La era de la educación digital

29/10/2018
 

El desafío de la educación está compuesto de una combinación interesante de la evolución natural de los nuevos métodos de enseñanza y un tipo de estudiante con expectativas más altas: teniendo la tecnología y el compromiso social como terreno común. Las instituciones educativas no solo necesitan darle de manera apropiada a esta nueva generación las herramientas y aptitudes modernas, sino que también tienen la ardua tarea de identificar las tendencias futuras para poder preparar a los estudiantes para los empleos emergentes o aquellos que ni siquiera han sido inventados todavía.

Mientras el objetivo de la institución es proporcionar una educación de calidad y mejorar su reputación, las instituciones educativas también tienen sus propios objetivos como entidades. Los miembros de la facultad, que en su mayoría son profesionales bien capacitados, pueden considerar metas específicas de la industria, pero el mercado de trabajo, a su vez, es el principal consumidor de este producto y define el éxito del proceso. El estudio Humans & Machines, realizado por The Economist Intelligence Unit y patrocinado por Ricoh, aborda el impacto de la tecnología en la creatividad y la intuición humana en organizaciones de distintos sectores.

La mayoría de los directivos del sector de la educación (71%) afirma que la tecnología les ha ayudado a tomar decisiones acertadas. Por su parte, un 72%, el mayor porcentaje entre los sectores analizados, coincide en que la interacción entre los humanos y la tecnología aporta grandes ventajas al conjunto de la economía.

Al mismo tiempo, la mitad de los encuestados del sector de la educación (52%) afirma que su principal reto es que la tecnología evoluciona a mayor velocidad que los procesos internos que la sustentan. El 88% coincide en que la interacción entre humanos y tecnología solo aporta valor si somos más creativos con los procesos que diseñamos para conectar ambas partes.

La tecnología - grandes oportunidades para docentes y alumnos

Los líderes del sector de la educación afirman que las tecnologías que más pueden aumentar nuestra imaginación e intuición son:

1. Análisis de datos

2. Correo electrónico

3. Cloud computing y telepresencia

Aplicando el análisis de datos dentro de un proceso de solicitud de plaza digitalizado, los centros educativos pueden obtener información personalizada sobre los estudiantes. Además, las soluciones de producción bajo demanda contribuyen a reducir el costo, el volumen y el espacio de almacenamiento de los documentos.

El futuro

Los encuestados afirman que las actividades en las que la imaginación e intuición humana resulta más crítica son la docencia y la elaboración de nuevos materiales didácticos, lo que indica que el papel de los profesores y su incidencia en la experiencia formativa de los alumnos seguirá siendo esencial. La velocidad de los cambios y la transformación de los métodos tradicionales de trabajo deberían enfocarse a la atracción del talento y satisfacer las necesidades y demandas de la próxima generación de estudiantes.

Los mejores centros de enseñanza del futuro serán aquellos que integren la tecnología en las aulas y en sus procesos de 'back-office'. El resultado final será un entorno que enriquecerá la interacción entre el profesorado, la tecnología y el alumnado.

Finalmente, la implementación de tecnologías en las aulas que incentiven los nuevos conocimientos en las áreas científicas, tecnológicas, de ingeniería, artísticas y matemáticas (STEAM, en sus siglas en inglés) resultará vital para impulsar a los alumnos más jóvenes a que desarrollen habilidades que les serán altamente útiles para sus carreras en el futuro. Los estudiantes pasan de 'consumidores pasivos” de la tecnología a creadores de conocimiento e innovación a través de nuevos entornos colaborativos, modernos y personalizados, que ofrece el Ricoh STEAM Lab.

Artículo de colaboración:

Bernardo Rafael Caraveo Posadas, Manager Development Vertical Market Education