Sistemas de vigilancia aumentan negocio para el canal

Ante el incremento de la delincuencia y la necesidad de controlar al personal y visitantes a empresas; las cámaras y equipos de vigilancia son cada vez más demandados en el mercado. 22/11/2018
 

Por: Reseller / Agencias

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante el 2017 las empresas en México invirtieron más de 11 mil millones de pesos, en instalar alarmas y/o video cámaras de vigilancia.

“Aunque los empresarios adoptan soluciones de video vigilancia que ofrecen sensores de movimiento, visión nocturna, resolución HD, almacenamiento en la nube, entre otras características sofisticadas, poco importará si no cuentan con la protección y respaldo de energía eléctrica de un sistema UPS/No Break” indicó Miguel Monterrosas, Director de Soporte Técnico de Tripp Lite México, fabricante de soluciones de protección de energía y conectividad.

De acuerdo a Monterrosas, una cámara de vigilancia se puede sabotear con suma facilidad al cortarle el suministro eléctrico y pueden tener problemas de interferencia y conectividad al estar instalada cerca de una nave industrial o área de construcción que tenga equipos con motor como maquinas soladoras, taladros, o cerca de restaurantes, bares o salones de belleza que usen licuadoras, secadoras de cabello o microondas.

“Las variaciones de voltaje del suministro y el ruido eléctrico que provocan estos dispositivos con motor pueden introducirse a través de los cables coaxiales y de red de la cámara de CCTV, y provocar desde interferencia y distorsión en la imagen que registran y hasta pueden quemar la cámara y la grabadora, inutilizándola durante un evento delictivo”, explicó Monterrosas.

Empresas como Tripp Lite ofrecen un portafolio de dispositivos de protección, respaldo de energía y conectividad para el funcionamiento óptimo de sistemas de seguridad.