Buscando recuperar terreno en el segmento móvil, Microsoft finalmente cierra la compra de NOKIA

Durante dos años y medio, Microsoft y Nokia mantuvieron una alianza estratégica para el desarrollo de los teléfonos inteligentes Lumia, con el sistema operativo móvil Windows Phone. 04/09/2013
 

Durante dos años y medio, Microsoft y Nokia mantuvieron una alianza estratégica para el desarrollo de los teléfonos inteligentes Lumia, con el sistema operativo móvil Windows Phone.

Por: Reseller / Agencias

Microsoft anunció la compra de la gama de teléfonos de Nokia y un portafolio de patentes y servicios por cinco mil 440 millones de euros, en un esfuerzo por expandir su participación en el mercado de teléfonos multifuncionales. 

El acuerdo contempla la 
venta por parte de Nokia de todos sus activos relacionados con el diseño y fabricación de móviles básicos y terminales inteligentes por tres mil 790 millones de euros, incluidas las fábricas y los centros de I+D.


Nokia conservará su cartera de patentes, pero otorgará a Microsoft una licencia no exclusiva para su utilización durante 10 años, por la que la empresa estadounidense pagará mil 650 millones de euros, con la posibilidad de extender el acuerdo ''indefinidamente''.


Microsoft y Nokia han tratado de incursionar en el mercado de los teléfonos inteligentes como parte de una asociación forjada en 2011. Bajo la alianza, los teléfonos Lumia de Nokia funcionan con el sistema Windows de Microsoft, pero los aparatos no han logrado colocarse como una alternativa popular al iPhone o a la serie de teléfonos que utilizan Android, principalmente los smartphones y tabletas de Samsung Electronics.


El director general de Microsoft, Steve Ballmer, dijo que el acuerdo aportará a la empresa la capacidad y el talento de Nokia en diseño de aparatos, ingeniería, manufactura y mercadotecnia.


''Hasta que no haya señales de que (Microsoft) puede innovar y operar con éxito en la era posterior al PC, esperamos que la acción languidezca en los niveles actuales'', dijeron los analistas de Janney Yun Kim y Alice Hur. ''No creemos que el proyecto de adquisición del negocio móvil (de Nokia) cambie el posicionamiento estratégico (de Microsoft) en teléfonos inteligentes''.

La adquisición se produce en momentos en que Microsoft busca un nuevo líder. Hace poco más de una semana, Ballmer anunció que dimitirá como director general el próximo año.


Stephen Elop, quien dejó Microsoft en 2010 para convertirse en director general de Nokia, podría surgir como uno de los principales candidatos para suceder a Ballmer. 


Antecedentes

Durante dos años y medio, Microsoft y Nokia mantuvieron una alianza estratégica para el desarrollo de los teléfonos inteligentes Lumia, con el sistema operativo móvil Windows Phone. Ahora, la firma que dirige aun Steve Ballmer muestra una clara señal de que quiere recuperar terreno en el segmento móvil, dominado por Google y Apple, coinciden analistas.

La transacción –que en monto es 42% menor a lo que desembolsó Google por Motorola Mobility– fue un movimiento necesario para entrar de lleno en la competencia y mantenerse con vida en el segmento, aseguran los expertos.

Estadísticas

Cifras de IDC a nivel global muestran que para el segundo trimestre del 2013, los equipos con Windows Phone –en su mayoría manufacturados por Nokia– se posicionaron como la tercera fuerza en el segmento de los smartphones con una participación del 3.7% del total de embarques, pero en México y América Latina ya ocupan la segunda posición, por debajo de Android.

Fotografía: El presidente y consejero delegado interino de Nokia, Risto Siilasmaa (centro), el director financiero de Nokia, Timo Ihamoutila (izquierda), y el ex consejero delegado de la compañía de telefonía Stephen Elop hacen una declaración a la prensa durante una rueda de prensa para presentar la compra de las patentes y negocios de móviles de la finlandesa Nokia por parte del gigante de software estadounidense Microsoft en el Centro de Congresos Dipoli en Espoo (Finlandia).