La Inteligencia Artificial y el Blockchain impulsarán el marketing omnicanal

20/09/2018
 

Hasta ahora se ha establecido que los minoristas integren los datos de compra de los consumidores recogidos en todos los canales con el fin de poder ofrecer una experiencia verdaderamente omnicanal, aunque esto en realidad es más fácil de decir que de hacer.

Si bien es cierto que los datos de compras online se han vuelto relativamente fáciles de recopilar y analizar, también es cierto que cada vez que incorporamos un canal nuevo a nuestras digitalizadas vidas, la dificultad crece exponencialmente (imagínese, por ejemplo, relojes inteligentes como iWatch o asistentes de voz como Amazon Alexa y Google Home).

Por otro lado, los datos de compra y el comportamiento del consumidor en las tiendas físicas también se han vuelto mucho más difíciles de rastrear, lo que está llevando a los minoristas a integrar los puntos de venta y los datos de gestión de las relaciones con los clientes con el objetivo de solucionar este desafío.

En este sentido, el Blockchain y la Inteligencia Artificial (IA) se proyectan como alternativas perfectamente diseñadas para potenciar el análisis omnicanal y, a su vez, la participación del cliente.

Inteligencia Artificial

“Acércate más que nunca a tus clientes…tan cerca como para que les digas lo que necesitan antes de que se den cuenta por sí mismos”. Esta cita de Steve Jobs destaca lo que deben esforzarse los minoristas para conseguir el deseado engagement con el cliente.

Gracias a la optimización de dispositivos móviles, los minoristas están más cerca que nunca de los compradores. La IA ayudará a anticiparse a sus necesidades, incluso antes de que éstas sean totalmente evidentes para el comprador. Aunque tomar decisiones basadas en datos no es nada nuevo, los ejecutivos de marketing no están equipados para extraer terabytes de datos a la velocidad y escala necesarias para ofrecer un compromiso hiper personalizado a millones de consumidores al mismo tiempo.

El machine learning, comúnmente conocido como aprendizaje automático, es una categoría de inteligencia artificial que permite actuar sobre los datos a gran velocidad y con precisión, ayudando a resolver este problema. Además, implica sistemas informáticos capaces de aprender y mejorar el rendimiento a través del análisis de datos, sin que haya intervención humana, permitiendo a los especialistas de marketing tener a su disposición datos de gran relevancia para poder personalizar sus estrategias.

Los minoristas ya están utilizando el machine learning para ofrecer publicidad en computadoras y dispositivos móviles. Los algoritmos detrás de estos anuncios aprenden cómo los individuos responden a varias versiones creativas y a los productos destacados. Al considera la selección de productos, imágenes, eslóganes, formato, color y call to action, la tecnología ofrece automáticamente, desde billones de cambios, la variación del anuncio más relevante para un cliente en un momento específico.

Por ejemplo, el machine learning aplica datos para diferenciar entre los artículos que se compran una sola vez, como podría ser un automóvil o un sofá, y los que se adquieren de forma regular, como sería el papel higiénico. Estos datos evitan que los clientes se vean abrumados por anuncios de autos, cuando lo que realmente necesitan es que se les recuerde que se están quedando sin pasta de dientes.

En resumen, la Inteligencia Artificial, especialmente en forma de machine learning, ya está impulsando el compromiso en los canales de los minoristas y las campañas de marketing. En el futuro, las empresas que quieran triunfar necesitarán adoptar la tecnología necesaria o arriesgarse a perder frente a los competidores que la utilizan para estrechar las relaciones con los consumidores.

Blockchain

El Blockchain es capaz de registrar los datos intercambiados y hace más fácil la utilización de estos datos abiertos a una escala aún mayor.

Imagina poder fusionar, en tecnología Blockchain, bases de datos privadas de bancos, compañías de tarjetas de crédito y minoristas. Cada consumidor podría autorizar la unión de sus datos a la cadena y controlar quién puede ver esos datos y en qué medida. Los minoristas con acceso autorizado pueden obtener nuevos conocimientos sobre sus clientes Omnicanal y proporcionar los productos más recomendados, todo en tiempo real.

Esta tecnología puede ayudar a los minoristas a conocer mejor a los consumidores. También puede posicionar mejor a los consumidores a la hora de comprar de manera inteligente, conociendo los productos que está viendo y las empresas que lo producen de una manera completamente nueva. Además, el blockchain también mejora la confianza del consumidor y la transparencia de la marca al permitir que los clientes verifiquen el ciclo de vida completo de un producto.

Imagina poder descargar un “historial virtual” de cualquier camisa o par de zapatos. Esto nos daría información para saber dónde se fabricaron, si se devolvieron anteriormente, se almacenaron mal, etc. Blockchain hace posible que cada cambio legítimo en una cadena de suministro, desde un proveedor hasta un fabricante, agregue un registro al “currículum virtual” del artículo.

Esto les da la confianza a los compradores de saber que están comprando artículos de calidad. Para los minoristas que invierten en la calidad de los productos, esto aumenta la credibilidad y acaba con los problemas de falsificación.

Junto a la Inteligencia Artificial, el Blockchain ha llegado para quedarse. Con el surgimiento de nuevos casos de uso de consumidores y empresas, no hay mejor momento que el actual para considerar estas tecnologías y entender no solo hacia dónde se dirigen, sino quizás más importante, el amplio abanico de posibilidades que ofrecen.

Artículo de colaboración

Por: Alessander Firmino, director de Criteo para América Latina