamérica, quien en entrevista con Reseller Magazine destacó que la aceleración en el proceso de adopción llevará a que 2015 sea el año de las implementaciones.

Sin duda que la evolución tecnológica a la que nos enfrentamos también demanda una transformación de los modelos de negocio actuales. Para en canal nacional es y será indispensable la especialización en aplicaciones, servicios y soluciones con miras al Internet de Todo. “Los primeros en subirse y encontrar las opciones que den una solución de negocio a los clientes finales serán quienes tengan una ventaja competitiva de aquí en adelante y el distribuidor cumple una función vital”, afirmó Max Tremp.

La oportunidad es para todos, es de quien la tome. Para sumarse a la ola ganadora del Internet de Todo, no hay una compañía que lo pueda hacer ni ofrecer todo, se trata de una integración de distintas compañías con distintas tecnologías y es ahí donde el canal, los integradores, todos, pueden agregar un valor importante.

Según un estudio de Cisco, el IoE producirá 14.4 billones de dólares de valor total entre 2013 y 2022 y para México de 34.3 mil millones de dólares en el mismo periodo, una oportunidad tanto para el sector público como privado.

Desafíos del IoE

El reto principal en el IoE radica en la seguridad, en cómo lograr que la gran cantidad de datos generados sea almacenada de manera segura, además de garantizar su correcta administración, análisis y dirección.

“El Internet de las cosas (encaminado al IoE) está produciendo la convergencia entre el mundo físico y el mundo digital. A fin de dar respuesta a este cambio de enormes proporciones, las empresas deberán implementar tecnología de avanzada que puedan organizar, almacenar, administrar y analizar rápidamente grandes cantidades de datos, incluso si provienen de una multitud creciente de fuentes”, aseguró Alejo López Crozet, Director General de Hitachi Data Systems de México y Centroamérica.

La transformación digital para las empresas es inminente. Con las muy amplias posibilidades que la frase “conectar lo que no está conectado” nos da, también son casi infinitas la cantidad y sofisticación de nuevas amenazas en materia de ciber-seguridad, frente al IoE. El desafío en esta materia depende de que los nuevos modelos de seguridad informática puedan responder y accionar antes, durante y después de un ataque, para ello se requiere basar este nuevo modelo en tres pilares, según Cisco: Tener visibilidad en tiempo real de los dispositivos, datos y la relación entre estos; ser capaces de identificar las amenazas en función de comportamientos normales y anómalos y analizar indicadores de compromiso, tener sistemas integrados y ágiles para reducir la complejidad generada por la adopción de las múltiples soluciones en plataformas unificadas.

(1) Spime: se refiere al término de las “cosas conectables” en el Internet de las Cosas (IoT). Neologismo acuñado para definir los objetos físicos con identidad digital capaces de generar y guardar información.