Los ejes tecnológicos que moverán 2018

Dejamos atrás un año complicado el cual registró crecimientos moderados para la industria de TIC´s en México y damos la bienvenida a un 2018 que con matices políticos que marcarán el rumbo del país también deja ver positivas oportunidades como resultado de acontecimientos sociales de los que ya se habla en la agenda pública así como el boom de nuevas tendencias, la consolidación y masificación de tecnologías de la tercera plataforma, las cuales cobrarán mayor fuerza y empoderarán a las empresas mexicanas. 03/01/18
 

Por: Reseller / Cyntia Martínez

El 2018 trae consigo uno de los temas más álgidos para la agenda pública en México y que incide total y profundamente –desde sus inicios hasta el desenlace-, en el ritmo de crecimiento de la economía nacional y el desarrollo de los negocios. Hablamos de la temporada electoral. El próximo primero de julio en México y al finalizar el año Colombia, Brasil, Costa Rica, Paraguay y probablemente Venezuela habrán culminado sus procesos electorales también para la sucesión presidencial. Chile se suma con su primera vuelta que comenzó en noviembre pasado. Esto sin duda repercute en las predicciones que en materia económica se pueden realizar con respecto a qué sucederá con los negocios en la región y las industrias, pues el ciclo político electoral durará en la región prácticamente todo el año y el 75% de la población de América Latina irá a las urnas.

Ante este hecho, la consultora IDC, a través de su estudio “FutureScape 2018: IT Industry Worldwide & Latin America Implications” pronostica que para este año habrá un optimismo cauteloso prospectando que la región comience con ritmo lento  el ciclo de crecimiento, en comparación con otros históricos logrados durante la década pasada. Asimismo, el PIB  esperado crecerá alrededor del 2% durante 2018 y 2019.

Para México, la firma Select proyecta un “crecimiento discreto” que no necesariamente se dará de presentarse discontinuidades, ambiente político negativo y algunos otros factores que podrían impactar de manera abrupta la economía mexicana como la renegociación del TLC, de no haber acuerdos de transición impactando industrias específicas como la manufacturera.

Sin embargo, existen temas que vienen de meses atrás como los relacionados con la reforma en Telecom que ha venido dejando cierto nivel de inversiones, lo cual continuará para este año aunque también existirá una importante cantidad de proyectos que se postergarán.

“Este 2018 será un año atípico al existir mucha incertidumbre al no saber qué partido político estará a cargo del gobierno o si habrá un cambio radical, lo que podría impactar de manera negativa el desempeño de la industria”, externó el director ejecutivo en Select, Saúl Cruz Pantoja.

Ante dicho panorama, la recomendación del directivo para el canal es que durante la primera mitad del año realicen una búsqueda intensiva de proyectos, pues el panorama se complicará para la segunda mitad del año en donde se experimentará una transición o cambio que frenará las decisiones asociadas a inversiones y actualizaciones.

Al margen de este tema, cabe citar una reciente investigación realizada por la consultora mexicana en la que analizó el crecimiento compuesto de la industria en los últimos cuatro sexenios revelando que bajo el mandato de Enrique Peña Nieto se registró el menor crecimiento de estos últimos 24 años analizados (2%). Durante el  gobierno del ex presidente Vicente Fox se logró un crecimiento del 9% y bajo el mandato de Felipe Calderón  se experimentó un crecimiento del 7%.

“Esto habla de una desaceleración más no quiere decir que la industria esté decayendo; simplemente ya no se crece a los ritmos acelerados que ocurría en años anteriores”, explica Saúl Cruz, quien ahondó en que pese al dinamismo en la industria, el crecimiento experimentado habla de “cierta madurez”, lo que indica que se debe seguir replanteando dónde están las oportunidades de negocio ya que los segmentos tradicionales han alcanzado cierto grado de madurez como las tabletas, las PC´s, servidores y sistemas tradicionales de redes debido a que existe un nivel de saturación en el segmento empresarial grande, además de la proliferación de tecnologías Cloud que se comercializan bajo un modelo “As a Service”, así como servicios administrados, poniendo las tecnologías más sofisticadas al alcance de la pequeña y mediana empresa.

PyME continuará siendo una oportunidad

La PyME es uno de los sectores en donde se prevé mayor oportunidad al existir una baja penetración tecnológica. De esta manera, la tarea del reseller consistirá en entender que los negocios están cambiando y que debe ofrecer nuevos modelos de servicios tecnológicos “pues en este segmento, se está compitiendo con el presupuesto de la operación del negocio”.

La expectativa para este año es que cada vez más empresas de menor tamaño buscarán proveedores que les brinden confiabilidad, seguridad y precio para que sus inversiones en TI sean cada vez más redituables, reflexiona la gerente de Mercadotecnia y Comunicación corporativa en ho1a México, Mónica Moreno.

Por el contrario, existen segmentos que están creciendo a triple dígito como el Cómputo en la Nube, Virtualización, Seguridad, Cómputo Cognitivo, Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas; segmentos que están naciendo, creciendo a ritmos acelerados pero cuyo peso continúa siendo bajo, en comparación con lo que solían representar segmentos más maduros.

En este sentido, para 2018 Select pronostica un crecimiento entre el 5% y 7%; incrementos que si bien son buenos, en comparación con el que experimenta la economía, resultan insuficientes teniendo como radiografía un esfuerzo por parte de los fabricantes por ampliar su portafolio y teniendo como uno de los grandes dilemas para la industria la necesidad de auto-transformarse. 

“Son pocas las empresas que han hecho una verdadera transformación de su portafolio en pro de la era de la Transformación Digital de los negocios, pues como industria predicamos que esta evolución es necesaria pero muchos jugadores no han sido capaces de transformarse, en particular el canal de distribución, el cual será el eslabón más débil de la cadena de no lograr montarse a las nuevas olas tecnológicas”, subrayó el especialista de Select, Transformación Digital que deberá apalancarse de tecnologías que experimentaron su boom durante el año pasado tales como: Cloud, Big Data y Analytics, Movilidad y Redes Sociales dando paso a tecnologías disruptivas pero consolidándose en el mercado, marcando un precedente para lo que la consultora IDC denomina el segundo capítulo de la Tercera Plataforma, conformando así una parte esencial de la estrategia de las organizaciones. 

De acuerdo con Frank Gens, analista en jefe y SVP de la firma IDC 'En 2018, las piezas clave del tercer capítulo de la Tercera Plataforma (-Cloud Computing, Big Data, Social Business y Mobility-) se unirán con mayor fuerza, impulsando a las empresas a multiplicar su ritmo y escala de innovación digital a través del dominio de plataformas digitales, de comunidades de desarrolladores externos, de mercados de datos como servicio (DaaS), de servicios de inteligencia artificial (AI) en expansión, blockchain como servicio, de nuevas interfaces humano-digitales (HD) y ecosistemas API abiertos”.

Big Data y Analytics seguirán marcando precedentes

Hoy sabemos que la información es “el alma de cualquier negocio”, en donde la digitalización y el posterior análisis de los grandes volúmenes de datos ayudarán a tomar decisiones de negocio más inteligentes y al crecimiento del negocio trayendo consigo beneficios como reducción de costos y tiempos, desarrollo de productos y ofertas y servicios optimizados; lo cual continuará suponiendo un reto importante para las organizaciones durante este año.

En este sentido, el volumen, la velocidad y la variedad de los formatos son elementos indispensables que se deberán seguir considerando para desarrollar una estrategia adecuada y exitosa de Big Data y Analytics. Sin embargo, fabricantes como Ricoh prevén que a diferencia de años anteriores, a lo largo de estos siguientes 12 meses, áreas y sectores de la economía se beneficiarán aún más de la recolección, almacenamiento y análisis de grandes cantidades de información para impulsar nuevas formas de actividad económica, tales como: Cuidado de la Salud, Educación, Recursos Humanos y Retail.

“Las tecnologías de Big Data han pasado de ser un simple concepto para convertirse en tema de discusión en el momento en que las compañías se plantean eficientar la información que acumulan. 2018 será el año en el que las soluciones de manejo de datos, junto los sistemas de analíticos avanzados, tendrán un crecimiento exponencial en sus aplicaciones de negocio para aumentar la competitividad de las empresas mediante la conversión de los datos en información que facilita la toma de decisiones, destacó el director de Ricoh Services & Solutions en Ricoh Latin America, Antonio Catale.

De acuerdo con Veritas, el año pasado, la tasa de crecimiento anual de datos se disparó a un 48,7%, llenando la capacidad de almacenamiento a una velocidad increíble. De hecho, más del 50% de los archivos que fueron almacenados por las organizaciones que eran de naturaleza 'desconocida'.

No obstante, la compañía prevé que para este año veremos que las empresas exitosas cambiarán sus estrategias de almacenamiento de una mentalidad de 'guardar todo' a una que identifica y almacena datos que brindan conocimientos valiosos o información crítica de asignaciones.

Asimismo, predice que empezaremos a ver los avances en la analítica que llevan el archivado tradicional, así como la discusión acerca de copias de seguridad y almacenamiento más allá de simplemente 'añadir más capacidad'.

Según un reciente estudio de IDC, el crecimiento de Big Data y soluciones analíticas hacia 2018 será de 33% en infraestructura en la nube, 29% en software, y 29% en servicios. No obstante, reveló que el 70% de las compañías no cuenta con talento analítico necesario para satisfacer las demandas que conlleva su crecimiento en las industrias y por otro lado poder maximizar sus beneficios a nivel negocio.

La Nube al alcance de todos

Cloud es una de las principales herramientas tecnológicas a las que acuden cada vez más empresas mexicanas al ayudarles a ofrecer servicios más ágiles, sencillos y seguros; adopción que continuará su asenso durante este año pues de acuerdo con el gerente de Soluciones y desarrollo de negocio para Data Center y Cloud en ho1a México, Daniel Villegas, las organizaciones priorizarán su inversión en la nube (75%), seguido de comercio electrónico (66%), data center (65%) y marketing omnicanal (63%).

“La nube será clave para que las empresas mexicanas incrementen la productividad informática hasta en un 90% y logren ahorros de un 80%, logren ampliar su presencia digital y sus ventas”, informó Villegas.

De acuerdo con el ejecutivo, a la fecha una de cada tres empresas mexicanas ya cuenta con algún servicio en la nube y prevé que para 2020, al menos esta cifra se duplique al existir soluciones  a costos accesibles para todo tipo de empresas. Comentó que las empresas buscan dos objetivos cuando van hacia la nube: incrementar la productividad y disminuir los costos y para hacer la migración deberá definir cuales son las prioridades u objetivos del negocio.

“La nube involucra una serie de retos que implica una nueva forma de consumir, de pagar y de moldear los procesos. Hoy, existe una gran oferta de proveedores en el mercado; sin embargo, las organizaciones deberán analizar con qué proveedores involucrarse”.

Aseguró que una de las preocupaciones para migrar a la nube es la seguridad; por lo que las empresas deben confiar en su proveedor, tener la certeza de que podrá cumplir con sus procesos y garantizar el nivel de servicio que necesitan a nivel de infraestructura y aplicativos. Además de tener recursos expertos para poder entregar a los clientes servicios de calidad y con el performance que ellos requieren.

“De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), cuando una empresa comienza a hacer uso de servicios en la nube para sus procesos empresariales puede incrementar sus ingresos hasta en 94%”. 

En complemento, el Vicepresidente Dell EMC Latinoamérica, Diego Majdalani, explicó que partiendo de todas las bondades que ofrece la nube, el siguiente paso es el surgimiento de la 'mega-nube' que entrelazará múltiples nubes privadas y públicas para comportarse como un sistema coherente y holístico.

De esta manera, la mega-nube ofrecerá una vista federada e inteligente de todo un entorno de TI. Pero para que la mega-nube sea posible se necesitará crear innovaciones multi-nube en redes (para mover datos entre nubes), almacenamiento (para colocar datos en la nube correcta) y computación (para utilizar el mejor procesamiento y aceleración para las cargas de trabajo) , orquestación (para vincular redes, almacenamiento y cómputo en todas las nubes) y, como una nueva oportunidad, los clientes tendrán que incorporar Inteligencia Artificial y aprendizaje automático, para llevar la automatización y el conocimiento a un nuevo nivel desde este entorno de TI de próxima generación.

¡Bienvenidas tecnologías disruptivas!

Tecnologías de la Tercera Plataforma que se fusionarán y acelerarán la llegada y adopción de otras de las que ya se venía hablando desde meses atrás, dando paso a nuevas tendencias que desatarán una ola de innovación multiplicada a través de ecosistemas y plataformas abiertas dando paso a tecnologías de Seguridad de Next generation, Realidad Aumentada, Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial y Conocimiento Cognitivo, Robótica e Impresión 3D, las cuales empoderarán a las empresas del futuro.

“En la era de la innovación multiplicada habrá un masivo intercambio y monetización de la información a través del desarrollo y la implementación híper ágil de aplicaciones  por una población de desarrolladores digitales en expansión. Veremos el inicio del retorno de la confianza digital de servicios de inteligencia artificial más ricos y el advenimiento de interfaces humano digitales más profunda y un mundo de servicios en la nube más diversa. Esto no es una transformación tecnológica sino cultural y compete a toda la estrategia de la organización”, sostuvo el vicepresidente de Grupo IDC América Latina, Ricardo Villate. 

Inteligencia Artificial ¿La rebelión de las máquinas?

La percepción de que la Inteligencia Artificial (IA) es un tema que pertenece a un futuro lejano ha quedado atrás y este 2018 será la mejor muestra de ello pues tan solo durante este año, la consultora Gartner estima que la inversión global en tecnologías de Inteligencia Artificial, incluyendo servicios de consultoría, alcanzará un monto de poco más de seis mil millones de dólares y podría llegar a los 29 mil millones de dólares para 2021.

Entre las tendencias estratégicas para este año, la consultora recomienda: fijar las bases de una estrategia empresarial de IA, el desarrollo de aplicaciones y servicios que aprovechen la IA y un crecimiento en las iniciativas de “cosas inteligentes” (objetos, como los automóviles autónomos, que requieren de algún grado de IA para funcionar).

A este respecto, el vicepresidente de Dell EMC aseguró que la IA cambiará la forma en que utilizamos nuestro tiempo para interactuar con datos. Asimismo, las empresas aprovecharán la inteligencia artificial para realizar operaciones que antes eran consideradas propias del ser humano, lo que reducirá significativamente el tiempo que dedican al análisis y planificación de escenarios y nuevas innovaciones. Lo anterior permitirá que las personas tomen más decisiones y se muevan más rápido, lográndose el avance y la consolidación de nuevas ideas y proyectos.

De hecho, algunos expertos afirman que la IA reemplazará empleos, pero estas  innovadoras tecnologías también pueden crear nuevos puestos de trabajo, desatando nuevas oportunidades para los humanos. Por ejemplo, veremos un nuevo tipo de profesional de TI enfocado en la capacitación y el ajuste de inteligencia artificial; profesionales que serán responsables de establecer los parámetros para lo que se debe y no se debe clasificar como buenos resultados comerciales, determinar las reglas para el negocio, enmarcar lo que constituye “recompensa”; entre otras funciones. Por su parte, LogMeIn, pronostica que la inteligencia artificial, la emocional y la convencional se fusionarán para mejorar las relaciones laborales y optimizar los resultados empresariales.

RA y RV, una realidad

Al igual que ocurrió con la IA, tampoco pasará mucho tiempo hasta que las líneas entre la realidad y la Realidad Aumentada (RA) comiencen a difuminarse. Por ejemplo, hoy vemos equipos de trabajadores de la construcción, arquitectos e ingenieros están utilizando visores con dicha tecnología para visualizar nuevas construcciones, coordinar esfuerzos basados en una visión única de un desarrollo y hasta capacitar a los trabajadores.

Desde luego, las aplicaciones que ofrece la Realidad Virtual (RV) para los espacios de entretenimiento y juegos nos parecen más familiares ya que este segmento ha explotado sus usos en el mercado de consumo gracias a las experiencias inmersivas que ofrecen.

IoT, un mundo conectado

De acuerdo con Deloitte México, en 2020 nuestro país tendrá 200 millones de dispositivos conectados a la red, lo que lo posicionará en el Top 5 de países latinoamericanos con mayor adopción de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y prospectaba que al cierre de 2017 el valor del mercado IoT en México logrará un crecimiento de 26%, llegando a los 4 mil 158 millones de dólares.

“Las empresas mexicanas invertirán en tecnologías de IoT para que les ayuden a ser más eficientes y competitivas en el mercado, durante 2018. De hecho, las compañías de sectores como el educativo, de salud, financiero, agro, retail y transporte, demandarán más este tipo de soluciones porque buscan tener un mejor control de su negocio”, informó el CEO de Identidad IoT, Andrés Sánchez.

De acuerdo con el Índice de Innovación de la Sociedad en México, 3 de cada 10 empresas ya han implementado una solución en Internet de las Cosas. En contraparte, de entre las organizaciones que aún no lo hacen, 5 de cada 10 planea hacerlo en los próximos 12 meses. El análisis también indica que en nuestro país, las compañías mexicanas invirtieron  principalmente en soluciones de IoT para el monitoreo de flotillas (514 millones de dólares), edificios inteligentes (125 millones de dólares) y operaciones de manufactura (334 millones de dólares).

Sánchez señaló que con el IoT, las organizaciones pueden generar nuevas oportunidades de negocio, mejorar sus procesos operativos y productivos al hacer el análisis del volumen, variedad y velocidad de los datos producidos, al mismo tiempo que tienen mayor visibilidad y control de su negocio, lo que a su vez les permite anticiparse a los problemas y tomar decisiones de forma rápida.

El vocero de Identidad IoT pronostica que en 2018 veremos también cómo las compañías implementarán sus procesos comerciales en IoT, con el objetivo de mejorar sus servicios al cliente, traduciéndose en impulso en el procesamiento y análisis de datos para reducir sus costos.

“La magnitud de todos los datos combinados y el poder de procesamiento con el poder de la IA ayudarán a las máquinas a orquestar mejor nuestros recursos físicos y humanos. Nos convertiremos en “conductores digitales” de la tecnología y de los entornos que nos rodean. La tecnología funcionará como una extensión de nosotros mismos. Cada objeto se volverá inteligente y nos permitirá vivir vidas más inteligentes”.

WannaCry, solo el principio…

Sin embargo, no todo es color de rosa pues al igual que la adopción de estas tecnologías ayudarán al crecimiento de las empresas, también favorecerán para ser un blanco de ataque para los ciberdelincuentes. En este sentido, tecnologías como el Aprendizaje Automático, la Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas sentarán las bases para que los ataques sean más potentes, incluso se espera que delincuentes cibernéticos superen los daños logrados durante el año pasado. Así, incidentes como el ataque WannaCry, que afectó a más de 200 mil computadoras en todo el mundo en mayo pasado, son sólo el precedente de un nuevo año de malware más virulento y ataques DDoS.

De acuerdo con Symantec, en 2018 la tendencia será más pronunciada pues los delincuentes cibernéticos están preparados para intensificar sus ataques contra los millones de dispositivos ahora conectados a Internet de las Cosas tanto en oficinas como en hogares.

El director de Ingeniería para Latinoamérica de Symantec, Vladimir Amarante, aseguró que al igual que  el ransomware será una amenaza significativa y llevarán a una explosión en este 2018. Asimismo, dijo que la adopción de Software as a Service (SaaS) —la cual continúa creciendo a un ritmo exponencial a medida que las organizaciones se montan en proyectos de transformación digital para impulsar la agilidad empresarial—presenta muchos desafíos de seguridad ya que el control de acceso, el control de datos, el comportamiento del usuario y el cifrado de datos varían significativamente entre las diferentes aplicaciones, por lo que seguirá siendo un desafío para este año.Por: Reseller / Cyntia Martínez

El 2018 trae consigo uno de los temas más álgidos para la agenda pública en México y que incide total y profundamente –desde sus inicios hasta el desenlace-, en el ritmo de crecimiento de la economía nacional y el desarrollo de los negocios. Hablamos de la temporada electoral. El próximo primero de julio en México y al finalizar el año Colombia, Brasil, Costa Rica, Paraguay y probablemente Venezuela habrán culminado sus procesos electorales también para la sucesión presidencial. Chile se suma con su primera vuelta que comenzó en noviembre pasado. Esto sin duda repercute en las predicciones que en materia económica se pueden realizar con respecto a qué sucederá con los negocios en la región y las industrias, pues el ciclo político electoral durará en la región prácticamente todo el año y el 75% de la población de América Latina irá a las urnas.

Ante este hecho, la consultora IDC, a través de su estudio “FutureScape 2018: IT Industry Worldwide & Latin America Implications” pronostica que para este año habrá un optimismo cauteloso prospectando que la región comience con ritmo lento  el ciclo de crecimiento, en comparación con otros históricos logrados durante la década pasada. Asimismo, el PIB  esperado crecerá alrededor del 2% durante 2018 y 2019.

Para México, la firma Select proyecta un “crecimiento discreto” que no necesariamente se dará de presentarse discontinuidades, ambiente político negativo y algunos otros factores que podrían impactar de manera abrupta la economía mexicana como la renegociación del TLC, de no haber acuerdos de transición impactando industrias específicas como la manufacturera.

Sin embargo, existen temas que vienen de meses atrás como los relacionados con la reforma en Telecom que ha venido dejando cierto nivel de inversiones, lo cual continuará para este año aunque también existirá una importante cantidad de proyectos que se postergarán.

“Este 2018 será un año atípico al existir mucha incertidumbre al no saber qué partido político estará a cargo del gobierno o si habrá un cambio radical, lo que podría impactar de manera negativa el desempeño de la industria”, externó el director ejecutivo en Select, Saúl Cruz Pantoja.

Ante dicho panorama, la recomendación del directivo para el canal es que durante la primera mitad del año realicen una búsqueda intensiva de proyectos, pues el panorama se complicará para la segunda mitad del año en donde se experimentará una transición o cambio que frenará las decisiones asociadas a inversiones y actualizaciones.

Al margen de este tema, cabe citar una reciente investigación realizada por la consultora mexicana en la que analizó el crecimiento compuesto de la industria en los últimos cuatro sexenios revelando que bajo el mandato de Enrique Peña Nieto se registró el menor crecimiento de estos últimos 24 años analizados (2%). Durante el  gobierno del ex presidente Vicente Fox se logró un crecimiento del 9% y bajo el mandato de Felipe Calderón  se experimentó un crecimiento del 7%.

“Esto habla de una desaceleración más no quiere decir que la industria esté decayendo; simplemente ya no se crece a los ritmos acelerados que ocurría en años anteriores”, explica Saúl Cruz, quien ahondó en que pese al dinamismo en la industria, el crecimiento experimentado habla de “cierta madurez”, lo que indica que se debe seguir replanteando dónde están las oportunidades de negocio ya que los segmentos tradicionales han alcanzado cierto grado de madurez como las tabletas, las PC´s, servidores y sistemas tradicionales de redes debido a que existe un nivel de saturación en el segmento empresarial grande, además de la proliferación de tecnologías Cloud que se comercializan bajo un modelo “As a Service”, así como servicios administrados, poniendo las tecnologías más sofisticadas al alcance de la pequeña y mediana empresa.

PyME continuará siendo una oportunidad

La PyME es uno de los sectores en donde se prevé mayor oportunidad al existir una baja penetración tecnológica. De esta manera, la tarea del reseller consistirá en entender que los negocios están cambiando y que debe ofrecer nuevos modelos de servicios tecnológicos “pues en este segmento, se está compitiendo con el presupuesto de la operación del negocio”.

La expectativa para este año es que cada vez más empresas de menor tamaño buscarán proveedores que les brinden confiabilidad, seguridad y precio para que sus inversiones en TI sean cada vez más redituables, reflexiona la gerente de Mercadotecnia y Comunicación corporativa en ho1a México, Mónica Moreno.

Por el contrario, existen segmentos que están creciendo a triple dígito como el Cómputo en la Nube, Virtualización, Seguridad, Cómputo Cognitivo, Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas; segmentos que están naciendo, creciendo a ritmos acelerados pero cuyo peso continúa siendo bajo, en comparación con lo que solían representar segmentos más maduros.

En este sentido, para 2018 Select pronostica un crecimiento entre el 5% y 7%; incrementos que si bien son buenos, en comparación con el que experimenta la economía, resultan insuficientes teniendo como radiografía un esfuerzo por parte de los fabricantes por ampliar su portafolio y teniendo como uno de los grandes dilemas para la industria la necesidad de auto-transformarse. 

“Son pocas las empresas que han hecho una verdadera transformación de su portafolio en pro de la era de la Transformación Digital de los negocios, pues como industria predicamos que esta evolución es necesaria pero muchos jugadores no han sido capaces de transformarse, en particular el canal de distribución, el cual será el eslabón más débil de la cadena de no lograr montarse a las nuevas olas tecnológicas”, subrayó el especialista de Select, Transformación Digital que deberá apalancarse de tecnologías que experimentaron su boom durante el año pasado tales como: Cloud, Big Data y Analytics, Movilidad y Redes Sociales dando paso a tecnologías disruptivas pero consolidándose en el mercado, marcando un precedente para lo que la consultora IDC denomina el segundo capítulo de la Tercera Plataforma, conformando así una parte esencial de la estrategia de las organizaciones. 

De acuerdo con Frank Gens, analista en jefe y SVP de la firma IDC 'En 2018, las piezas clave del tercer capítulo de la Tercera Plataforma (-Cloud Computing, Big Data, Social Business y Mobility-) se unirán con mayor fuerza, impulsando a las empresas a multiplicar su ritmo y escala de innovación digital a través del dominio de plataformas digitales, de comunidades de desarrolladores externos, de mercados de datos como servicio (DaaS), de servicios de inteligencia artificial (AI) en expansión, blockchain como servicio, de nuevas interfaces humano-digitales (HD) y ecosistemas API abiertos”.

Big Data y Analytics seguirán marcando precedentes

Hoy sabemos que la información es “el alma de cualquier negocio”, en donde la digitalización y el posterior análisis de los grandes volúmenes de datos ayudarán a tomar decisiones de negocio más inteligentes y al crecimiento del negocio trayendo consigo beneficios como reducción de costos y tiempos, desarrollo de productos y ofertas y servicios optimizados; lo cual continuará suponiendo un reto importante para las organizaciones durante este año.

En este sentido, el volumen, la velocidad y la variedad de los formatos son elementos indispensables que se deberán seguir considerando para desarrollar una estrategia adecuada y exitosa de Big Data y Analytics. Sin embargo, fabricantes como Ricoh prevén que a diferencia de años anteriores, a lo largo de estos siguientes 12 meses, áreas y sectores de la economía se beneficiarán aún más de la recolección, almacenamiento y análisis de grandes cantidades de información para impulsar nuevas formas de actividad económica, tales como: Cuidado de la Salud, Educación, Recursos Humanos y Retail.

“Las tecnologías de Big Data han pasado de ser un simple concepto para convertirse en tema de discusión en el momento en que las compañías se plantean eficientar la información que acumulan. 2018 será el año en el que las soluciones de manejo de datos, junto los sistemas de analíticos avanzados, tendrán un crecimiento exponencial en sus aplicaciones de negocio para aumentar la competitividad de las empresas mediante la conversión de los datos en información que facilita la toma de decisiones, destacó el director de Ricoh Services & Solutions en Ricoh Latin America, Antonio Catale.

De acuerdo con Veritas, el año pasado, la tasa de crecimiento anual de datos se disparó a un 48,7%, llenando la capacidad de almacenamiento a una velocidad increíble. De hecho, más del 50% de los archivos que fueron almacenados por las organizaciones que eran de naturaleza 'desconocida'.

No obstante, la compañía prevé que para este año veremos que las empresas exitosas cambiarán sus estrategias de almacenamiento de una mentalidad de 'guardar todo' a una que identifica y almacena datos que brindan conocimientos valiosos o información crítica de asignaciones.

Asimismo, predice que empezaremos a ver los avances en la analítica que llevan el archivado tradicional, así como la discusión acerca de copias de seguridad y almacenamiento más allá de simplemente 'añadir más capacidad'.

Según un reciente estudio de IDC, el crecimiento de Big Data y soluciones analíticas hacia 2018 será de 33% en infraestructura en la nube, 29% en software, y 29% en servicios. No obstante, reveló que el 70% de las compañías no cuenta con talento analítico necesario para satisfacer las demandas que conlleva su crecimiento en las industrias y por otro lado poder maximizar sus beneficios a nivel negocio.

La Nube al alcance de todos

Cloud es una de las principales herramientas tecnológicas a las que acuden cada vez más empresas mexicanas al ayudarles a ofrecer servicios más ágiles, sencillos y seguros; adopción que continuará su asenso durante este año pues de acuerdo con el gerente de Soluciones y desarrollo de negocio para Data Center y Cloud en ho1a México, Daniel Villegas, las organizaciones priorizarán su inversión en la nube (75%), seguido de comercio electrónico (66%), data center (65%) y marketing omnicanal (63%).

“La nube será clave para que las empresas mexicanas incrementen la productividad informática hasta en un 90% y logren ahorros de un 80%, logren ampliar su presencia digital y sus ventas”, informó Villegas.

De acuerdo con el ejecutivo, a la fecha una de cada tres empresas mexicanas ya cuenta con algún servicio en la nube y prevé que para 2020, al menos esta cifra se duplique al existir soluciones  a costos accesibles para todo tipo de empresas. Comentó que las empresas buscan dos objetivos cuando van hacia la nube: incrementar la productividad y disminuir los costos y para hacer la migración deberá definir cuales son las prioridades u objetivos del negocio.

“La nube involucra una serie de retos que implica una nueva forma de consumir, de pagar y de moldear los procesos. Hoy, existe una gran oferta de proveedores en el mercado; sin embargo, las organizaciones deberán analizar con qué proveedores involucrarse”.

Aseguró que una de las preocupaciones para migrar a la nube es la seguridad; por lo que las empresas deben confiar en su proveedor, tener la certeza de que podrá cumplir con sus procesos y garantizar el nivel de servicio que necesitan a nivel de infraestructura y aplicativos. Además de tener recursos expertos para poder entregar a los clientes servicios de calidad y con el performance que ellos requieren.

“De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), cuando una empresa comienza a hacer uso de servicios en la nube para sus procesos empresariales puede incrementar sus ingresos hasta en 94%”.