Elecciones sin lecciones

Editorial. Mayo de 2018
 

Ya es oficial, la temporada de contaminación visual y auditiva ha comenzado con la etapa final de campañas electorales en México. El paisaje urbano se ha transformado cediendo involuntariamente paso a los parcos rostros de políticos; pero no acaba ahí, el mismo nivel de transformación ha hecho presa de los medios impresos y electrónicos, desde los tradicionales como la radio y la tv hasta los lugares más recónditos de la internet. En resumen, no hay manera de salir ileso de la avalancha de las elecciones en México y que de la manera más lamentable parece sólo servir para polarizar a la sociedad dejando claro la miseria de contenidos y propuestas reales. Fatal aún varias semanas para una decisión trascendental en el rumbo del país y el desperdicio de estos valiosos espacios en medios será una vez más la constante al mismo tiempo de millones de pesos de recursos públicos. Muchísimo ruido, mínimo contenido, grandes pérdidas.

Por otra parte, guardando proporción y contexto, sin duda en un mejor ejercicio la Anadic dio un paso fundamental en su reconstitución con la elección de José Antonio Sánchez como nuevo presidente nacional, esto dentro de un proceso relativamente corto, pero con una terna de candidatos que cimentaron su plataforma de trabajo en propuestas concretas facilitando sin duda la decisión de los agremiados. ¿Será tan complicado pedir lo mismo en las elecciones de nuestro país?

Por último, pero no menos importante, este 13 de mayo llegamos a nuestra tercera edición de Run Festival, nuestro evento que conjuga el deporte, tecnología y relacionamiento entre toda la cadena de distribución hasta los usuarios finales y tomadores de decisión, Run Festival en apenas tres años se ha convertido en un referente con una excelente aceptación y enorme confianza de nuestros patrocinadores Lenovo, Intel, Ingram Micro, Grupo Absa, Ginga, Techzone y Ghia nos llevan en camino franco a un exitoso evento que albergará un promedio de 5 mil personas este año, cada edición más grande, cada vez mejor.

Nos vemos el próximo mes, justo ahí o en un lugar mejor.