La nueva educación en la era de la tecnología

Con la tecnología como una aliada en el proceso de aprendizaje, la oportunidad reside en el canal para la comercialización de hardware y conectividad en este Back to School. 03/08/15
 

Por: Reseller/ Cyntia Martínez

La inclusión digital es una de las prioridades del Gobierno Federal desde el sexenio pasado. Aunque desde años anteriores se percibió la intención de incorporar herramientas tecnológicas a la educación básica (Enciclomedia y HDT) es hasta hoy, -a reserva de que se logren los objetivos establecidos-, que se observan resultados con la puesta en marcha del programa de Inclusión y Alfabetización Digital que benefició a la población menos favorecida incorporándolos a la cultura digital. Para ello, la Secretaría de Educación Pública (SEP) entregó un total de 709 mil 842 tabletas; 664 mil 201 de los equipos fueron destinados a estudiantes de 5º de primaria y a 45 mil 623 a docentes en seis entidades del país. Dispositivos que ya contaban con contenidos precargados en apoyo al programa establecido por la Secretaría y que posteriormente serán actualizados gracias a un servidor central.

Asimismo, 20 mil 542 aulas fueron equipadas con un ruteador, un pizarrón blanco y un proyector como herramientas de apoyo para los maestros. Iniciativa que, además de beneficiar a los estudiantes, dio paso para que, en muchos de los casos, los infantes tuvieran su primer acercamiento a un dispositivo móvil; en muchos otros, dejó entreabierta la puerta para que integraran otras tecnologías complementarias.

Para el canal, dicho programa también representó una oportunidad. Por ejemplo, el integrador de soluciones, Synnex México de Héctor Lara, fue uno de los jugadores que ganó la licitación para la venta de 118 mil 304 tabletas.

Tabletas, solo uno de los elementos del ecosistema

En este contexto, el Director Comercial en VideoNet, René Martínez, explicó que las tabletas se han convertido en una tendencia en cuanto a la inversión del segmento educativo. Sin embargo, aseguró que esto no es suficiente para dotar a los alumnos de herramientas digitales para favorecer el aprendizaje en las aulas, pues éstas deberán complementarse con otras tecnologías de las que deberá hacer uso el profesor para apoyarse y llevar la clase, función que puede satisfacerse con un pizarrón electrónico o con pantallas digitales.

“Se trata de una combinación de varias tecnologías como tabletas, computadoras y pizarrones interactivos. Todas estas herramientas deben interactuar para ofrecer beneficios reales a los alumnos. El maestro necesita una herramienta que lo una a la clase y creemos que esta función la satisface un pizarrón interactivo”.

Detalló que en el caso de países como los europeos, las pantallas son una tendencia; de hecho, cerca del 70% de la base instalada que anteriormente fueron pizarrones, hoy son pantallas.

Aún así, informó que el mercado mexicano se encuentra en una etapa madura, en donde los pizarrones electrónicos ya no son una novedad, pues muchas escuelas ya conocen este tipo de tecnología, incluso poseen un aula digital. “Muchos de ellos creen que es suficiente con pasar a los niños una vez a la semana a ésta área para enseñar el contenido que hay en internet y con eso se cumplen las expectativas. En algunos casos, lo hacen para mostrar a los padres de familia que la escuela está innovando y están actualizados, tecnológicamente hablando”.

En este sentido, manifestó que las escuelas en México se preguntan cuáles son los beneficios de invertir en un pizarrón interactivo, además de hacer una planeación previa para la incorporación de la tecnología en sus métodos de estudio.

El ejecutivo dijo que uno de los principales retos a los que se enfrenta la compañía al vender tecnología al segmento educativo es romper con el paradigma de creer que con comprar tecnología los alumnos serán mejores casi de manera automática.

“Hay estudios que demuestran que mientras más recursos utilicen en un aula, como auditivos o visuales, se capta de mejor manera la atención de los alumnos y con ello, incrementa el conocimiento, pero dependerá mucho de la labor del profesor y las aptitudes del alumno”.

Por ello resulta fundamental que se redefina el modelo educativo para incorporar la tecnología a los planes de estudio de manera transparente, de acuerdo con el ejecutivo quien subrayó además la oportunidad que en ese sentido tiene el canal al especializarse en soluciones para este segmento las cuales se ofrezcan a medida de las necesidades de cada cliente (institución) puesto que continua habiendo una fuerte tendencia de que “la tecnología en las escuelas no ayuda en nada y otra que considera que lo solucionará todo”.

El trabajo del canal

Con este contexto, queda claro que la labor del canal consistirá en hacer una venta consultiva y de otorgar un seguimiento puntual de la vigencia de la base instalada.

De acuerdo con René Martínez, la vida útil de los equipos son de tres a cinco años; no obstante, hay instituciones en las que se mantienen hasta por diez años. En el caso de las pantallas, el ciclo de vida es de diez a quince años. “Cuando existe seguimiento y actualización de la tecnología, las cosas funcionan mejor”. Dejó en claro que la curva de adopción de estos equipos por parte del mercado se ha estancado, no obstante, se prevé que la demanda crezca como resultado de la difusión de esta tecnología.

Hardware ¿quién dijo que ya no es rentable?

Externó que en cuestión de volumen de unidades, las escuelas son quienes adoptan en mayor medida estas soluciones. Sin embargo, también existe un crecimiento por parte de las empresas en la adquisición de estas tecnologías.

“Las empresas invierten un poco más en los equipos, pues sus recursos son mayores”. Detalló que las empresas son más abiertas a implementar estas tecnologías, al encontrar beneficios en la seguridad de la información como valor, pues al poder compartir los contenidos con las personas indicadas, las cuestiones estratégicas de la compañía no peligran.

Destacó que, a diferencia del hardware tradicional, la comercialización de estas soluciones educativas resulta rentable para el canal debido a la oportunidad en este segmento de mercado. “Para muchos resellers no representará el mayor número de unidades vendidas pero sí lo que le genere la mayor ganancia”.

Desde la visión de mayorista, indicó que tiene la obligación de entender la tecnología, mostrar la innovación, ofrecer las herramientas de instalación y capacitación y apoyo financiero al canal para proyectos, además de conocimiento de mercado y producto. “Back to School representa la temporada más fuerte para nosotros y estamos listos para ello”, afirmó.

WiFi en la transformación de la educación

Otra de las tecnologías que ha revolucionado los métodos y herramientas educativas son el internet, aunada a la tendencia de la movilidad, por lo que el WiFi ha sido una de las innovaciones más importantes del siglo XXI.

Hasta hace algunos años, las universidades eran quienes lo implementaban con mayor frecuencia, sobre todo la iniciativa privada, pero con el tiempo, las instituciones públicas también incorporaron infraestructura para ofrecer esta tecnología entre su comunidad. Lo que ofrece a los estudiantes la facilidad de trabajar fuera de las aulas o bibliotecas pues ahora tienen acceso a la red tanto en salones como en áreas públicas.

“El WiFi educativo empezó a generar herramientas para trabajar con audio y video, dibujos, social media, blogs, video streaming, entre otros. El estudiante interactúa de manera segura, remota, compartida y virtual”, manifestó el Director de Ingeniería Ruckus Wireless México, Jorge Avello Ramirez y aseguró que la evolución en México empieza a despegar con la incorporación de nuevas tecnologías WiFi en complemento con herramientas de colaboración como tabletas y smartphones.

BYOD en las escuelas

Desde la óptica de Jorge Avello, el BYOD (Bring Your Own Device) no solo impacta el ámbito empresarial, pues también en las escuelas los estudiantes comenzaron a llevar sus propios equipos, por lo que las instituciones educativas debieron robustecer su infraestructura en materia de seguridad informática así como de soporte de red para poder mantener un gran número de dispositivos conectados simultáneamente sin perder conexión.

“Los estudiantes llevan su dispositivo a la escuela como herramienta de trabajo, utilizan servicios en la nube y conexiones remotas, impactando otro tipo de elementos en la red como enlace”.

Los retos

De acuerdo con el directivo de Ruckus Wireless México, hasta hace poco, uno de los problemas más comunes a los que se enfrentaban las escuelas era no contar con la asesoría adecuada en la colocación de los routers, traduciéndose en problemas de cobertura regular, estabilidad del WiFi, puntos de acceso sin administrar y control para conexión de visitantes.

Compartió que el incremento en el uso de dispositivos es otro de los problemas a los que se enfrentan pues día con día aumenta la cantidad de equipos que los alumnos conectan a la red, además de poseer cada vez mayores capacidades tecnológicas, máxime en temporadas como el regreso a clases o en épocas decembrinas.

Las formas de interacción entre los estudiantes han cambiado, así como las herramientas que utilizan para mantenerse informados, realizar sus actividades escolares o de esparcimiento mientras se encuentran conectados a una red inalámbrica institucional, pues pasaron de utilizar la red para ver contenidos en YouTube o redes sociales a incluso realizar actividades con aplicaciones que integran voz, video y datos, por lo que la infraestructura deberá ser adecuada para soportarla.

“Los estudiantes son los que se benefician de esta tecnología, por lo que demandan una buena red, buen desempeño, que permita libre conexión y educación de mayor calidad, la cual hoy se complementa con diversas herramientas tecnológicas”.

La oportunidad para el canal

El sector educativo representa una excelente oportunidad para el canal. Se trata de un negocio al que aún le falta mucho por explotar con la llegada de nuevas tecnologías como AC1, lo que se convierte en una oportunidad de mercado para integrar nuevas funcionalidades en el ámbito educativo.

Aunque va siendo mayor la adopción de tecnología en el sector de la educación, la realidad es que aún queda mucho por hacer.

Hoy vemos como desde la educación básica, algunas de las instituciones ya han comenzado a acercase a algo que se vislumbra como un nuevo modelo educativo, pero con muchos desafíos que superar, pues no existe, -por lo menos no de manera generalizada al día de hoy-, una integración del modelo tradicional hacía con el que busca ser un “nuevo modelo” que contempla la tecnología como herramienta de aprendizaje, como una extensión y complemento pues por un lado se dota de equipos de cómputo y móviles al alumnado pero no se desarrolla una estrategia que integre el uso de esos dispositivos que facilitan el uso de herramientas de voz, datos, audio y video, en los planes de estudio. El reto en el sector está primeramente en que esa inclusión entre ambos modelos educativos den paso a uno en el que tanto los libros de texto y la tableta con acceso a internet –por ejemplo-, vayan de la mano bajo un mismo objetivo que incentive al estudiante y le dote de más herramientas que se traduzcan en habilidades que le den acceso a nuevas y mejores oportunidades, y para el canal – al ser un sector con tan amplias posibilidades de negocio-, el reto será innovar en la gama de servicios y soluciones que se pueden ofrecer bajo proyectos integrales (videovigilancia, movilidad, administración –CRM y ERP a la medida-, desarrollo de aplicaciones, etc.) que le hagan sentido tanto a quienes dirigen las instituciones como a los propios padres de familia, y que hagan eco sobre todo en la estrategia de la nueva educación en la era de la tecnología.

(1) La tecnología WiFi AC es una evolución de las redes inalámbricas actuales, la cual se utiliza a través de la banda de frecuencia de 5GHz. Con WiFi AC al ser menos común en su uso -hasta ahora-, presenta una cantidad mínima de dispositivos conectados ofreciendo así al usuario una mejor experiencia de navegación con menos interferencia y mayor velocidad.