Schneider Electric presenta su oferta de centros de datos modulares en Datacenter Dynamics

08/10/15
 

Por: Reseller / Agencias

El Internet de las Cosas (IoT) está generando una demanda de datos sin precedentes a gran velocidad. Se calcula que para 2018 la transferencia global de datos alcanzará los 8.6 zettabytes¹, esto equivale a mil exabytes o mil millones de terabytes. Por esta razón, los centros de datos se enfrentarán a la necesidad de tener que responder en tiempo real a las necesidades de información de los usuarios, y el envejecimiento de los equipos y los procesos manuales ya no serán lo suficientemente robustos para hacer frente a esta avalancha.

“A nivel industrial, la información en tiempo real y el tratamiento de grandes cantidades de datos ya se extiende a industrias como la automotriz, minería, oil & gas, automatización de edificios, almacenes, plantas, etc.”, mencionó el Gerente de Desarrollo de Negocios para la Unidad IT de Schneider Electric Latinoamérica, Arturo Maqueo. “El Internet Industrial de las Cosas (IIoT) será de gran ayuda para monitorear las actividades que realiza la compañía, pero para que el sistema sea eficiente necesitará un centro de datos robusto que le permita responder en tiempo real y sin interrupciones a estas demandas”.

¿Cómo diseñar el mejor centro de datos? En primer lugar hay que definir los objetivos. Saber si lo que se buscarán son ahorros a largo plazo, aumentar la resistencia, una mejor seguridad, una mayor sostenibilidad o todas las anteriores. Posteriormente, de acuerdo a John Sheputis, Presidente de InfoMart Data Centers, existen tres tácticas para construir el centro de datos más conveniente: Simplicidad en diseño: Esto reduce costos en la construcción. Hay que tener en cuenta que una sobre-simplificación puede llevar a una reducción del desempeño, pero el truco está en encontrar el balance perfecto entre simplificación de diseño y de resiliencia. Tecnología de mantenimiento predictivo: El uso de sistemas de monitoreo de las baterías de UPS minimiza la interacción humana y reduce los costos de mantenimiento, pues el sistema puede realizar cientos de mediciones en segundos frente a las horas que le llevarían a un técnico tomar todas las medidas de forma manual. Mejores prácticas de mantenimiento: Hay que analizar esto desde dos perspectivas; el alcance del mantenimiento realizado en el equipo y la calidad de los procesos y las personas. Los centros de datos prefabricados son una solución que tiene la posibilidad de crecer junto con el negocio, agregando módulos conforme vaya siendo necesario. Esto permite integrar la inversión de manera más efectiva al presupuesto de cada compañía. Se trata de una solución que garantiza el ahorro de meses e incluso años en la implementación. Están prediseñados con hardware y software integrado, montados y probados en fábrica para su rápida y sencilla implementación.

“Cada centro de datos es diferente, porque las necesidades de cada negocio son diferentes”, agregó Arturo Maqueo. “La tendencia de utilizar centros de datos modulares es una solución útil para empresas y proyectos de actualización que buscan repotenciar su capacidad energética e informática. Estas soluciones se personalizan de acuerdo a cada cliente, desde PyMES, entidades de gobierno y hasta los grandes corporativos en todo Latinoamérica”.

La infraestructura y operaciones de los centros de datos ahora deben ser tan inteligentes (o incluso más) que las máquinas y dispositivos a los que se conectan. Y mientras la tecnología avance y nuevas capacidades y tecnologías sean liberadas, habrá que mantenerse a la vanguardia.

Además de la reducción de costos, tiempos de planeación y ejecución, las soluciones simples pero inteligentes facilitan la operación, y esto es también la plataforma para la automatización, que es un requisito clave en el entorno moderno de los centros de datos.