Adolfo Mexía, el carisma de la mano del éxito

Con un sentido del humor único, amable y decidido, es como se reconoce a este exitoso líder de la industria.
 

Por: Ricardo González / Cristina Bravo

Con más de 27 años de experiencia en el mercado, 14 recién cumplidos como co- fundador de Comercializadora de Valor Agregado (CVA) uno de los mayoristas de tecnologías de la información más importantes a nivel nacional, Adolfo Mexía, un reconocido líder de la industria por su carácter amable y cordial, nació un 8 de Diciembre en Tamazula, Guasave Sinaloa.   


Segundo hijo de una familia de siete hermanos, Adolfo se dedicó en la infancia y hasta la juventud a la agricultura como lo hacía su padre. Cursó los estudios básicos en su pueblo y para iniciar el bachillerato se trasladó a la ciudad de Guasave sin dejar de lado sus compromisos en Tamazula donde permanecía su familia, ahí los fines de semana seguía colaborando en el campo con su padre. Su deseo, era continuar su educación académica pero ahora como piloto para la Fuerza Armada de México y acudió al Colegio del Aire donde realizó los exámenes de admisión, sin embargo debido a una afección a su salud no logró ingresar y cumplir así uno de sus sueños de toda la vida.

De regreso en Sinaloa, ingresó a la Universidad Autónoma donde finalmente se graduó de la carrera de Ingeniería Civil, un tiempo más estuvo en su pueblo natal para luego recibir la invitación por parte de uno de sus familiares para viajar a la Ciudad de México donde ya lo esperaba la naciente industria de la computación.

Su primer empleo fue en la empresa MPS donde brindaban soporte y servicio para computadoras, permaneció seis meses en la capital del país para luego ser trasladado a Guadalajara donde la compañía inauguró una de sus sucursales. Ya en la perla tapatía y con algunos años de experiencia en el mercado que sin duda apoyaron a forjar su férreo carácter,  decidió emprender una nueva aventura de la mano de Fernando Miranda a la que llamaron Comercializadora de Valor Agregado, Grupo CVA.

“Para mí lo principal en este negocio es brindarle a los clientes la seguridad, la confianza y el respaldo de lo que tú les vendes”, asegura Adolfo Mexía y recuerda: “Ni Fernando ni yo nos imaginamos el tamaño al cual podíamos llegar, sin embargo toda empresa se abre para crecer y conforme fuimos tomando experiencia en el mercado fue como comenzamos a decidir si comenzar a expandir la empresa a otras plazas o invertir aquí mismo (en Guadalajara)”.

Tomando en cuenta siempre a su equipo de trabajo, mucho del carácter personal de este reconocido líder de la industria está implícito en las políticas de la empresa, él asegura que la premisa bajo la cual se desempeña su equipo y él es el trato personalizado y el confiar en el cliente, una característica que los ha definido desde el inicio de Grupo CVA.

Practicante asiduo del golf, también guarda una gran afición por el motociclismo, a lo que le gustaría dedicarle más tiempo recorriendo el país y conociendo nuevos lugares del interior de la República, pero afirma: “La disciplina es lo más importante en el trabajo, si eres disciplinado a cumplir tus horarios de trabajo, por ejemplo, te va a dar mucho más resultados y es una parte que cuido mucho”. En sus planes de este reconocido líder se encuentra el poder dedicar un poco más de tiempo a sus aficiones y metas de vida que le permitan un mayor equilibrio enfocado en la continuidad de los éxitos conjuntos y de Adolfo Mexía como persona.