Gabriel Ocadiz: el hombre que rompe las reglas

Con una trayectoria de cerca de 25 años, el actual director de Daisytek se ha convertido en una de las personalidades más queridas de la industria, no sólo por su carismática personalidad y éxito en los negocios sino también por sus habilidades de liderazgo que lo han llevado a convertir grupos de trabajo en grandes equipos. 31/01/18
 

Por: Reseller / Cyntia Martínez

Procedente de una familia tradicionalista, Gabo comenzó a romper las reglas cuando decidió ingresar a la Universidad Autónoma Metropolitana para estudiar Ingeniería en Electrónica pese a las negativas de sus padres. Sin embargo, el estallido de la huelga hizo que cambiara su rumbo ingresando un año después a la Universidad La Salle en donde obtuvo la Ingeniería en Cibernética y Sistemas computacionales.

Una vez concluida la carrera, uno de sus compañeros de escuela (Rodolfo Molina de Cisco) lo invita a él y a Celina, una compañera de la escuela (hoy su cuñada) a formar parte de un proyecto para la traducción de un software educativo de IBM; mismo que sale avante animándolos a emprender una empresa.

Sin embargo, en el inter le avisan sobre la oportunidad de formar parte del Grupo de Soporte Cooperativo de HP; proyecto que tenía una duración de 14 meses, pues no había manera de quedarse a trabajar en la empresa, ya que quienes lograban ingresar al programa debían firmar un documento que así lo especificaba. Sin embargo, el objetivo de Ocadiz no era echar raíces, sino adquirir experiencia y relacionarse con gente de la industria para posteriormente emprender su empresa, de manera que decide asumir el reto.

Ocádiz narra que se trataba de un grupo de ingenieros recién egresados quienes debían apoyar en aspectos técnicos a los canales de distribución que estaban en crecimiento (capacitación, soporte pre-venta, soporte post venta, etc.). Para ello ingresaban a un curso de capacitación exhaustiva de dos meses y los otros 12 en el campo bajo la supervisión de cuatro mentores (Carlos Arochi, uno de ellos).

“Es entonces cuando comienzo a ver el mundo de TI, el cual me resulta fascinante al involucrarme directamente con la parte de Ventas, además de establecer un lazo de confianza muy importante con los tutores, muchos de los canales y clientes como resultado del compromiso y profesionalismo que siempre mostré en el proyecto”.

El directivo relata que al término de los 14 meses, coincide con que el grupo de mentores prácticamente desaparece, pues por circunstancias personales o laborales emprenden nuevos retos por lo que Arochi —quien entonces asumía un nuevo rol en Ventas dentro de la compañía— lo promueve como Ingeniero de Soporte para convertirse en uno de los mentores que lidera el proyecto. Asimismo, coincide con que ingresa un nuevo director al área responsable (Salvador Cors), quien al plantearle la situación y después de consultar a todos los canales —quienes sin dudarlo apoyaron su permanencia en la empresa— hicieron una excepción y Gabo ingresó a las filas de HP por 18 años.

Trayectoria que le permitió trazar todo un camino profesional dándole la oportunidad de colaborar en proyectos como HP Contigo y Ubicuidad. También ocupó diversas posiciones en el área de Ventas trabajando de cerca con mayoristas, atendiendo cuentas corporativas y VARs, conociendo a mucha gente de la industria y forjando amistades que se volverían entrañables.

Vivió la fusión de HP y Compaq; movimientos que le dejaron enseñanzas profesionales y personales. También se desarrolló en el área de impresión, primeramente como responsable de la fuerza extendida de ventas en Retail y tres meses más tarde, pese a que existía una regla que no lo permitía por los pocos meses que tenía en su cargo anterior, ocupó el área de Supplies logrando convencer a al director del área (Alberto Arredondo) para hacerlo, escalando tiempo después hasta llegar a la cabeza del negocio Láser del fabricante.

Después de 18 años, la única posición que faltaba ocupar era un cargo a nivel regional, lo cual no fue posible en se momento en HP, pero un ofrecimiento de Lenovo lo llevó a emprender un nuevo camino como director regional PyME. Tiempo más tarde, Samsung le hace una oferta, la cual acepta pero a los pocos meses regresa a Lenovo como director de Consumo, permaneciendo bajo este cargo por cuatro años hasta encaminar sus pasos, ahora bajo la visión del mayorista en Daisytek.

Familia y trabajo en equipo, sus pasiones

El directivo es apasionado de la fotografía deportiva, siendo sus musas sus tres hijas, quienes practican deportes de alto rendimiento y a quienes trasmite valores fundamentales como la honestidad, amor a la familia y lealtad. “Mientras más te acerques a la verdad, menos problemas tendrás. Quienes me conocen saben que soy una persona de una pieza, y por fuerte que sean las decisiones de negocio que se deben ejecutar se debe mantener honestidad para la gente. Considero que la entrega y el compromiso han definido mi carrera durante estos años”.

Gabo también es amante de los deportes de equipo (fútbol soccer, fútbol americano, tocho bandera, entre otros): “Siempre me ha gustado la interacción con gente y por ello me gustan los deportes en conjunto pues aprendes muchas cosas. Siempre he sido un creyente de que el trabajo en equipo sale mejor, por ello trato de formar verdaderos equipos de alto desempeño”, concluyó.