El camino correcto al éxito en su negocio

01/09/15
 

El éxito en los negocios se reduce a dos temas: la solidez de su plan o estrategia de negocio y su habilidad para ejecutarlo.  Todo lo demás gira en torno a eso. “Es mejor ser consistentemente bueno, en lugar de ser ocasionalmente genial”. Esto también aplica para los procesos de negocio.

Cuando un negocio tiene buenos procesos, es más seguro que reciba grandes recompensas. Llevados a cabo correctamente éstos pueden ayudar a: mejorar la calidad de sus productos y servicios, aumentar la satisfacción del cliente, preparar a la empresa para adaptarse al cambio rápidamente, ayudar a identificar fuerzas, debilidades y áreas de oportunidad, resaltar nuevas oportunidades y ayudarlo a aprovecharlas rápidamente, ahorrar dinero y contribuir a generarlo.

El mejor consejo que podría darle a los dueños de PyMEs es que se enfoquen a revisar si lo que están haciendo lo hacen de la mejor manera, de lo contrario es momento de hacer cambios. A continuación comparto algunos pasos que contribuyen a mantener buenos procesos y, en consecuencia, a generar una compañía más eficiente: Identificar qué procesos puede mejorar – Encuentre los procesos en su compañía que consumen muchos recursos y generan poco valor; Romper el proceso – Examine cada paso a detalle y pregunte a los colaboradores del proceso como llevan a cabo la etapa en la que participan; Analizar – Investigue los problemas que conlleva el proceso. Por ejemplo, cuellos de botella, disminución de calidad, etapas del mismo que causan conflicto; Rediseñar el proceso – Una vez que ha identificado los problemas, deshágase de ellos. Pida sugerencias de las personas involucradas en el proceso para poder transformarlo y llevarlo a cabo; Planificar sus recursos – El siguiente paso es mapear los recursos que utilizará para hacer los cambios necesarios. Considere tecnología, consultoría, más empleados, etc; Documentar – Una vez que tiene su plan o estrategia, ponga por escrito los nuevos procesos para que todos tengan acceso a ellos y los entiendan; Implementar y comunicar el cambio – Mejorar sus procesos puede requerir modificar sus sistemas, equipos u otros procesos. Asegúrese de dar el entrenamiento y soporte necesario para que esto suceda. Esté preparado para la resistencia que puede existir al inicio y para un lento inicio y finalmente Revisar el proceso – Monitoree el progreso que logran y pregunte a sus empleados sobre su experiencia con el nuevo proceso.

Los cambios requieren tiempo, a veces suceden rápidamente y otras veces pueden ser dolorosamente lentos. De cualquier manera, los cambios que haga en su negocio deben ser vistos como una inversión de tiempo, recursos y capital humano; por lo tanto no deben ser definidos a la ligera.

Artículo de colaboración

Autora: Georgina González, Directora de Business One para SAP México.