Gilberto Sánchez, pilar de la industria en aprendizaje permanente

Líder e icono de la industria, el director general de Aspel México sigue firme con la mira en nuevos éxitos. 01/08/2013
 

Por: Reseller / Ricardo González

Iniciador de la década de los 60, Gilberto Sánchez, oriundo del Distrito Federal, con una larga y por demás destacada trayectoria en la industria de tecnologías de la información, el hoy director general de Aspel fue el primero de dos hijos, sólo un año mayor a su hermana, que gozó de un entorno familiar ideal para el óptimo desarrollo de sus primeros años, tiempo en el que ser futbolista profesional era uno de los sueños como tantos en nuestro país, afición compartida con la música de contenido.

Al llegar el tiempo de su carrera profesional, Gilberto eligió la ingeniería en sistemas computarizados en la Universidad Iberoamericana, decisión dura y que le dejó sendos aprendizajes puesto que optó por pagarse sus estudios con sus propios ingresos, así que entre el mantenimiento de una beca y el trabajo, los tiempos de esparcimiento se relegaban a los fines de semana acaso.

Sabedor del gran cúmulo de experiencia adquirida desde su ingreso a Aspel en 1985, una compañía de menos de 10 empleados entonces, hasta los grandes niveles que ha llegado hoy en día, no deja de sentirse agradecido con la industria que lo ha transformado y de la mano de ella ha crecido desde brindar capacitaciones a usuarios hasta tomar las riendas de la compañía. 'Es un orgullo ser parte de una empresa totalmente Mexicana con un futuro promisorio'.

Sencillo y decidido, Gilberto Sánchez vive aprendiendo en todo momento 'Solo con la muerte se termina de aprender', refiere en tono de broma pero con un dejo de profundidad.

Padre de tres hijas y esposo, se declara feliz y en la búsqueda constante del equilibrio entre el terreno empresarial y el familiar, reconoce en sus compañeras de vida un motor de éxito en el que las simples acciones como una animada sobremesa o una caminata con su familia pueden cambiar todo. 'Que la felicidad no sea un lugar o un artículo, sino una forma de vida'.

Con una larga serie de éxitos logrados fincados en el trabajo en equipo, disciplina y entendiendo que las metas son alcanzadas no siempre por el mismo camino, Gilberto Sánchez aún visualiza nuevas cimas, entre las que se apuntan la conquista de nuevos mercados y latitudes con Aspel que permitan replicar éxitos en el mayor número de empresas.