Internet of Things: el negocio sin límites en un mundo conectado

Internet of Things es la evolución del Internet y está cambiando la forma de vida de las personas y el rumbo del mundo como lo conocíamos. 02/01/17
 

Por: Reseller / Cyntia Martínez

Hace algunas décadas, el hablar de refrigeradores que nos indicaran qué alimentos hacen faltan y con base en ello, generar una orden de compra en el supermercado, la cual es cobrada automáticamente en la tarjeta de crédito hubiera sido impensable. Hoy, estas otras tantas más, son posibles como resultado del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) que representa un mundo de oportunidades para todo el ecosistema de canal convirtiéndose en un negocio sin límites.

Internet of Things es la evolución del Internet y esto lo está cambiando todo. Está cambiando la forma de vida de las personas y el rumbo del mundo como lo conocíamos – o al menos eso pensábamos-, en temas como la educación, las comunicaciones, los negocios, la ciencia, la vida… Todo.

No solo se trata de conectar “cosas”. El ciclo del Internet of Things conecta datos, procesos y dispositivos (cosas) que no lo están, buscando que ello repercuta positivamente en la resolución de problemas mejorando la forma en que vivimos en nuestro hogar, la ciudad, el país, el mundo en el presente donde nos preparamos siendo proactivos hacia el futuro.

Cisco ha venido hablando del Internet of Things y del Internet of Everything (IoE) por años. Su informe de 2015 revela que la expectativa de dispositivos conectados será de 500 mil millones para el año 2030. “Cada dispositivo incluye sensores que colectan datos, que interactúan con el ambiente, y comunican a la red. El IoT es la red que crean esos dispositivos inteligentes conectados que generan datos e información que el IoT utiliza, analiza y entrega para ayudar a las personas a tomar decisiones más informadas y actuar conforme a ello”.

“Esto se traduce en una cantidad de información que antes no teníamos, que aunado al tema del Big data (al procesar esa cantidad de datos) se puede generar información a la que anteriormente no se podía tener acceso”, apuntó el director de ingeniería en Cisco México, Ramón Viñals.

El IoT se ha convertido también en un punto de primera importancia en la forma de hacer negocio. De acuerdo con los resultados de una encuesta realizada por IDC a dos mil 300 ejecutivos de 15 países y referenciada en el estudio de Cisco (Informe IoT 2015), el 48% refirió que ya han implementado soluciones de IoT y 58% dijo que esto es estratégico para su estrategia comercial.

Industrias de todos los tipos cuentan con la posibilidad de implementar soluciones de IoT que les ayuden a mejorar sus servicios, procesos operativos y administrativos, soporte y la toma de decisiones en tiempo real, basadas en información y perspectivas que “nunca antes habían estado disponibles”.

Algunas como la de Manufactura y la de Logística, son pioneras en su adopción como resultado de la tecnología de automatización y monitoreo que les permitieron un funcionamiento optimizado de las líneas de producción, así como del seguimiento y entrega de bienes a través de la cadena de valor productiva. Otras industrias como Retail y Finanzas ya poseen estrategias avanzadas alrededor del Internet de las Cosas, principalmente en empresas medianas y grandes: “Algunas organizaciones están en temas de pruebas, otros en implementación. El sector público, en lo que respecta a Smart Cities, también está avanzando tanto a nivel municipal como federal desarrollando soluciones ligadas a la seguridad ciudadana y la eficiencia operativa de la ciudad”, comentó el Marketing Strategic para IoT en Ingram Micro México, Fabián López Santiago.

Así, poco a poco más de ellas están encontrando la utilidad de conectar datos, procesos y cosas con base en sus necesidades de negocio: “Muchas empresas, a través del tiempo se han dado cuenta que si conectaran “X” cosa que no lo está se beneficiarían gracias a la información que se obtiene de ello logrando ahorros en costos, mayor productividad e incluso, más ventas al poder replantear su estrategia de marketing con base en conocimiento del cliente”, agregó Fabián López.

Los casos de uso abarcan prácticamente todos los sectores productivos de una economía lo que, aunado a que estos dispositivos que típicamente cuentan con lo mínimo necesario para poder integrarse a las redes, trae consigo un reto muy grande para las organizaciones de TI de las empresas en cuanto a la integración segura y controlada en las organizaciones.

“En el mundo empresarial, la principal razón por la cual se busca integrar estos dispositivos a las redes empresariales, es para aprovechar la información que generan en tiempo real, analizarla y tomar acciones inmediatas que sirvan a la organización para responder de manera más rápida y efectiva al entorno competitivo dinámico que enfrentan”, explicó el director de Ingeniería de Sistemas de Aruba México, Everth Hernández.

IoT al alcance de la PyME

En el caso de la Pequeña y Mediana Empresa dichas tecnologías están cada vez más a su alcance, pues incluso a nivel de consumo hoy algunas de estas resultan asequibles para el usuario.

Para acceder a los beneficios que ofrece el Internet of Things todo parte de una red Wi-Fi, actualmente muchas PyMES, en especial aquellas que tienen menos de 50 empleados, reconocen la importancia que tiene el Wi-Fi para sus operaciones, viéndose limitadas por la tecnología anticuada y el desconocimiento de las mejoras en desempeño que tienen a su disposición. Asimismo, los socios de canal anticipan un aumento importante en el número de dispositivos que se conectarán a las redes Wi-Fi de las pequeñas empresas, lo que podría poner a prueba algunos entornos inalámbricos, según lo revelado por un estudio realizado por IDC bajo el encargo de Linksys denominado “The Mu-Mimo Opportunity for Channels Partners”, publicado el pasado mes de octubre.

Ante este contexto, resellers advierten sobre la oportunidad en ayudar a la PyME en actualizar su tecnología vieja pues actualmente más del 66% está usando Wi-Fi que tiene ocho años de antigüedad o más. Sin embargo, aseveran que las redes inalámbricas ahora se consideran una parte integral de sus entornos de red, ofreciendo flexibilidad al personal y acceso a la comunicación a visitantes y clientes, lo que los obligaría a actualizar su infraestructura. Panorama que también facilitaría la adopción de nuevas tendencias como el IoT, dando cabida al desarrollo de estrategias alrededor de ésta.

Los pasos a seguir

Desde la perspectiva del director de ingeniería en Cisco México, Ramón Viñals el primer paso para desarrollar una estrategia alrededor del IoT es identificar los casos de uso, por lo que primeramente se deberán analizar los ciclos de los procesos de operación o bien, la experiencia de los clientes en el caso de los proveedores de servicios; es decir, se deberá evaluar cómo son los procesos y cómo sustentarlos con base en la tecnología. “La idea es hacer un autoanálisis de los procesos y preguntarnos qué pasaría si tuviera tal información, cómo cambiaría mi proceso o cómo mejoraría la experiencia de mi cliente y con base en ello, identificar cosas que podrían ser habilitadas con la tecnología”.

Seguridad de las redes

El Security Researcher en ESET Latinoamérica, Miguel Ángel Mendoza, explicó que infortunadamente la gran mayoría de los desarrollos actuales de IoT no están considerando la seguridad como algo elemental, dejando de lado elementos básicos como el cifrado o el desarrollo de una programación segura. Incluso se ha minimizado a nivel de diseño de los dispositivos, además de no contemplar actualizaciones dando paso a ataques como KRACK.

Así, el pasado 16 de octubre, investigadores advirtieron sobre la existencia de un nuevo 'exploit' denominado KRACK que aprovecha las vulnerabilidades de seguridad de Wi-Fi y permite a los invasores leer y modificar los datos en redes inalámbricas. Vulnerabilidades que se producen en el protocolo de seguridad WPA2, el cual es el más utilizado actualmente en las redes Wi-Fi, permitiendo así descifrar los datos, hacer ataques de repetición de paquetes, secuestrar conexiones TCP e inyectar tráfico HTTP, entre otras acciones. Problema que afecta a prácticamente todos los dispositivos con conexión Wi-Fi, ya sean ordenadores con diferentes sistemas operativos, enrutadores, dispositivos móviles o de Internet de las Cosas.

A este respecto, el experto en seguridad de ESET detalló que dicha situación no implica tener que utilizar un nuevo protocolo, pues los diferentes fabricantes que implementan Wi-Fi deben liberar una actualización para que dicha vulnerabilidad sea corregida en los dispositivos que utilizamos para conectarnos al Wi-Fi.

“Día a día se descubren nuevas vulnerabilidades a la par de la tecnología que estamos utilizando como el Wi-Fi, pues si un atacante infiltrara nuestra red quizás podría propagar un código malicioso, modificar nuestros sitios web, interceptar y espiar nuestras comunicaciones, etc. Sin embargo, para hacerlo tendría que estar dentro del rango de transmisión, lo que puede mitigar de alguna manera dicha amenaza”.

Abundó en que dicha amenaza impacta de manera directa en el IoT, ya que cada vez más dispositivos integran conexión a una red inalámbrica, por lo que de haber un atacante cercano en el momento en el que el dispositivo transmita información, ésta podría ser expuesta.

¿Ransomware… of Things?

Incluso, actualmente se habla de infecciones o amenazas que podrían desarrollarse alrededor de un ecosistema de IoT como el “ransomware de las cosas”, (RoT, por sus siglas en inglés); ataque que se pronostica podría secuestrar dispositivos como smartwatch o smart TVs, por nombrar algunos ejemplos.

Con ello, también ha surgido el concepto de “Jackware”; término desarrollado por Stephen Cobb, Senior, Security Researcher en ESET, que implica un software malicioso que intenta tomar el control de un dispositivo cuyo objetivo principal no es el procesamiento de datos ni la comunicación digital sino el bloqueo del mismo a cambio del pago de un rescate.

Así, tal y como si fuera una película de ciencia ficción, un día podríamos tomar nuestro smartphone para abrir la aplicación que nos permita encender nuestro automóvil y de pronto podríamos recibir un mensaje pidiéndonos un pago por reactivar el vehículo. O bien, una fría noche de invierno recibir un mensaje exigiendo un rescate por la liberación del sistema de calefacción.

Afortunadamente, dicho ataque se ubica en su etapa teórica sin presentarse casos hasta el momento, por lo que hasta ahora no hay de qué preocuparse. Sin embargo, resulta importante considerar las amenazas actuales para prevenirnos ante posibles ataques posteriores.

El Internet como Servicio, ahora también es una realidad

Ante todo este mundo de posibilidades resulta inevitable que algún jugador de la industria esté fuera de la conversación del IoT; sin importar que se trate de un fabricante, un mayorista o un reseller. Sin embargo, lo que realmente está marcando la manera en la que participa en el mercado es la forma en la que se adentran a dicha tendencia mundial.

De esta manera, algunos fabricantes están adecuando sus productos para montarse en una solución del Internet de las cosas o bien, desarrollando todo un ecosistema alrededor de este para adentrarse de lleno en el tema. En el caso de mayoristas, existen quienes tan sólo ofrecen los beneficios logísticos y financieros que caracterizan al mayoreo tradicional, pero también hay quienes han diseñado toda una estrategia empleando toda su infraestructura y conocimientos en el negocio para simplificar la oferta y llevar los servicios de IoT a sus partners, tal es el caso de Ingram Micro México mediante su propuesta de Internet as a Service.

De esta manera, como resultado del trabajo que está realizando para posicionarse como jugador del negocio de Soluciones Avanzadas, el mayorista ha desarrollado toda una estrategia alrededor del Internet de las cosas mediante una oferta que contempla soluciones horizontales para mercados verticales como: Smart buildings, Smart home, Logística y transportación, Retail y Manufactura; mismas que se comercializarán bajo un esquema “As a Service”, a través de suscripciones anuales y rentas mensuales.

Para esto el reseller debe estar preparado a pasar la barrera del conocimiento técnico, el acercamiento adecuado con el cliente y la consultoría, pues de acuerdo con los impulsores de esta tendencia, las habilidades con las que cuente el canal y las que comience a desarrollar entorno a la oferta tecnológica del IoT será pieza clave en su crecimiento en esta tendencia que lo está cambiando todo.

“El canal debe estar cerca del cliente, de entender sus necesidades. Esa es la diferencia en la venta de tecnología, pues antes el canal vendía productos; hoy debe entender el core business y los procesos para así, evaluar la manera en la que la tecnología podría mejorar los procesos o una parte del negocio”: Viñals.