Diez hábitos de personas exitosas

Para los seres humanos el desarrollo de hábitos surge generalmente de manera espontánea, como cuando los niños aprenden a cepillarse los dientes antes de ir a dormir. Sin embargo, existen otros que conscientemente necesitamos construir, ya que son fundamentales para nuestro crecimiento. 19/04/16
 

Para los seres humanos el desarrollo de hábitos surge generalmente de manera espontánea, como cuando los niños aprenden a cepillarse los dientes antes de ir a dormir. Sin embargo, existen otros que conscientemente necesitamos construir, ya que son fundamentales para nuestro crecimiento. Un ejemplo es cuando alguien debe aprender a manejar ciertas herramientas tecnológicas, pues el contexto le obliga a desarrollar estas habilidades para poder crecer, aprender y hasta ascender en un puesto.

Es importante que las personas construyan estos hábitos, pero no solo eso, sino que los conviertan en acciones y los incorporen a sus vidas diarias. “Para obtener resultados diferentes, hay que tener y desarrollar las habilidades correctas. Algunos investigadores mencionan que existen hábitos fundamentales para que las personas sean exitosas, puesto que cada uno de ellos es un pilar para alcanzar las metas que cada ser humano se proponga”, afirmó Elizabeth García Altamirano, Gerente de Capacitación y Desarrollo, durante el webinar “10 hábitos de personas exitosas”, llevado a cabo por la UNITEC.

1. Ser proactivo. Tomar el control de nuestras decisiones, ya que, aunque existen factores en el entorno que pueden afectar el objetivo que se sigue, hay que asumir la responsabilidad respecto a las acciones que se toman para conseguir lo que se busca.

2. Fijarse objetivos y metas. Es uno de los hábitos más importantes y es básico para conseguir lo que se desea. Tener metas precisas da la claridad de hacia dónde queremos llegar, cuándo y hasta cómo hacerlo. Fragmentar un objetivo general en pequeñas metas también ayudará a que ésta sea alcanzable en un tiempo factible.

3. Ser accountability. Hoy en día es una de las competencias más valoradas dentro de las empresas; las personas exitosas afrontan los obstáculos que se les presentan tomando las decisiones necesarias para que, pase lo que pase, se cumpla el resultado planteado, afrontando retos y responsabilidades.

4. Identificar áreas de desarrollo. Actualmente al crecimiento personal no depende tanto de las empresas, sino de uno mismo a través de la experiencia, lo que permite crecer tanto personal, como laboralmente. Saber identificar cómo, dónde y por qué puedo crecer es un punto crucial para lograr el éxito.

5. Administrar el tiempo. Planificar, organizar y ejecutar con base en prioridades es uno de los hábitos más importantes a desarrollar. Hacer una planificación semanal con objetivos diarios puede ayudar a conseguir las metas planteadas.

6. Ser empático. Tratar de identificar sentimientos y pensamientos en los otros, ponernos en su lugar, y actuar con base en ello resulta primordial para evitar conflictos, lo cual es un factor a favor para tener un mejor canal de comunicación.

7. Saber escuchar. Brindar atención y cuidado a lo que otros dicen nos vuelve conscientes de por qué, cómo y de qué manera actúan los demás. Eso nos permitirá abrir puertas hacia un crecimiento exitoso.

8. Ser asertivos. Expresar lo que se quiere decir de manera franca, abierta y directa, pero sin afectar a los otros, resulta un canal de comunicación exitoso, pues permite expresar concretamente lo que deseamos, nuestras dudas o lo que necesitamos.

9. Mantener el equilibrio. La gente exitosa tiene claridad en sus metas, lo cual incluye todas las partes de su vida (física, mental, social, emocional y laboral). Lograr un balance entre estos aspectos es fundamental para no afectar nuestro aprendizaje y desarrollo.

10. Generar compromisos. No solo con las otras personas, sino con uno mismo. Buscar mejorar continuamente, aprender y crecer de manera constante, asumiendo retos y logrando objetivos, es un valor fundamental para el continuo crecimiento de los seres humanos.


“El éxito no tiene una fórmula mágica ni una receta secreta, se debe trabajar día a día para alcanzarlo y existen hábitos que nos ayudarán a lograrlo. Estos hábitos no aparecen de un día a otro, sino que deben trabajarse para que se vuelvan parte de nuestras vidas; así, estaremos un paso más cerca de conseguir lo que queremos”, concluyó García Altamirano.