Juan Pelagio, un conquistador de sus propios sueños

“Cada persona es responsable de sus sueños y nadie más tienen el control de los mismos. Si lo soñamos, lo podemos lograr”. 02/06/15
 

Por: Reseller/ Cyntia Martínez

La dedicación, constancia y estabilidad que caracteriza a Juan Pelagio García, quien hoy preside la dirección general de Polycom México, tiene su origen hace más de 20 años cuando incursionó en el mundo de los negocios, tomando desde entonces decisiones certeras y definiendo planes en fondo y forma que le han permitido afrontar nuevos retos.

Todo inició cuando, al concluir sus estudios en electrónica neumática con especialización en instrumentación y control, en la Universidad de Guadalajara, realizó sus prácticas profesionales en GS Comunicaciones, canal de TI en donde experimentó un desarrollo importante, lo que le permitió ocupar diferentes cargos durante sus 11 años de estadía, hasta reportar a la dirección general adjunta de la compañía.

Posteriormente, se incorporó a Avantel, en el área de Servicio a Clientes, con una meta muy clara: desarrollarse en una empresa en la industria de servicios. En 2006, cuando Axtel cerró la compra de Avantel, fue designado gerente de Servicio al Cliente de ambas organizaciones. Años más tarde, le fue asignada la dirección de Ventas y Servicio a Clientes de Axtel y Avantel; después fue nombrado director Regional de Ventas y Servicio a clientes corporativos en Axtel.

En 2012 emprendió un nuevo reto al incorporarse a Polycom como gerente de Cuentas en la región Occidente y en enero de 2014, fue promovido como director general de la organización en México, convirtiéndose en el responsable del liderazgo y conducción de la compañía en el país.

“Este es uno de los más grandes retos a los que recientemente me he enfrentado, al tener que adoptar un nuevo modelo de negocio absolutamente diferente a la manera en que había trabajado antes que involucra al fabricante, mayorista, canal y usuario final. Es un modelo que percibo con más intensidad y eso me apasiona. Esa pasión es la que ha logrado una empatía con todo el equipo de Polycom México, lo que nos ha permitido ser exitosos en 2014 y lo que va de este año, cumpliendo los retos”.

Trayectoria que le ha permitido implementar principios entre su equipo de trabajo; uno de los más básicos, la integridad: “Si trabajamos en equipo, colaboramos y ejecutamos las responsabilidades en una organización con integridad, no hay duda de que los resultados se logren y se entreguen de manera natural”.

Explicó que, en términos de roles y actividades, el enfoque en los resultados y no a la tarea es indispensable. Para ello, debe haber absoluta confianza entre todos los integrantes que conforman un grupo de trabajo.

“Para solicitar la entrega y el cumplimiento de los objetivos, el líder debe dar el ejemplo”.

La familia como pilar

Para el directivo, la familia es un pilar indispensable en su vida. Compartió que uno de sus principales objetivos es transmitir a sus hijos un mensaje que ha empleado en su vida profesional y personal: “-Somos los responsables de que los sueños se lleven a cabo y nadie más tiene el control de los mismos-. Tomé el reto de la dirección general de Polycom México. A partir de 2014 hemos sido capaces de superar las expectativas y ese era mi sueño; no sólo se trataba de cumplir con el objetivo que la compañía nos estaba planteando sino llevarlos más allá. Si lo soñamos, lo podemos lograr”.

Pelagio, quien se calificó como una persona estable y estructurada, añadió que la capacidad de realizar trabajo en equipo, la confianza y valores como la ética y la integridad son los elementos que evalúa para formar, desarrollar y conducir a un equipo de alto rendimiento. “Son las premisas para construir al activo más importante en una organización: el talento humano”, concluyó.