Más de 217 mmp gastaron los mexicanos en el Buen Fin de 2015

En la primera edición del Black Friday mexicano (2011) a la última el año pasado, se ha duplicado el total de capital desembolsado por los ciudadanos. Con datos de Deloitte. 11/11/16
 

Por: Reseller / Agencias

El año pasado Deloitte se dio a la tarea de publicar un estudio sobre el impacto socio-económico de “El Buen Fin” en nuestro país. Desde su primera edición en 2011, donde se vendió cerca de 106 mil millones de pesos, se ha duplicado el total de capital desembolsado por los ciudadanos en 2015 (217 mil 432 millones de pesos); lo cual refleja la aceptación de los consumidores año tras año.

De la muestra encuestada estos fueron los resultados más llamativos:

A pesar de que el principal objeto de esta temporada del año es mejorar las oportunidades de compra para el consumidor, impulsar la actividad productiva, generar empleos y fortalecer el mercado interno, puede ser que no todos los consumidores lo hagan de manera consiente y se termine incentivando más bien el consumismo y el endeudamiento.

Una iniciativa impulsada tanto por Gobierno Federal y el sector privado tiene mayor impacto cuando son los dos sectores los que controlan nuestro sistema económico por completo. Uno de los sectores a los que logró llegar este proyecto es la dinámica organizacional, algunas dependencias públicas optaron por adelantar los aguinaldos a sus empleados, con el propósito de aprovechar esta temporada de rebajas comerciales. La Concanaco-Servytur reportó que fueron 12 los estados que adelantaron el aguinaldo en 2015 a sus trabajadores y cerca de 40 municipios.

Pero ¿qué es lo que realmente quieren comprar los consumidores en esta época y qué es lo que realmente necesitan? es importante tener presente que el hecho de que se adelante dinero ganado con el esfuerzo y el trabajo de todo un año, no es una alternativa, premio o solución viable si no se tiene una cultura de administración, finanzas personales o conciencia de consumo, al contrario se estaría estimulando una actitud consumista que culmina en una cultura de endeudamiento. Fernando Rosales Collignon, fundador de SEA, analiza este fenómeno social el cual repercute directamente la actitud del consumidor y en sus percepciones de satisfacción; ante esta fecha próxima recomienda a los colaboradores de cada organización hacer buen uso de su aguinaldo adelantado, si es que su empresa decidió tomar decisiones:

Medita: compra premeditadamente, planea antes de entrar al centro comercial

Compara: tomar una decisión de compra sin antes comparar precios con la competencia directa e indirecta, tiendas departamentales e incluso fechas, es un fracaso de consumo

Infórmate: Conocer totalmente lo que ofrece el producto o servicio

Sé realista: Saber si las facilidades de pago se ajustan a nuestro flujo, para no endeudarse

Calcula: No confiar en los atractivos meses sin intereses, analizar las finanzas personales a largo plazo antes de comprometer 12, 48 o 52 meses de sueldo

La evaluación de consumo se hace a nivel individual con apoyo de la comparación social (experiencia previa en conjunto con la recomendación de otros), y la percepción de justicia del consumidor es concebida gracias a dos actitudes: satisfacción hacia un evento en particular (por ejemplo El Buen Fin) e Intenciones conductuales al pensar en la organización como un todo (experiencia de compra); para que tu concepción de justicia posterior a El Buen Fin permanezca intacta en gran medida no depende de las ofertas que el mercado te ofrece, dependerá de lo preparado, informado y consciente que estés para ello. 

Este año el  Black Friday se espera del 18 al 21 de noviembre.