El 88% de los empleados atribuye a los empleadores la responsabilidad de crear una cultura innovadora

A pesar de los nuevos desafíos causados por la industria digital, sólo el 50% de los empleados globales ven a sus compañías como innovadoras, según una nueva encuesta de BMC Software. 27/01/17
 

Por: Reseller / Agencias

Mientras los líderes globales se reunieron la semana anterior en el Foro Económico Mundial para discutir los desafíos a los que se enfrentará el mundo en 2017, una nueva encuesta de BMC revela que los trabajadores están atribuyendo más responsabilidad a los empleadores para habilitarlos con las capacitaciones requeridas para lograr éxito ya que ellos se enfrentan a cambios masivos que está aportando la economía digital.

El tema del encuentro anual en Davos fue Liderazgo Responsivo y Responsable, de avances en aprendizaje de máquina, inteligencia artificial, robótica, Internet de las Cosas, vehículos autoconducidos, y nuevas tecnologías de pago están forzando las empresas, los gobiernos y las personas a examinar cómo trabaja la gente y las habilidades se requieren las fuerzas de trabajo para satisfacer las demandas y necesidades de la industria digital.

El estudio de BMC de más de 3.200 oficinistas en 12 países en todo el mundo, incluyendo México, sugiere que muchos trabajadores están entusiasmados por el potencial de la tecnología para mejorar su actividad laboral y crear nuevas oportunidades de desarrollo de carrera, pero un promedio del 40 % tiene temor de no ser capaz de mantenerse actualizado con el índice de cambio requerido por el negocio digital. El 88% de los entrevistados atribuyen la responsabilidad de crear una cultura innovadora en sus empleadores.

“La disrupción digital masiva que estamos viviendo está forzando las sociedades y negocios a crear nuevos ambientes de aprendizaje para capacitar a sus fuerzas de trabajo, de modo que sean capaces de satisfacer las demandas de la industria digital. El estudio también demuestra que los empleados quieren ser ‘agentes del cambio digital’ y están tratando de adquirir nuevas habilidades, pero están solicitándoles a los empleadores que ofrezcan más oportunidades de entrenamiento para satisfacer los requerimientos de la era digital. Para decirlo sencillamente, los negocios que toman la iniciativa de liderar hoy serán aquéllos que los demás seguirán mañana” dijo, Paul Appleby, EVP de transformación digital en BMC.

Los trabajadores esperan que sus roles y habilidades cambien considerablemente hasta el 2020

También la encuesta detectó que cerca del 47% de los trabajadores globales creen que tendrán que aprender cómo usar nuevo software y apps, observado por 57% de los encuestados en Estados Unidos, 58 %en México, y 54% en Argentina y Brasil. Reconociendo que la industria digital está habilitando las computadoras a asumir un rol más amplio en la fuerza de trabajo, el 33% de los empleados esperan que algunas de sus tareas se automaticen hasta el 2020, especialmente en países con intereses principalmente de manufactura, como por ejemplo China con 48%.

Las preocupaciones están creciendo porque los trabajadores temen no ser capaces de adaptarse con suficiente celeridad

Los trabajadores reconocen que la disrupción y la competencia incrementada requerirán más personas con habilidades digitales, a fin de ser competitivos en una escala global. Brasil es el país más preocupado por este tópico alcanzando el 58%, seguido de México con el 52%.

Esto crea la cuestión de quién es responsable de proveer las herramientas y habilidades requeridas para transformar la manera como trabajan los empleados en la economía digital. Por ejemplo, los encuestados chinos no creen que sea su propia responsabilidad asegurar que tienen las más recientes habilidades digitales el 39%. Por otro lado, encuestados latinoamericanos se consideran responsables de asegurar el más reciente entrenamiento en habilidades digitales: México 63%, Argentina 59% y Brasil 56%.

Los encuestados de Latinoamérica también señalaron que buscan entrenamiento en su propio tiempo fuera de la oficina para resolver personalmente un lapso en habilidades digitales: México 64%, Brasil 64% y Argentina 59%.

En México com 93% y Argentina l96% la gente se siente con más poder, respectivamente. El 85% de los mexicanos se sienten escuchados por las empresas, seguidos por los argentinos con 80%, teniendo los más altos números nuevamente en productividad, eficiencia e inspiración.

Los empleados sienten que la responsabilidad de crear una cultura innovadora les corresponde a los empleadores, que necesitan ser líderes responsivos y alentar el cambio

Globalmente, los oficinistas creen firmemente que los empleadores necesitan crear una cultura innovadora para retener al personal y habilitar a los trabajadores para que éstos logren éxito con los roles y responsabilidades cada vez más digitales. Sin embargo, el nivel de estímulo que los empleados creen estar recibiendo actualmente para conducir el cambio en el lugar de trabajo varía mucho. Solo el 64% de los encuestados en Estados Unidos declaran sentirse facultados por la cultura de su compañía para conducir la innovación, mientras que el 90% de los encuestados en México, 80% en Argentina y el 79% de Brasil, sienten que sus lugares de trabajo los alientan a conducir el cambio.

En México 71%, China 63% y Brasil 61% los empleados esperan herméticamente que sus empleadores creen una cultura innovadora para retener a su personal, mientras que Australia y Nueva Zelanda piensan justo lo contrario.

En este rubro, en paises como Argentina, Brasil, Canadá y Nueva Zelanda, menos de la mitad de los oficinistas piensa que su lugar es innovador, los brasileños y argentinos tienen los lugares más inspiradores. México tiene los lugares más altos en ser colaborativo, innovador, creativo, productivo, eficiente e inspirador.

El riesgo sustancial es que los negocios que no habilitan a sus empleados de modo proactivo con las habilidades necesarias para la industria digital, ni desarrollan nuevos y continuos métodos de involucrar a los empleados para sugerir y conducir el cambio, se enfrentarán probablemente al riesgo de desaparecer.