Adán Reyes, entusiasta y visionario de la industria de TI

Oriundo de la Ciudad de México, pero considerado a sí mismo tapatío, ya que ha vivido en la capital de Jalisco prácticamente toda su vida, el Ingeniero Adán Reyes, hoy Director Comercial y co-fundador de Crece Computación, considera que uno de sus más altos valores es conservar la capacidad de asombro ante la vida y máxime ante la industria de las tecnologías que ha visto crecer y desarrollarse a lo largo de su trayectoria por este mundo de TI. 01/10/15
 

Por: Reseller / Cristina Bravo

Aunque por cuestiones familiares, -su padre junto con su familia viajaba por toda la República constantemente-, nació en la capital del país, ha pasado la mayor parte de su vida en la ciudad de Guadalajara por lo que se considera cien por ciento tapatío. Aquí comenzó con sus estudios y se graduó en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores ITESO, de la ingeniera en sistemas informáticos, forma parte de la quinta generación de esta carrera. Anteriormente buscó seguir los pasos de su padre en la ingeniería química, pero en los primeros semestres se dio cuenta que su camino era otro y escuchó el llamado de lo que hasta ese momento era algo nuevo: los sistemas informáticos.

Recién egresado y totalmente entusiasmado por la tecnología, fue reclutado por la compañía refresquera de mayor renombre a nivel mundial. Con un futuro prometedor, sólido y seguro dentro de esa empresa, su inquietud de continuar aprendiendo y emprender algún proyecto por cuenta propia, lo llevaron a tomar una de las decisiones más relevantes de su vida. Dejó la empresa y la estabilidad que se vislumbraba para apostar por la idea de marcar su propio paso ahora en la industria de TI. Se asoció con otros cinco compañeros de la carrera y así nació Crece Computación en 1986.

“El campo de acción era muy amplio y estábamos viviendo el boom en ese momento de las empresas en materia de tecnología, la accesibilidad era mayor ya con las PCs, las microcomputadoras. Ya no se trataba de algo solamente para las empresas grandes. El trabajo se multiplicó y era desde programar, dar mantenimiento, consultoría, capacitaciones… en ese momento había muy pocos profesionales del cómputo y podías moverte en todas esas áreas. Y así iniciamos (…) No fue fácil, todo el mundo me tildó de loco porque en su momento me decían: -oye es que conseguiste un buen puesto en una empresa de ese tamaño y recién egresado tuviste esa suerte, ¿cómo es posible que lo deseches para irte por tu lado a la aventura si ninguna certidumbre?-. E iniciamos con muy pocos recursos, básicamente con la idea y nada más”.

Algunos de sus primeros clientes fueron despachos contables que buscaban migrar sus modelos de servicio a la parte computacional, boutiques de ropa, -que ahora son grandes cadenas por cierto-, incluso uno de sus mejores clientes fue la propia compañía que años antes había dejado Adan Reyes; HP, Compaq e IBM, este último ahora Partners Premier, nivel en el que se mantienen desde hace varios años, después que decidieran especializarse en la parte de infraestructura y soluciones de almacenamiento, alta disponibilidad y continuidad de negocio, del fabricante.

Sin duda que para cumplir los 29 años de Crece Computación que recientemente celebró al lado de su equipo de trabajo y amigos de la industria, se requieren de factores fundamentales como lo son la disciplina, la constancia y el trabajo arduo. Por ello Reyes considera al liderazgo como una forma de vida “Hay que ser líder de uno mismo para poder eso reflejarlo ante la gente que está alrededor de ti para que a la vez ellos te reconozcan como un líder. Tienes que ser un ejemplo, uno que se de en base a tu actuar diario. El líder debe ser congruente entre el pensar, el hacer y el decir”, reflexiona Reyes.

La lectura, la música (blues y jazz) y el deporte son algunas de sus aficiones. Por supuesto pasar tiempo con la familia es esencial para continuar con la motivación diaria que se requiere. “Yo me considero una persona muy inquieta, siempre con muchas ganas de aprender, de actualizarme y que todavía se sorprende ante los retos y los avances que tiene la industria, de verdad aun me entusiasma mucho esta industria día con día. Muchos podrían pensar que después de tantos años esto es aburrido, pero a mí me sigue sorprendiendo y me sigue pareciendo igual de emocionándome que como cuando inicié y no perder la capacidad de sorpresa es algo que valoro”. Suspira.

Hablar del futuro, es traer a la mesa temas como la innovación, del cómo las grandes tendencias están revolucionando el mundo de la tecnología y cómo estas mismas megatendencias están transformando la forma de hacer negocio, romper paradigmas e imponiendo nuevos los retos, que los tiempos actuales y venideros demandan. “Estos son como renaceres, cuando la industria se vuelve a crear a reinventar, y esto lo hemos visto por ejemplo cuando surgió la microcomputadora, cuando vino el tema de Windows, las redes, la llegada de internet, todos estos cambios que ha habido y que han revolucionado la industria”, explica.

El ejemplo habla por cuenta propia. Sin embargo, en un mensaje final Adan Reyes, entusiasta y visionario concluye: “Nunca dejen de sorprenderse de lo que pueden descubrir en esta industria, no dejen de capacitarse, de aprender, de continuar innovando en sus propios nichos. No dejen que la zona de confort los absorba, continúen trabajando. Busquen más e inviertan en conocimiento”, y como versa un proverbio chino y cito aparte: “El conocimiento es un tesoro que acompaña a su dueño a todas partes”.