El equipo de trabajo: el activo más importante para Ingram Micro México

Por doceava ocasión, Ingram Micro México fue reconocida como una de las Mejores Empresas para Trabajar en México ocupando en esta ocasión la posición número 17 del listado GPTW en la categoría de empresas multinacionales de 500 a 5,000 colaboradores. 02/05/17
 

Por: Reseller / Cyntia Martínez 

En 2015, el mayorista se perfiló en el lugar número 28 del ranking escalando en 2016 al peldaño 21. El objetivo para 2018 será ocupar una posición dentro del top 10 del prestigiado listado, lo que será el reflejo de la cultura laboral implementada en el interior de la compañía pero también del perfecto engrane de todos los que pertenecen a la familia Ingram, quienes deberán adaptarse a la transformación que está experimentando cumpliendo en todo momento con los objetivos del negocio.

“Los empleados motivados y contentos son más productivos y ese es nuestro principio. Por ello, desde hace doce años nos ocupa saber cuáles son sus necesidades, entender cómo pueden seguir desarrollándose, atraer el mejor talento y buscar la manera de que la gente esté orgullosa de trabajar en Ingram. Sin duda, esto ha repercutido en los resultados de la compañía, pues tenemos a la mejor gente de la industria”, declaró el director general en Ingram Micro México, Luis Férez.

Recursos Humanos: el soporte para lograr los objetivos de negocio

El directivo apuntó que aunque dichos resultados son muestra del trabajo y esfuerzo realizado por todos y cada uno de los asociados de la organización, éstos no serían tangibles de no ser por el área de Recursos Humanos que es la encargada de hacer que las cerca de 658 personas que conforman Ingram Micro México, desde San Diego hasta Mérida, operen de manera correcta y armoniosa.

“Los pilares de un GPTW son desarrollar el sentido de orgullo, compañerismo, igualdad, respeto, trabajo en equipo, entre otros valores. Nuestro trabajo consiste en buscar las maneras de sorprender a la gente y esto se logra conociendo a los empleados pero sobre todo, escuchándolos. Nuestra tarea es traducir las grandes ideas de los asociados en resultados”, añadió la directora de Recursos Humanos en Ingram Micro México, Diana García.

La directiva reveló que durante el año pasado el área que preside desarrolló una serie de actividades y mejoras que ayudaron a soportar todas las iniciativas de la organización, poniendo especial énfasis en la atracción, retención y desarrollo del talento humano. “Eso nos ha permitido aportar al negocio y que esto se traduzca en una mejor agilidad para que los directores y gerentes de las diferentes unidades tengan el soporte necesario para que todas las iniciativas pensadas para crecer en la compañía puedan ejecutarse. El equipo de Recursos Humanos y yo estamos para brindar el soporte al negocio y hacer que éste logre los objetivos establecidos”.

Una filosofía de mejora continua

En este sentido, el fortalecimiento de la “Comunicación interna y externa” fue uno de los pilares desarrollados durante el año pasado creando una imagen alrededor de la empresa, mejorando la manera de dar los mensajes a los asociados e implementando nuevas formas de comunicación; trabajo que desarrolló de la mano del área de Mercadotecnia.

Asimismo, implementó tecnología de señalización digital en toda la organización para que la oficina central, sucursales y almacenes reciban la misma información.

Otro de los focos fue el tema de las compensaciones económicas-; “la compañía ha incorporado nuevas divisiones al negocio como movilidad, cloud, y servicios, cuyas compensaciones no necesariamente son iguales a los puestos del negocio de distribución. Por ello creamos una posición que nos permitiera tener un panorama más actualizado de lo que el mercado está pagando y ser más competitivos para la atracción de talento”, añadió García.

Mejora de los servicios de gastos médicos mayores, así como una política de incentivos mediante bonos especiales fueron los cambios más sobresalientes en este tema. También creó una gerencia de capacitación cuyas tareas, además de la obvia, consisten en el desarrollo organizacional; es decir, el crecimiento de los asociados mediante planes de desarrollo de carrera, detectando personas clave y haciendo trajes a la medida para que complementen su expertise y continúen desarrollándose en la compañía.

De igual manera, implementó un “Laboratorio de Ventas”; modelo con el que apoyó la estrategia de e-commerce del mayorista: “implicó un gran reto en el cambio de mentalidad y adopción de un nuevo sistema logrando certificaciones de uso”. Programa que debido a su éxito continuará desarrollándose; este año alrededor del negocio de cloud. Otra de las actividades fue la “especialización en reclutamiento”, por lo que las personas encargadas de realizar esta actividad se adentraron a las diferentes áreas del negocio para entender las características y perfiles adecuados para cada posición en la empresa.

Todo ello, sin dejar de lado a sus Centros de Distribución en donde implementaron iniciativas para que el personal de almacén tuviera un plan de acción que contemplara desde el compromiso, control, entrenamiento y capacitaciones, hasta actividades del cuidado de la salud.

“La actitud y la motivación de la gente se ve reflejada en lo que hace, traduciéndose en un servicio de excelencia para nuestros socios de negocio. Se proyecta en la atención al cliente, el compromiso y hasta en la actitud, pues un empleado contento harán todo lo que esté a su alcance para que le vaya bien a la compañía de la que forma parte”, destacó la directiva.

Cultura laboral: un negocio altamente rentable

García compartió que para este año buscará posicionar a la compañía en el top 10 del ranking, lo cual será el reflejo de todas las iniciativas implementadas desde noviembre del año pasado entre las que destaca la inauguración de las nuevas oficinas del mayorista.

Finalmente, Luis Férez recomendó a todo el ecosistema del canal a desarrollar una filosofía y estrategia alrededor de sus empresas para crear un ambiente laboral sano, con personal capacitado, implementando acciones que lo ayuden a desarrollarse para así tener la menor cantidad de rotación posible.

“Esto va más allá de ser reconocidos por un organismo, se trata de implementar una filosofía cuyas acciones se traducen en ahorro en costos y mayor productividad. Una empresa con un equipo motivado, con ganas de trabajar, dispuesto a capacitarse y aprender, se ve reflejado en los resultados del negocio. Sin duda alguna es una inversión con un alto grado de retorno”, concluyó.