Impulso a la PyME: el poder de la tecnología

La actual oferta tecnológica focalizada en el segmento SMB ofrece una oportunidad para el canal enfocado en dicho segmento; al tiempo que se convierte en un exhorto para el reseller, en su papel de PyME, para adoptar nuevas tecnologías que le permitan no sólo optimizar sus procesos sino también crecer y luchar para sobrevivir en un mercado cada vez más competido. 02/08/17
 

Por: Reseller / Cyntia Martínez

En el país existen más de 4.2 millones de unidades económicas, de las cuales 99.8% son pequeñas y medianas empresas (PyMEs), lo que representa 52% del PIB, generando el 72% del empleo en México; cifras que confirman la importancia de la PyME en nuestra economía.

De esta manera, cada año nacen más de cuatro millones de empresas en el país, pero sólo una de cada diez sobrevive al primer año de emprendimiento. Mucho de esto, resultado de que sólo el 1 de cada 100 contempla a la tecnología dentro de su fórmula de negocio, según lo externado por la co- fundadora de la plataforma de capacitación y coaching para emprendedores “Decide ser Grande”, Karla Macedo.

Razón por la que, para poder subsistir y crecer necesitarán montarse en la Transformación Digital, para lo que la inversión en tecnología resulta clave. Sin embrago, son escasas las empresas que tienen conciencia de dicho contexto pues —según información del desarrollador de soluciones de gestión empresarial y BI, Zafiro Software— la pequeña y mediana empresa sufre un estancamiento en su desarrollo pues tan sólo el 30% está migrando hacia la digitalización de sus procesos; detenimiento que se origina más que por falta de recursos, por no usar la tecnología adecuada.

Panorama que representa una oportunidad para el canal para focalizarse en la atención de dicho segmento de mercado, al tiempo que se convierte en un exhorto para el reseller, en su papel de PyME, para adoptar nuevas tecnologías que le permitan no sólo optimizar sus procesos sino también crecer y luchar para sobrevivir en un mercado cada vez más competido.

“Las empresas que no tengan un foco claro en la tecnología e innovación van a desaparecer. No habrá una sola industria que se salve de la revolución”, enunció el líder nacional de asesoría KPMG en México, Roberto Cabrera, durante la presentación del estudio Perspectivas de la Alta Dirección en México 2017, realizado por la consultora KPMG.

En apoyo a esta moción, Microsoft informó que las empresas que se apalancan en el uso de la tecnología crecen de dos a tres veces más rápido que aquellos que no lo hacen, al permitirles ampliar sus horizontes y herramientas de negocios.

Pese a esto, el panorama en México en cuanto a la adopción tecnológica por parte de estas empresas no es muy alentador pues actualmente el 74.5% de las micro empresas no utilizan una computadora y la mayoría no lo hace porque cree que no la necesita, de acuerdo con cifras reveladas por el director general editorial de El Financiero Bloomberg, Enrique Quintana, durante su participación en el Foro HP Transforma PyME 2016.

Por su parte, la consultora Limbergy, informó que sólo 50% de las PyMEs mexicanas usan equipos de cómputo, ya sea por desconocimiento o porque consideran que sus precios son muy elevados.

A este respecto, el gerente de tiendas HP Store en Dusof de México, Adrián Flores, comentó: “Generalmente, la PyME llega a una tienda buscando hardware —computadoras e impresoras— para satisfacer las necesidades básicas de su negocio dejando de lado las redes, conectividad e incluso la seguridad física y lógica, por lo que nuestro papel como canal es asesorarlos en las diferentes soluciones con las que contamos para crecer su oficina y conectar todos sus equipos para mejorar su productividad; al tiempo que ofrecemos consultorías sobre cómo obtener el mayor beneficio de sus equipos”.

Desde la óptica del ejecutivo, el principal obstáculo que tiene una PyME para tecnificarse son los recursos económicos, al no tener el capital necesario para adquirir soluciones completas; problemática que puede solucionarse mediante los programas de financiamiento desarrollados por marcas como HP.

Aunado a lo anterior, el directivo informó que otra de las problemáticas a las que se enfrentan los pequeños empresarios es haber identificado cierta necesidad en su organización pero no saber cómo cubrirla “es ahí donde está la oportunidad del canal al poder asesorarlos sobre las diferentes soluciones que satisfacen las demandas del negocio”.

Tecnologías al alcance de la PyME

Tras la incursión de nuevas generaciones al frente de los negocios y la llegada de nuevas tendencias, existe un creciente interés por parte de la PyME en tecnologías que anteriormente sólo eran tomadas en cuenta por grandes empresas.

Un ejemplo de ello es la administración de los equipos de impresión pues, de acuerdo con Flores, actualmente es otra de las necesidades de las compañías al querer saber qué imprime cada empleado, gestionar quiénes pueden imprimir a color y a blanco y negro, así como la cantidad mensual de impresión.

El tema del Cloud también ha llamado la atención de la PyME, pues el hecho de poder hospedar programas en la nube posibilita el compartir infraestructura, reducir el costo de la operación y por ende, reducir el costo de las diferentes soluciones ante esquemas de renta mensual y ya no el pago por un licenciamiento y una tasa de mantenimiento como se hacía anteriormente. Modelo que ha alentado a las empresas a adoptar soluciones de nube como Planificación de Recursos Empresariales (ERP), Gestión de Relaciones con los clientes (CRM) e Inteligencia de Negocios (BI), además de algunas aplicaciones de productividad empresarial como hospedaje en la web, blogs, gestión de contenido, e-mail e intercambio de archivos.

“La solución base para las medianas empresas debe ser la inversión de tecnología que les permita unificar y automatizar sus procesos para que no descuiden sus negocios; sin lugar a dudas pasar del Excel al uso de un software ERP es la solución que permitirá no sólo la digitalización sino la supervivencia de las medianas empresas”, detalló el director general de Zafiro Software, Arístides Palma Barrera.

Seguridad, una preocupación real para la PyME

Aunado a la adopción del cloud se encuentra intrínseca la preocupación de la seguridad de la información por parte de las empresas convirtiéndose la implementación de medidas de seguridad informática en otra de las necesidades reales del segmento SMB, pese a que mucho de estos continúan con la creencia de que el principal blanco de los cibercriminales son los grandes corporativos.

“Suposición que es un gran error porque el hecho de ser una empresa pequeña o mediana, no determina que posean mayor o menor información de valor, tampoco deben pensar que las amenazas de propagación masiva no podrían afectar la disponibilidad de sus recursos o que sus empleados no podrían comprometer la integridad de los datos, por ejemplo”, explicó el jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica, Camilo Gutiérrez.

Panorama que ha llevado a muchos empresarios a considerar que la seguridad es un gasto más que una inversión que les permite cuidar y resguardar entre otras cosas lo más valioso que es la información; la cual integra datos de clientes, proveedores y empleados y en malas manos puede perjudicar a la empresa de una manera importante afectando la reputación del negocio.

“Hay estudios que aseguran que las personas ya no harían compras o negocios con empresas que han tenido robo o fugas de información. Muchas organizaciones no lo han dimensionado y por ello es importante que orientemos a las compañías, incluyendo a la pequeña y mediana empresa, para que incluya la seguridad informática como un área esencial dentro de su negocio”, externó el country manager en México de ESET Latinoamérica, Luis Arturo Vázquez.

De acuerdo con el especialista, alrededor del 50% de las PyMEs mexicanas cuentan con algún producto de seguridad en sus empresas, el cual de alguna manera llegó a su poder, sin que esto signifique que se trata de una solución que satisfaga sus necesidades reales debido a que no existió una previa asesoría a su adquisición.

“También hay empresas que utilizan software que no ha sido comprado de forma legal y esto puede causarles más que un beneficio un perjuicio, ya que genera brechas en la seguridad de la empresa”.

De esta manera, cuando una PyME adquiere un producto de seguridad es porque busca protegerse de amenazas actuales y futuras, pero sin que esto merme en el desempeño de sus equipos de cómputo. Además de buscar facilidad de uso, tanto para sus administradores como para los usuarios, de manera que sea intuitiva y nada intrusiva.

Vázquez compartió que los antivirus son las soluciones más buscadas por la PyME, lo que si bien sirven contra cierto tipo de amenazas, existen otros aspectos que no alcanza a cubrir. Por ello, resaltó la importancia de tomar en cuenta las soluciones de seguridad para los endpoints y dispositivos móviles; para servidores, tanto de archivos como de correo; así como la seguridad para entornos virtuales, los cuales están siendo adoptados por algunas pequeñas y medianas empresas al ofrecer reducción de costos de operación y soporte. Igualmente, precisó que para las empresas que manejan información sensible, las soluciones de cifrado de información y Data Leak Prevention (DLP) también pueden resultan relevantes.

A manera de ejemplo, citó el caso de las escuelas, los consultorios médicos o laboratorios de análisis clínicos que poseen información que si no se maneja y resguarda adecuadamente puede comprometer el negocio.

Ante dicho contexto, el directivo señaló que los principales retos a los que se enfrenta el canal cuando ofrece una solución de seguridad a dicho segmento de mercado es la falta de conocimiento de las soluciones de seguridad, además de que no poseen una estructura de IT o seguridad. Lo anterior, aunado a los cortos presupuestos asignados a los temas de seguridad de las empresas.

No obstante, detalló que a partir de estos retos se pueden elaborar estrategias para el desarrollo de valores agregados alrededor de cada uno de ellos; propuestas que pueden estar basadas no únicamente en una decisión de precio sino de los servicios que el canal puede incluir y de cómo van llevar a sus clientes a desarrollar estrategias para incrementar sus negocios apoyados en el uso de la tecnología, como del Internet de las cosas y que hoy las PyME tienen acceso, cumpliendo normativas y creando fidelidad y la confianza de que los datos que sus clientes depositan en ellos estarán debidamente resguardados.

Menos rentas y más beneficios

La movilidad empresarial es otra de las tendencias que han permeado a las empresas de todos los tamaños y giros, y la PyME no es la excepción. No obstante, para poder obtener beneficios reales de ésta, que verdaderamente le permita incrementar su productividad y competir con empresas más grandes, deberá contar con las herramientas adecuadas que posibiliten a sus colaboradores tener acceso a la información que necesitan para desempeñar sus labores, desde cualquier sitio y desde cualquier dispositivo; modelo que cada vez seduce a más organizaciones para dejar de lado el trabajo en sitio y combinarlo con el trabajo remoto.

Sin embargo, pese a estas nuevas formas de trabajo, el hecho de contar con un lugar físico seguirá siendo un elemento de vital importancia para la organización al requerir un espacio donde pueda reunirse con clientes, proveedores y los propios colaboradores. Por ello, uno de los principales retos a los que se enfrenta la PyME cuando está emprendiendo es el establecimiento de sus oficinas físicas por lo que el empresario, después de decidir entre sacrificar la ubicación o tamaño del inmueble por una renta al alcance de su bolsillo, deberá pensar en el equipamiento del mismo.

De acuerdo con la firma SOC Asesores Hipotecarios, entre el 90 y 95 por ciento de las PyMEs en el país no son dueñas de sus locales comerciales u oficinas y tienen que recurrir a la renta, debido en gran parte a la falta de financiamiento a este sector por parte de la banca comercial, lo que afecta su potencial de crecimiento.

No obstante, tras la llegada del “todo como servicio”, desde hace algunos opera en el país un modelo que ofrece nuevas opciones de espacio de renta on demand, siendo las grandes empresas y los corporativos los primeros en adoptarlos como resultado de los beneficios que éstos ofrecen.

Se trata de espacios que el usuario puede rentar por hora o día, además de existir una variedad de tamaños de acuerdo a las necesidades de cada persona que van desde un área de trabajo para una persona, pasando por salas de juntas para pequeños grupos de trabajo, hasta auditorios.

Incluso, algunas opciones en el mercado poseen “paquetes de renta mensuales” que ofrecen un domicilio fiscal y comercial para la empresa, así como recepción de paquetería, correo y documentos, número telefónico de oficina atendido por una secretaria bilingüe, transferencia directa de llamadas y hasta gestión de agenda. Espacios que varían de oferta a oferta en el mercado, pero que en su mayoría ofrecen desde los paquetes más básicos: aire acondicionado, así como equipamiento de colaboración (videoconferencia), proyectores, pizarrón, pantallas, teléfono y WiFi.

El CEO y cofundador de Kokatu, Manuel Braverman, —plataforma de renta de oficinas bajo demanda— aseveró que en los últimos años ha crecido más la demanda que la oferta de este tipo de espacios; la cual había estado dormida debido a que anteriormente las labores se realizaba únicamente desde el lugar del trabajo pero que hoy ha cambiado como resultado de las nuevas formas, gracias a conceptos como la movilidad y colaboración.

“Hoy es posible encontrar espacios on demand para cubrir las actuales necesidades laborales mediante un lugar de trabajo donde quieras, con las herramientas que requieras y sin tener que realizar grandes inversiones en la renta o en la compra de un inmueble para tener oficinas físicas y mucho menos tener que equiparlas”.

Explicó que uno de los principales retos de la compañía a la que representa es difundir el mensaje en la PyME, pues comentó que muchas inician con instalaciones pequeñas, sin muchos lujos y no saben que no tienen por qué gastar en ello cuando su core business es otro. Por el contrario, este tipo de servicios les ofrecen espacios más amplios, de mejor calidad, mejor ubicados y con mayor tecnología que con la que podrían contar es su casa u oficina.

“Se trata de espacios totalmente profesionales, equipados con la última tecnología, ubicados en lugares estratégicos y de diferentes tamaños, ofreciendo al cliente la flexibilidad para poder elegir de acuerdo a las necesidades que tenga en el momento”. Explicó que este tipo de servicios está mayoritariamente posicionada en sectores como financiero y seguros, pero cada vez está siendo más común en diferentes verticales que optan por sistemas de trabajo flexibles que les ofrecen a sus empleados la oportunidad de trabajar en diferentes lugares.

A decir de Braverman, la PyME continúa teniendo desconfianza en las plataformas on line por lo que no confían en las reservaciones en línea, así como hacer el respectivo pago del servicio. Sin embargo, una vez que prueban el servicio, se vuelven usuarios asiduos por los beneficios que ofrece.

“Quizás en un inicio sea una dinámica extraña al hacer una junta en un edificio que no se conoce o un lugar que es nuevo para el usuario, lo que puede provocar una barrera inicial. No obstante, son espacios mucho más amplios que las oficinas pequeñas que por lo general tiene una PyME. De manera que, por una pequeña inversión inicial, vale la pena vivir la experiencia de este nuevo modelo, ver qué tan confiable es rentar una oficina remota, pues seguramente lo adoptará como un modelo recurrente”.

Aseveró que en un futuro cercano, la fuerza de trabajo será totalmente móvil, que se reunirá cada vez menos en lugares fijos sino en los lugares que mejor les convengan y utilizando los servicios de videoconferencia en lugares apropiados”.

De esta manera, las empresas que años atrás eran ignoradas tanto por las marcas como por lo canales que buscaban focalizarse en grandes corporativos como resultado de los grandes volúmenes que se manejan y por ende, los márgenes de ganancia, hoy están en la mira de la industria de IT por las oportunidades de negocio que representan. Sin embargo, para poder atacar dicho segmento de mercado, será necesario conocer las necesidades puntuales de la empresa, las cuales cambian de negocio a negocio, así como desarrollar una oferta a la medida del cliente.

Para ello, el ejecutivo de las tiendas HP Store, recomendó al reseller recurrir al apoyo de los fabricantes para conocer a la perfección las soluciones que ofrece a su cliente y así realizar una asesoría adecuada; aunado a la inversión en cursos de ventas que exploten las aptitudes del vendedor y le ayuden a estrechar la relación con el cliente.

“Hoy la oportunidad está en la PyME pues está latente la posibilidad de proveer la solución adecuada que les haga crecer su negocio y nos convierta en un verdadero aliado de negocio, para lo que debe existir un adecuado acercamiento y conocimiento del negocio por parte del canal”, concluyó Flores.