Smartphone: un aliado, no una competencia para Canon mexicana

El fabricante presentó nuevos equipos fotográficos y de video que integran funciones que facilitan la comunicación entre estos dispositivos y los teléfonos inteligentes para formar un ecosistema alrededor de la imagen. 06/04/17
 

Reseller / Cyntia Martínez

En los últimos diez años se ha hablado del decremento en las ventas de equipos fotográficos como resultado del incremento en las ventas de smartphones, los cuales poseen funciones avanzadas de fotografía que además son fáciles de utilizar. En 2014, marcas japonesas informaban sobre caídas del 50%.

Sin embargo, el director de Mercadotecnia y Nuevos negocios en Canon Mexicana, Jorge Huerta, aseguró que los teléfonos inteligentes, lejos de ser una competencia para los fabricantes de fotografía, son la puerta de entrada para una cultura fotográfica.

“Actualmente más de 50 millones de personas están usando un smartphone en México y el mercado sigue creciendo para las cámaras tipo réflex. El año pasado tuvimos un crecimiento mayor a doble dígito; por lo que los smartphones se han convertido en la puerta de entrada para el mundo de la fotografía en donde las cámaras tipo réflex son las más avanzadas. Sin embargo, no pueden continuar siendo dos mundos aislados”.

Smartphones y cámaras se comunican entre sí

Ante este panorama, hace algunos años el fabricante añadió una serie de equipos que incorporaban funciones que permitieran que las cámaras réflex se comunicaran con los teléfonos inteligentes para descargar y compartir imágenes (gracias al WiFi). Sin embargo, ahora los nuevos dispositivos se ajustan a nuevas opciones de conectividad (Wi-Fi, NFC y Bluetooth), así como funciones avanzadas para la interacción entre ambos equipos para facilitar su uso.

Uno de ellos es la cámara EOS Rebel T7, primer equipo de esta serie que incorpora un sistema AF de 45 puntos tipo cruz en el visor óptico, además de integrar un procesador de imagen DIGIC 7 y sensibilidad ISO de 100 a 25600. Asimismo, posee filtros creativos, tanto para imágenes fijas y vídeo, que permiten a los usuarios personalizar la apariencia de su contenido.

También presentó opciones para los fotógrafos más avanzados como la EOS 77D que posee un sensor de medición RGB+IR de 7650 píxeles y el modo de disparo anti-parpadeo que ayuda a combatir el parpadeo repetitivo de encendido y apagado de luces artificiales.

En lo que respecta a los accesorios, presentó el nuevo control remoto BR-E1, útil para capturar imágenes de forma remota en situaciones en las que podría haber problemas con la recepción de la señal o de la línea de visión de la cámara. El dispositivo es compatible con ambas cámaras permitiendo a los fotógrafos capturar imágenes de hasta un un radio de 5 metros de distancia de la cámara, gracias a la tecnología Bluetooth.

Video como parte del ecosistema

Otros de los lanzamientos fueron las cámara de video Serie R de VIXIA HF que en esta nueva generación que integran “el modo prioridad de alta luminosidad” para lograr un rango más amplio de colores y tonos que concuerden con la percepción a simple vista. Igualmente, pueden grabar imágenes en cámara lenta en los ajustes de velocidad desde 0.5x, ideal para crear efectos de cámara lenta como de película. Además de grabar movimientos rápido para una velocidad máxima de 1200x, donde existe la opción de elegir la nueva configuración de velocidad de 300x y 600x para una mayor flexibilidad. Asimismo, graba, visualiza y guarda videos de manera remota desde la comodidad de un smartphone con la App Camera Connect.

La oportunidad para el canal va más allá de la fotografía

Finalmente, Huerta explicó que la conectividad que ofrecen los nuevos equipos fotográficos es una ventaja de la que puede beneficiarse el canal, quien en los últimos años ha creado estrategias para el desarrollo de soluciones mediante la integración de equipos.

“Con estas opciones de conectividad, las conexiones se realizan sin utilizar cableado, teniendo como resultado soluciones más económicas y estéticas, ahorrando tiempo en desarrollos, además de reducir costos al poder conectar varios equipos a la vez”.

Aseveró que dichas soluciones no se desarrollan únicamente para la industria fotográfica pues hoy existen muchas necesidades por verticales, con equipos que se pueden conectar entre sí para desarrollar una solución llave en mano, adecuada para las necesidades del cliente final.