63% de jóvenes de la Generación Z encontraría difícil vivir sin sus smartphones

11/12/17
 

La tecnología ha conseguido conectar dispositivos con personas y, sobre todo, “acercarlas” alrededor de todo el planeta, haciendo que el mundo digital sea igual de relevante que el real. Para los jóvenes de la Generación Z esto es aún más importante, ya que las nuevas generaciones de usuarios son los principales consumidores de datos para la transmisión de vídeos, conexión a las redes sociales, escuchar música en línea, etcétera. Además, la Internet de las Cosas (IoT) seguirá en aumento a medida que disminuyan los costos de los dispositivos y surjan nuevas aplicaciones, haciendo que los proveedores de servicios deban acelerar la implementación de las redes 5G y sean capaces de proporcionar un nivel de servicio que se adapte a las nuevas necesidades de los usuarios.

La Generación Z es la primera generación móvil que parece vivir igualmente en el mundo digital que en el real. Los teléfonos inteligentes y sus dispositivos móviles siempre están cerca y al alcance, convirtiéndose en el centro social a través del cual los jóvenes crean un universo, un espacio virtualizado donde interactúan con otras personas:

“En un reciente estudio realizado por CommScope1 se encontró que cerca del 63% de los jóvenes de la Generación Z encontraría sumamente difícil vivir sin sus smartphones, lo cual refleja el hecho de que prefieren conversar con personas por mensajes y aplicaciones, que personalmente”, puntualizó Adriana Justi Antonelli, CALA Regional Marketing Manager en CommScope. “Vemos jóvenes todo el tiempo intercambiando mensajes con personas que están físicamente lejos, pero también cerca; esto repercute en dos puntos, ya que por un lado acerca a la gente y, por otro, la internet también los aleja en momentos de convivencia social”.

Con los dispositivos que los mantienen conectados, los jóvenes de esta generación están llenos de dicotomías: la tecnología los distrae, pero también les ayuda a ahorrar tiempo; los entretiene, pero al mismo tiempo les da poder; los ayuda a comunicarse, pero también los aleja de sus entornos más cercanos. Pero esto no es todo; la tecnología ha ocasionado que los hábitos de uso continúen modificándose.

Hoy las nuevas generaciones priorizan la velocidad y conectividad de Internet más rápidas, no sólo para realizar sus tareas de mejor forma, sino para interrelacionarse con sus semejantes. De acuerdo al estudio de CommScope, 49% de los jóvenes de la Generación Z consideran que el acceso a internet es muy importante en la forma en con quién se relacionan y cómo se conectan con otras personas, por lo cual los proveedores de servicios deben ser capaces de ofrecer soluciones y servicios eficientes que satisfagan los requerimientos de conectividad, y les permita a los usuarios estar siempre conectados, en todo tiempo y lugar.

“En la actualidad hay cerca de 5,000 millones de suscriptores móviles en el mundo, y se prevé que para 2021 habrá 16 millones de dispositivos conectados a la IoT2, por lo que la demanda de servicios de conectividad seguirá en aumento. Si consideramos que, además, la Generación Z es la que más consume datos de vídeo a través de teléfonos inteligentes, es inevitable de los proveedores de servicios se preparen para acelerar la implementación de redes críticas para la IoT, como el 5G, con la capacidad de conectar exponencialmente más dispositivos de los que son posibles ahora”, añadió Adriana Justi Antonelli.

La capacidad de la tecnología ha ayudado a la Generación Z a ser más inteligente, más capaz y más conectada, por lo que se ha vuelto una parte fundamental de cómo viven sus vidas. El acceso a Internet afecta todo en su mundo, desde con quién socializan, cómo aprenden, los productos que compran, la música que escuchan y los lugares a los que viajan. Hoy los teléfonos y dispositivos móviles los acompañan a todos lados, la escuela, el trabajo, sus casas e, incluso, antes de dormir o en momentos de ocio.

Para Adriana Justi Antonelli, CALA Regional Marketing Manager en CommScope, otra de las cuestiones que tienen los jóvenes entre 13 y 17 años es que para ellos socializar no sólo envuelve a las personas que conocen físicamente; entienden que la cantidad de followers en sus redes sociales son importantes, y para eso requieren poder compartir contenidos rápidamente, y conectarse todo el tiempo.

“Pese a todo, no podemos decir que esto sea mejor o peor que otras generaciones, sólo es diferente, por lo que las empresas y proveedores de servicios debemos entender este comportamiento para poder acercarnos y ofrecer mejores soluciones. En CommScope trabajamos de la mano con nuestros socios de negocio para reconfigurar y adaptar redes en todo el mundo, que atiendan las necesidades de esta demanda exponencial por consumo de datos en todo momento y todo lugar. Nuestra misión es seguir innovando para proporcionar mejores conexiones y redes, siempre listas para las expansiones futuras”, concluyó.

1”The Generation Z Study of Tech Intimates”, CommScope, 2017.

2 Ericsson Report, 2016

Artículo de colaboración

Autor: CommScope