Inversión en acción

19/07/2018
 

No hay nada más emocionante que poner el aprendizaje de uno mismo en acción y por ello la invitación a actuar.

Cuando encuentras revelaciones sobre un compartimiento o un pensamiento que te estresó, ponerle acción a esta nueva revelación es vivificante y te llena de energía.

Por otra parte, me doy cuenta que los consejos tan generosos que les brindé “para su mayor beneficio” no son tan fáciles de llevar a cabo. Nos encontramos en el mismo terreno y puedo darme cuenta que cada uno de nosotros estamos haciendo lo máximo que podemos en ese momento.

Aquí te comparto algunas formas de ponerte en acción:

- Cuando has estado sermoneando a los demás, vuelve atrás y compénsales, hazles saber lo difícil que resulta para ti hacer lo que querías que hiciesen ellos. Hazles saber de qué manera los manipulabas y estafabas, cómo te enfadabas y utilizabas el dinero, la culpa o cualquier otra cosa para conseguir lo que querías.

- Dar explicaciones es otro poderoso método para manifestar lo que uno ha descubierto de sí mismo. Comparte con ellos tus inversiones y la comprensión que te han aportado. Solo explica lo que has descubierto sobre ti con respeto a cualquiera de las dificultades que experimentabas. Bajo ninguna circunstancia háblales de su parte. Haces esto por tu propia libertad. La humildad es el lugar que brinda el reposo más verdadero.

- Si quieres avanzar más deprisa y con mayor libertad, pedir disculpas y ofrecer una rectificación sincera constituye un atajo maravilloso. “Rectificar” significa corregir lo que se ha percibido como indebido. Una “rectificación viviente” es algo que tiene un alcance todavía mayor. Es aplicable no solo a un incidente en particular, sino a todos los futuros incidentes de la misma clase. Una disculpa sincera constituye un medio para rectificar un error y empezar de nuevo en un terreno equilibrado y libre de culpa.

- Realiza un acto de amabilidad sin ser descubierto; si te descubren, ese acto no cuenta y tienes que empezar de nuevo.

Incluir estas prácticas en la vida diaria es un acto de generosidad hacia ti mismo. Y los resultados son realmente milagrosos.

“Nada que esté fuera de ti podrá nunca proporcionarte lo que estás buscando” Byron Katie

Artículo de colaboración

Autor: Alicia Segreste. Performance Coach. Mail: hola@aliciasegreste.com

Referencia: Amar lo que Es, Byron Katie