En videoconferencias lo grande está fuera de moda

05/08/2013
 

Por: Reseller / Avaya

Olvídese de las anticuadas reuniones con video difíciles de configurar que se realizan en la sala de juntas. El futuro está en los enriquecedores y convenientes video chats por medio de computadoras portátiles o dispositivos móviles.

El video chat de uso personal está creando una generación de trabajadores que están familiarizados y se sienten cómodos con él. En lugar de reservar una sala de videoconferencias que puede requerir de técnicos especializados para funcionar, estos trabajadores desean realizar video chats de forma más pequeña y menos formal. Al mismo tiempo, desean características de calidad empresarial, como el intercambio de datos, el soporte de múltiples partes y una conexión confiable sin latencia. Después de todo, están en el trabajo.


Es por eso que las empresas que desean estar a la vanguardia de la colaboración por video también necesitarán herramientas avanzadas para el nivel de computadoras de escritorio y de grupo de trabajo, a fin de respaldar las tareas empresariales de misión crítica, como las ventas, las capacitaciones y los debates ejecutivos. Para respaldar realmente una completa colaboración, lo que se necesita en el centro es un sistema que soporte procesamientos avanzados de medios, formatos de múltiples clientes y una calidad de alta definición.

En la tabulación del tercer trimestre de 2012 del mercado de videoconferencia empresarial, IDC descubrió que las ventas de sistemas de telepresencia envolventes de códecs múltiples (es decir, sistemas de videoconferencia demasiado grandes y basados en sala) siguen “bajando rápidamente”, con una disminución del 35.8% interanualmente. Las ventas de otros equipos costosos de sistemas de video, como gateways y firewalls, también disminuyeron un 26.8%. En cambio, las ventas de sistemas de video de un solo códec y de sistemas de videoconferencia personales crecieron un 0.4 y un 8.7%, respectivamente.

¿Qué más debe hacer un sistema de video completo en el futuro? En primer lugar, tiene que funcionar bien a fin de que no haya barreras para su aceptación. En segundo lugar, debe ser capaz de sincronizar los usuarios desde las plataformas de diferentes clientes y diferentes conexiones para que el efecto de red” pueda producirse realmente. En tercer lugar, debe ser capaz de incorporar todo tipo de medios de soporte, como las presentaciones. Los sistemas más antiguos obligaban a los usuarios a colocar una cámara en una pizarra para poder “compartir” material.

WainhouseResearch hizo un buen trabajo reuniendo las características mínimas: “todos, desde el personal directivo hasta los administradores de contenido, como los gerentes de marketing de productos, entienden que si una solución no fuera intuitivamente evidente y muy confiable, no sería adoptada definitivamente. En el caso de situaciones delicadas de venta o de llamadas de empresa a empresa (B2B), una solución de videoconferencia simplemente tiene que funcionar y tiene hacerlo siempre.”

Artículo de colaboración

Bob Romano, vicepresidente de Marketing global de Radvision, una empresa de Avaya