Revoca administración de Trump la neutralidad de la red en Estados Unidos

15/12/17
 

Por: Reseller / Cristina Bravo  

Aprobada por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) este 14 de diciembre, la medida que fue impulsada apenas en 2015 por el entonces presidente Barack Obama para garantizar el principio de equidad de internet para los usuarios y evitar la discriminación, fue revocada por la administración de Donald Trump.

Habiendo nacido como una infraestructura descentralizada, el internet y su neutralidad en el precepto más puro buscaba evitar la discriminación de los usuarios, la clasificación de contenidos de primera o segunda o el bloqueo de los mismos, así como la reducción del tráfico de datos de acuerdo a cada tipo de internauta, tanto usuarios de casa como de pequeñas y medianas empresas estarían entonces en total desventaja frente a las grandes compañías que podrán pagar “un internet de primera”.

Sin embargo el presidente de la FCC Ajit Pai, -principal impulsor de la medida-, que el aumento de costos para los usuarios y los bloqueos de contenido no sucederán. Refirió (citado por el diario El Mundo) que “el objetivo es restaurar la libertad de Internet y permitir a los consumidores que puedan adquirir el plan de servicios conforme a sus necesidades y para que los emprendedores y las pequeñas empresas puedan tener información técnica necesaria para innovar”.

AT&T, Comcast y Verizon, parecen ser las principales beneficiadas de esta reforma, de ésta última Ajit Pai fungió como abogado antes de asumir el cargo en la Comisión Federal de Comunicaciones.

“La retirada de la neutralidad supondrá restaurar la libertad, volver a un Internet mejor y más barato. Seguirá habiendo protección para el consumidor y su acceso no se verá limitado. Pero no es nuestro trabajo decidir quién gana y quién pierde en la economía de Internet. El gobierno dejará de regular sobre cómo los proveedores deben manejarse, y estos tendrán incentivos para afrontar la próxima generación de redes y servicios”, afirmó Pai de acuerdo con el periódico El País.

Panorama en México

Lo sucedido en EE.UU. este jueves vuelve a poner los puntos sobre las ies en el debate internacional y en México por supuesto sobre la neutralidad de la red.

En el caso mexicano, el acceso a Internet fue declarado un derecho constitucional (Reforma de Telecomunicaciones 2013), como una herramienta que habilita otros derechos fundamentales de los ciudadanos el de acceso a la información y en el ámbito de la iniciativa privada sentó las bases para “garantizar una mayor competitividad en la oferta servicios”. México, de acuerdo con la Secretaria de Comunicaciones y Transportes es el único país del mundo que recoge en su Constitución el derecho a acceder a internet y a las tecnologías de la información. Se trata de un derecho humano de cuarta generación.

Las primeras reacciones de algunos especialistas concuerdan en que la medida no afectará los servicios relacionados en México pero también en que es necesario discutir sobre el tema y el rumbo a seguir que aunque se cuenta con una regulación apegada a los estándares internacionales, sigue habiendo una brecha normativa que reducir, legislando en favor de las garantías dictadas en la Constitución Política, entre ellos el del acceso a la información a través de la red.

Más temprano este mes de diciembre, el Senado de la República hizo un llamado al foro “Diálogos sobre la Neutralidad de la Red”, donde el presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, Zoé Robledo Aburto destacó la relevancia del gran acervo informativo con el que cuenta la Red “el más grande del que la humanidad haya tenido registro”, dijo pero advirtió que esto lleva consigo también una “serie de riesgos que implican el delicado equilibrio entre la libertad y la responsabilidad”. Argumentó sobre el empoderamiento de los ciudadanos a través de este derecho constitucional en el que los proveedores de servicios no pueden ni deben decidir con base en un criterio de eficiencia económica únicamente, qué contenido premian, cuál castigan, a cuál directa o indirectamente impiden consultar, descargar o disfrutar y puntualizó “en México debemos alejarnos del modelo de legislación de la era Trump, pues ejemplos como el chileno nos muestran que sí es posible legislar en este tema con amplias mayorías parlamentarias, para garantizar la calidad de la comunicación digital”.

Durante el foro se destacó también la importancia de la neutralidad de la red como impulsora de la economía a través de plataformas digitales como las de comercio en línea, transacciones bursátiles; y de comunicación, para solicitar servicios públicos, para solicitar derechos, como la libertad de expresión.