11 tecnologías que marcarán el rumbo de los próximos años

02/04/18
 

Por: Cyntia Martínez / Yazmin Pajarito

¿Recuerda qué estaba haciendo un día como hoy, hace 11 años? Estamos hablando de algún día del mes de abril de 2007, ¡sí, 2007! Fecha en la que la revista que hoy tiene en sus manos estaba viendo la luz con la publicación de su primer número, el cual naturalmente no se realizó con la tecnología ni con los recursos con los que hoy contamos para su creación. Y si está leyendo estas líneas a través de su smartphone, simplemente hace más de una década hubiera sido impensable.   

Fecha que parece estar muy lejana en nuestros días y que cobra dimensionamiento cuando nos detenemos a pensar en la manera en que realizábamos nuestras actividades profesionales y de la vida cotidiana.

Para entonces, analistas pronosticaban la llegada del Cloud, la explosión de los smartphones, la entrada de la red 3G, monitores con tecnología touch, almacenamiento de hasta 1TB en una memoria USB, el boom de redes sociales (por lo que aún no existían palabras que hoy son parte de nuestro vocabulario como followers, youtubers o influencers).

Y así como hoy aseguran que los trabajos del futuro serán para los especialistas en analítica de datos, IA, machine learning, realidad virtual y aumentada; para entonces nos hablaban de un empleo dedicado a la administración de las redes sociales y trabajos desde casa, lo cual simplemente parecía descabellado.

Mucho menos se podía pensar en la posibilidad de descargar aplicaciones en el teléfono inteligente para solicitar un Uber, conocer la ruta de menor tráfico a través de Wyze o guardar la Guia Roji en el cajón de los recursos para sustituirlo por Google Maps.

Asimismo, el negocio de canal de distribución en México también se transformó, pues no existía la diversificación entre los fabricantes, nada de mayoristas “híbridos” que mezclarán el negocio transaccional y de valor, ni mucho menos la sinergia entre canales, pues el negocio estaba en la reventa de equipos de cómputo e impresión; pensar en redes y conectividad requería alta especialización e inversión; hoy es una necesidad para sobrevivir.

De manera que hoy nuestra vida, la manera de interactuar y hacer negocios no son ni la sombra de lo que fueron hace 11 años y al igual que entonces, hoy se pronostica la llegada de nuevas tecnologías que permearán nuestra historia para un futuro cercano. Por ello, en esta edición de aniversario nos dimos a la tarea de enlistar las 11 tecnologías que marcarán nuestras vidas en los próximos años.

1.- Nube híbrida

Desde hace 11 años las consultoras hablaban de la propagación del Cloud como la tecnología que revolucionaría la manera de entregar y consumir la tecnología bajo un modelo de servicio contratado permitiendo el aprovisionamiento y escalamiento continuo de los recursos tecnológicos, sin depender sólo de la infraestructura propia. Término que parecía sumamente complejo y que sin saberlo ya lo utilizabamos desde el correo electrónico.

Hoy, hablar de nube es de lo más común, lo que se ha capitalizado en el negocio del canal pues de acuerdo con Select, actualmente la facturación de servicios TIC y nube crece más que TI (11.4% contra 6.3% en 2017). Crecimiento que no para ahí, pues se pronostica que la expansión de la nube híbrida (privada y pública) alcance un crecimiento del 34.3% en los próximos seis años al ser la apuesta que realizarán las organizaciones en el mundo en los próximos seis años de acuerdo con un informe de Infoholic.  

2.- Impresión 3D

Tal y como lo veíamos años atrás en las películas de ciencia ficción, hoy es posible imprimir un modelo tridimensional físico a partir de un archivo digital, por lo que la tecnología de impresión 3D permite imprimir desde un tornillo hasta una parte del rostro para la reconstrucción de la cara de una persona que sufrió un accidente. Tecnología que si bien permite optimizar y agilizar las primeras etapas del proceso de desarrollo y fabricación de un objeto, aún resulta costosa y “lenta”. De igual manera, aún no es posible imprimir todas las cosas ni con todos los materiales, por lo que aún le queda un largo camino por delante.

De acuerdo con la firma de investigación Context, se trata de un mercado que alcanzará un volumen de facturación de 16 mil millones de dólares para 2020; panorama que se convierte en una oportunidad de negocio para el canal. Sin embargo, a diferencia de la impresión tradicional, en esta línea de negocio la capacitación resulta indispensable al involucrar no sólo la venta del hardware sino también el software indicado para las diferentes necesidades del usuario para poder lograr los resultados esperados y así justificar la inversión realizada.   

3.- Seguridad (Next Generation Firewall)

Fue a inicios de los años 70s, cuando surgió el primer virus informático en la historia (Creeper; programa que se desplazaba entre las computadoras conectadas a ARPANET, propagándose de nodo a nodo por la red dejando por su paso la leyenda: “Soy una enredadera, atrápame si puedes”). Virus que si bien, tuvo un propósito experimental, dio paso al surgimiento de nuevos códigos que sí eran maliciosos como Brain (aparecido en los años 80s) cuyos efectos pueden considerarse al día de hoy como inofensivos, pero cuya aparición creó una demanda de seguridad en el mercado surgiendo así los primeros desarrolladores de antivirus.

Sin embargo, la llegada de nuevas tendencias como el BYOD o el IoT dieron paso a la proliferación de malware cada vez más sofisticado, con mayor alcance y mejor dirigido (como el caso de WannaCry, que el pasado mes de mayo infectó a cientos de computadoras en más de 150 países), lo que ha obligado a dichas firmas a desarrollar soluciones que no solamente ataquen la periferia de los sistemas empresariales sino que vayan más a fondo ofreciendo mayor control, seguridad perimetral, acceso y navegación protegiendo toda la red y los dispositivos conectados a ésta, desde un smartphone hasta un data center, mediante plataformas integrales, más innovadoras y robustas como las soluciones de nueva generación (Next Generation Firewall o NGFW).

Dichos sistemas de seguridad combinan las capacidades de los firewalls tradicionales (o de primera generación) forzando las políticas de seguridad a nivel de aplicación, así como a nivel de puertos o protocolos de comunicación detectando y previniendo ataques sofisticados, además de ayudar a las empresas a gestionar eficazmente sus registros, al tiempo que garantizan la integridad y mejora la continuidad del negocio.

De acuerdo con un estudio realizado por la consultora MarketsandMarkets, las nuevas funciones de los NGFW, acompañados de los servicios profesionales de los proveedores o integradores (consultoría, soporte y mantenimiento, capacitación y formación e integración de sistemas) propiciarán el crecimiento de este negocio; de hecho, prospecta que dichos servicios representen el mayor porcentaje de las ventas en el mercado de 2017 a 2022; lo que se traduce en oportunidades para el canal.

4.- Inteligencia Artificial

Vivimos en un mundo cada vez más conectado e inteligente gracias a la Inteligencia Artificial;  tecnología que se pensó para “imitar” el desempeño humano y que hoy es capaz de “comprender” y empatar conversaciones con las personas. En la actualidad es uno de los principales temas que engloba al campo tecnológico y de los negocios, por lo que hoy es posible fabricar desde un coche autónomo, componer música mediante algoritmos y tener asistentes personales.

Alan Turing es considerado como el pionero de la IA, pues fue en el año de 1950 que comenzó a cuestionar la posibilidad de que las máquinas pudieran pensar y comunicarse con los humanos. Esto, cuando apenas estaban desarrollando las primeras computadoras y por ende, la IA todavía no existía como tal.

Gartner pronostica que para 2020 la IA cambiará al mundo, laboralmente hablando, beneficiando principalmente al sector sanitario, público y educativo.

Existe una gran cantidad de oportunidades para para la industria de TI en México, debido a que la IA ha transformado las necesidades y expectativas de las empresas, es por ello que ya se está haciendo la transición para que en un futuro se logre evolucionar en el sector empresarial. Según la consultora, la IA generará más de dos millones de empleos a nivel mundial.

5.- Realidad Virtual

Se trata de una tecnología que crea un ambiente totalmente nuevo, al transportar al usuario hacia otra realidad llevándolo a nuevos espacios, al tiempo que se conjuga con las sensaciones del mundo real apoyados de unas gafas VR.

De acuerdo con el reciente informe realizado por IDC “Worldwide Quarterly Augmented and Virtual Reality Headset Tracker”, la demanda de VR superará los 68.9 millones de unidades para 2022. Mientras tanto, para este 2018 se espera un crecimiento combinado de AR y VR de 12.4 millones de unidades aumentando anualmente el 48,5%, lo que abrirá las puertas al canal para para crear un modelo de negocio más extenso que va más allá del segmento gamer, al poder utilizarse aplicaciones de diseño, construcción, arquitectura, medicina, entre otros.

Por otra parte, la firma consultora informó sobre la caída del negocio de las gafas de Realidad Virtual que requieren de un smartphone para poder ver el contenido durante 2017. Sin embargo, prospecta que la demanda de las gafas conectadas o independientes reporten un alza beneficiando a empresas como Lenovo, Microsoft y Google.

6.- Machine Learning

En la industria se habla cada vez más sobre Machine Learning; tecnología que se deriva de la Inteligencia Artificial y cuya finalidad es que los ordenadores sean capaces de aprender sin la necesidad de ser programados. Actualmente, este sistema es considerado como la alternativa más práctica en el uso de algoritmos para rastrear volúmenes masivos de datos.

Tendencia surge en los años 80; época en que comenzaron a crear los sistemas expertos basados en reglas y a su vez, estos programas fueron adoptados en el ambiente corporativo empujando a las empresas hacia la Transformación Digital.

En este sentido, las organizaciones que no evolucionan su modelo de negocio corren el peligro de desaparecer debido a que la competencia en el mercado disminuye. Con Machine Learning pasan de ser reactivos a proactivos en el ambiente laboral al identificar los patrones, mejorar los objetivos de negocio y evitar los que son perjudiciales. También ofrece soluciones de alto valor y nuevas opciones de negocio con el simple hecho de tener datos de calidad, tecnología adecuada y analices propicios.

7.- Robótica

La constante actualización tecnológica ha generado cambios a nivel social y demográficos, a esto sumamos que en la vida diaria estamos acostumbrados a utilizar diversos dispositivos electrónicos que se convierten en una herramienta de trabajo. Sin embargo, estos adelantos posicionan a la robótica como la rama que se encarga de diseñar, construir y operar diversas máquinas para que puedan ser programadas y operadas, imitando el comportamiento humano.

La organización Mundial del Comercio asegura que México es el país de América Latina que más importa robots industrializados, colocándonos en la cuarta posición a nivel mundial. Hecho que expande las posibilidades de los jóvenes mexicanos que se han preparado en este sector.

Actualmente México es considerado como una potencia mundial en robótica al ser una tecnología que está figurando en áreas de servicios, salud, logística, entre otros. Para el 2020 la firma Transparency Market Research (TMR) prevé que este mercado alcanzará a los 44.480 millones de dólares a nivel mundial.

8.- Cómputo Cognitivo

¿Alguna vez se ha preguntado si los sistemas informáticos serían capaces de resolver problemas computacionales sin necesidad de asistencia humana? Desde que llegó la Inteligencia Artificial esto fue posible, debido a que esta tecnología se creó con la finalidad de que las máquinas pensarán y se comunicaran con los humanos; desde entonces se han desarrollado diversas variaciones como el Cómputo Cognitivo cuya función es simular los procesos de aprendizaje humano en un modelo o sistema computarizado.

Banorte, PLM y El Universal son consideradas como las empresas pioneras en utilizar el Cómputo Cognitivo con el sistema Watson; plataforma que predice el comportamiento, uso y actividades de los clientes, empresas y usuarios de algún servicio. Su funcionamiento almacena datos e información y predice los gustos, actividades y preferencias de las personas. En pocas palabras funcionan como un sistema de rastreo, además de la utilización de minería de datos, reconocimiento de patrones y el procesamiento del lenguaje natural que es capaz de imitar las funciones del cerebro humano.

De acuerdo con cifras de IMB, en 2016 las empresas analizaban sólo el 12% de los datos de sus clientes; no obstante, IDC predice que para este año el 50% de las personas interactúen con aplicaciones cognitivas, incluso sin que los usuarios no se percaten de ello.

9.- Realidad aumentada (AR)

A diferencia de la realidad virtual, que permite crear un “mundo virtual” a través de diseño gráfico en 3D, la realidad aumentada permite ver el mundo real con información adicional. Hoy, el mayor número de aplicaciones es en proyectos educativos, museos, parques temáticos o exhibiciones; lugares que aprovechan las conexiones inalámbricas para mostrar información sobre objetos o lugares, así como imágenes virtuales superpuestas en ruinas o paisajes, con la intención de enseñar cómo eran esos elementos en ruinas hace miles de años, por ejemplo.

Consultoras pronostican que los usos de la realidad aumentada crezcan y alcancen un nivel de uso masivo a lo largo de 2018. Datos de Digi-Capital aseguran que a partir de 2018, tras la apertura del código en sistemas operativos para desarrollar aplicaciones de realidad aumentada y que estas se comuniquen con otras, tanto AR como (VR) crecerá a un valor de mercado de 108,000 millones de dólares para 2021.

10.- Internet Of Things

Hoy, el Internet de las Cosas se ha convertido en una tendencia de la que se escucha hablar en todos los foros tecnológicos al ofrecen diversos beneficios como resultado de la interconexión de objetos con personas y objetos con objetos, mediante interfaces de programación de aplicaciones (API) que conectan los dispositivos a internet, ofreciendo información y datos en tiempo real, convirtiéndose en un aliado importante tanto a nivel de consumo como comercial; éste último representando más del 50% de su uso en verticales como transporte, manufactura y smart grid.  

Tendencia que integra una serie de tecnologías clave como big data, analíticos predictivos, IA, machine learning, nube, RFID, entre otras.

De acuerdo con la firma consultora IDC, en México el IoT alcanzó un valor de mercado de aproximadamente tres mil millones de dólares durante 2016; cifra que estima se cuadruplicará en 2020 como resultado de la alta demanda de datos y conectividad.

Panorama que resulta alentador tanto para todo el ecosistema de distribución pues la proveeduría de soluciones, soporte y consultoría resultan vitales para la entrega de soluciones de este tipo al ser uno de los mercados que crecerán a doble dígito de acuerdo con la consultora Select.

11.- Blockchain

Si bien, en un inicio Blockchain fue creado para comercializar bitcoins, hoy está ampliando sus alcances pues actualmente existe un enorme ecosistema, con casos de uso que van desde votación electrónica hasta comercio. Como su nombre lo indica, se trata de una “Cadena de Bloques” que permite que cierta

información agregada a una base de datos sólo puede ingresar si es legitimada por todos los agentes involucrados. Es decir, se exige un consenso y una vez que la información es insertada en la base de datos, es casi imposible que pueda ser modificada o retirada.

En este sentido, dicha tecnología ofrece un alto grado de certidumbre asegurando la integridad de la información al permitir establecer controles públicos o privados mediante una base de datos compartida entre todos los nodos.   

Términos como blockchain y bitcoin se han popularizado en los últimos años comenzando a ser adoptadas por diversas empresas; sin embargo, la falta de políticas alrededor de éstas limitaban su potencial en el sistema económico. Hoy, tras la llegada de la Ley Fintech se abren las puertas de un nuevo marco legal que podría dar luz verde a la propagación de nuevas formas de pago electrónico y el uso de criptomonedas en un futuro cercano.