Microsoft y Red Hat expanden las posibilidades en la era de la nube híbrida y la interoperabilidad

Con esta alizanza puede moverse entre el entorno de nube y sus centros de datos, tener la flexibilidad de integrar datos on-premise con cargas de nube, así como operar bajo Red Hat Enterprise Linux, al tiempo que disfrutan de los beneficios que Microsoft Azure les brinda. 30/11/16
 

Por: Reseller / Agencias

Actualmente, las empresas eligen esquemas híbridos de cómputo en la nube, lo cual obedece a la versatilidad que les ofrece el tener lo mejor de los dos mundos: efectividad para tratar datos sensibles para el negocio, por un lado, y altos niveles de rendimiento y escalabilidad, por el otro.

Con la unión de Microsoft y Red Hat ofrecerán a sus clientes soluciones en nubes híbridas. Entre los elementos clave de esta alianza que pueden beneficiar a las empresas destacan: soluciones de Red Hat disponibles de manera nativa para clientes de Microsoft Azure, soporte de grado empresarial integrado que abarca ambientes híbridos, y gestión unificada de cargas de trabajo a través de los desarrollos de nube híbrida.

Se trata de una alianza que va más allá de la capa del sistema operativo, la cual ofrece soluciones reales que consideran elementos como interoperabilidad, integración, apertura y nuevas tecnologías.

También para los desarrolladores, ISVs y socios de negocio, las tecnologías de Red Hat y Microsoft juntas abren una escala de oportunidades para el desarrollo de una nueva generación de aplicaciones, al proveerles opciones diferentes para crear escenarios híbridos y extender el alcance de todas las partes involucradas. Ahora, estos jugadores pueden habilitar sobre Microsoft Azure aplicaciones basadas en Red Hat, y soportar en Red Hat Enterprise Linux y Red Hat OpenShift Container Platform así como aplicaciones basadas en .NET.

Esta colaboración anunciada en noviembre pasado, abre para el mercado alternativas basadas en Open Source, potencializando los alcances de su base tecnológica en una era en la que una de cada cuatro máquinas virtuales de Azure corren sobre Linux, y en la que las empresas están ávidas de colaborar a nuevos niveles con los diversos participantes de la industria de TI, así como integrarse con sus diferentes tecnologías y plataformas.

Microsoft y Red Hat son compañías que proveen soluciones de nube: ambas se enfocan en proveer flexibilidad, seguridad rigurosa y ambientes operativos de clase empresarial, con una oferta de nube consistente, que abarca opciones de nube privada, pública e híbrida, tanto de infraestructura como servicio (IaaS) como de plataforma como servicio (PaaS).

Estas organizaciones buscan conformar un ecosistema consistente que permita la estabilidad de procesos y operaciones. Asimismo, atributos de grado empresarial, como la confiabilidad, la seguridad en entornos de misión crítica y el soporte integral, son también temas prioritarios para ellas.

La interoperabilidad se ha convertido en un requisito empresarial, razón que motiva a Red Hat líder en soluciones de código abierto, y a Microsoft Azure, que soporta Linux desde hace tres años, a colaborar en la tendencia de Open Source que despega cada vez más.