Transición

02/11/17
 

Para muchos de nosotros haber presenciado y experimentado la fuerza de la naturaleza, lo incontrolable, lo sorpresivo y lo que está más allá de nuestro poder; nos permite echar un vistazo a re-aprender nuestra forma de realizar la transición.

Experimentar un sismo en nuestro cuerpo físico, significa recibir la potencia de más de mil bombas atómicas, aun cuando sólo detectamos que hubo un chispazo de adrenalina. Por otro lado, nuestro cuerpo emocional experimentó la inseguridad, el temor, el estrés, la incertidumbre o el pánico. Después del sobre salto ¿qué sigue? Mi invitación es que puedas desmenuzar lo que te paso para buscar estas nuevas formas de ser y hacer para transicionar a lo nuevo. Y si por fortuna tú no lo experimentaste, busca en este momento qué es lo que está cambiando en tu vida: tu trabajo, tu familia o tú.

El proceso de transición consta de tres fases donde nosotros vamos aceptando gradualmente los detalles de la nueva situación y los cambios que vienen de éste.

Dar por terminado. Das por terminada una relación, acaba de pasar el sismo o la empresa quiere llevar a cabo cambios ¿Qué estás perdiendo? ¿Qué estas dejando ir? ¿Puedes encontrar tus pérdidas intangibles? ¿Sabes que tienes que dejar ir? En esta fase es vivir el dolor y proceso de duelo: de la negación al estrés. Durante varias semanas, continué en shock por el sismo, tenía problemas para dormir, comía poco y me encontraba totalmente distraída y ansiosa.

Zona neutral. A casi un mes, en esta zona, veo que el mundo sigue y yo no sé para dónde ir, ni cómo. Me siento confundida y con una gran incertidumbre: ¿cuál es el mejor camino a seguir? Pienso en el pasado y me da seguridad y también me recuerda de lo indefensa que puedo ser ante este evento, el futuro es incierto. En este periodo es muy saludable dar pequeños pasos, ir ganando confianza y celebrar tus triunfos, tan simples como haber comido toda la sopa o dormir por más cinco horas.

Nuevo comienzo. Tener un propósito, darle una visión, hacer un plan de acción e involucrarte, son pasos seguros para iniciar esta nueva etapa ¿Cómo saber cuándo estas en esta etapa? Cuando te sientes abierto, positivo, fuerte, interesado y sobre todo emocionado ¿Y tú cómo te sientes?

Los cambios son rápidos, las transiciones son lentas.

Referencia. Managing Transitions, William Bridges

Artículo de colaboración

Autor: Alicia Segreste. Performance Coach.