Industrias mexicanas exploran la realidad virtual.

El tratamiento de la fobia a las arañas o el miedo a hablar en público; la generación de una experiencia inmersiva en un destino turístico, así como la expansión en el uso de visores a todos los sectores de la población, son algunas de las áreas en las que los mexicanos están explorando los beneficios de la realidad virtual para generar un valor agregado a sus negocios. 23/01/17
 

Por: Reseller / Agencias

Especialistas en la materia señalan a 2016 y 2017 como los años que sentarán las bases en el desarrollo de las aportaciones a la industria, que ha tenido un crecimiento sostenido y que apunta a masificarse debido a un mayor número de competidores y desarrolladores dentro del mercado.

La industria de la realidad virtual generó sus primeros mil millones de dólares en 2016 a nivel global. De éstos, 700 millones fueron producto la venta de visores y el resto de contenido, de acuerdo con estimaciones publicadas por la consultora Deloitte.

Empresas mexicanas como Master, Soluciones Virtuales, Xquest 360, VR-MX Studios, Aeroméxico, Best Day y Render Farm son sólo algunos ejemplos de marcas que han identificado el atractivo que brinda esta tecnología, que tiene aplicaciones en muchas industrias.

Productores de visores

“Hay mucho interés del consumidor mexicano en la realidad virtual, ya sea como una forma de entretenimiento o como una herramienta aplicable a los negocios y la medicina”, comentó José Luis Becerra, director ejecutivo de Master Electrónicos, empresa mexicana de innovación en tecnología que desde hace un año vende visores de realidad virtual a costos accesibles.

Master Electrónicos actualmente tiene tres modelos de visores que venden a través de su sitio master.com.mx y en sus 47 tiendas. A estos dispositivos pueden adaptarse diferentes tamaños de smartphone, lo que su directivo considera una ventaja en comparación con modelos internacionales.

Terapias virtuales

La realidad virtual también puede ser una aliada de la salud en el país. Ejemplo de ello es la clínica Soluciones Virtuales, que desde hace seis años ofrece terapias con visores de realidad virtual.

La empresa, fundada por especialistas del Laboratorio de Enseñanza Virtual y Ciberpsicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha desarrollado ambientes donde de manera supervisada se ayuda al paciente a superar miedos como hablar en público, controlar el estrés post traumático y las adicciones.

Otra empresa que está haciendo esfuerzos en este sentido es Xquest 360, una startup de Guadalajara que crea contenidos de realidad virtual. Con apoyo de la Universidad de Stanford y la UNAM desarrolló Happinss, app para tratar el estrés y la depresión que puede descargarse de forma gratuita para Android y iOS.

Marketing y publicidad

La realidad virtual se está volviendo aliada de las marcas y una herramienta poderosa del marketing y la publicidad. Una de las agencias mexicanas que está realizando campañas publicitarias apoyada en esta plataforma es VR-MX Studios, que ha trabajado con marcas como Colgate y AT&T.

“La realidad virtual ya es accesible para todos, no sólo para verla, sino para crear contenido”, asegura Alejandro McKelligan, fundador del estudio mexicano, en una conferencia compartida en el sitio web de la agencia.

Turismo

El turismo ha sido una de las industrias más cercanas a la realidad virtual. A nivel mundial, National Geographic y Discovery se han caracterizado por crear videos que generan experiencias inmersivas en la naturaleza.

A nivel nacional, Aeroméxico y Best Day han lanzado campañas de VR para promover sus servicios, la primera a través de una app que recorre las calles de París y Amsterdam, y la segunda con recorridos 360 en destinos turísticos nacionales junto a los youtubers Alan Estrada y Luisito Comunica.

Entretenimiento

De acuerdo con la consultora Gartner, la realidad virtual es una de las 10 tecnologías que tendrán un desarrollo estratégico en 2017, junto con la inteligencia artificial y los asistentes virtuales. Según la consultora, la tendencia apunta a que estos sistemas continuarán desarrollándose en los próximos años hasta generar una experiencia que incluya todos los sentidos humanos.

Si hablamos de realidad virtual, el entretenimiento es la mejor referencia. En noviembre pasado, el estudio Render Farm, especializado en la producción de videojuegos, lanzó Sophie’s Guardian, el primer juego hecho por mexicanos para realidad virtual. La startup nacional fue una de las empresas asistentes a la primera edición del VR Fest MX.

“Para todos hay un espacio en la realidad virtual. En el cine se está implementando la narrativa 360; en la mercadotecnia cada vez más empresas confían en esta tecnología y piden experiencias para construir su marca y en la medicina hay mucho por investigar y desarrollar”, comentó Belem Serrano, productora general del VR Fest MX, festival de realidad virtual que este año tendrá su segunda edición en nuestro país.