Cien agradecimientos

Editorial Agosto de 2015
 

Por: Ricardo González

Mi manera regular de escribir el editorial es simple, siempre tengo al menos cinco temas de actualidad que evalúo en dos o tres horas y me dejo ir sobre el teclado para después dejar el texto en la pantalla -sin guardar el documento- y releerlo un par de veces antes de darle salida. En esta ocasión las cosas no han seguido su curso natural, no me interesa hablar de nada actual o de relevancia global, al fin y al cabo al momento de poner el punto final ya formará parte del pasado; ese mismo que me obligó a contemplarlo para escribir esto. Es cierto que me siento sumamente orgulloso de esta primer centena de ediciones, sin embargo si alguien me hubiera puesto sobre aviso de al menos la mitad de tropiezos de vida que tendría para llegar acá, seguramente jamás lo hubiera intentado. Con esto y sin afán de creerme líder de opinión o algo por el estilo, me queda cada día más claro que la única decisión real que podemos tomar en esta vida es la forma de afrontar el viaje, el camino no es elección propia. 

En este mismo camino que se convirtió muy rápido en mi forma de vida, he conocido a muchísimas personas valiosas, todas ellas y quizá aún contra su voluntad me han dejado una enorme enseñanza, hemos tenido a nuestro lado en 8 años a los mejores colaboradores que pudiera tener cualquier empresa, he fincado amistades entrañables y sobre todas las cosas creo que hemos cumplido la primer meta de muchas que debe tener cualquier medio: Crecer sin faltar nunca a los principios.

Unos van, otros llegan, otros se quedan en el camino... Nosotros seguimos felices de seguir andando, aprendiendo de cada uno de ustedes. Muchas gracias.

Nos vemos el próximo mes, justo ahí o en un lugar mejor...