La capacitación en tecnología educativa y el panorama para los próximos 5 años

La educación está en constante transformación, ocupada por dispositivos y software que están revolucionando los salones de clase. SAP ha decidido capacitar a alumnos con la intención de que conozcan las posibilidades de lo que estas soluciones tecnológicas ofrecen. 26/11/2018
 

Por: Reseller / Agencias

Es una realidad que la revolución tecnológica está transformando la dinámica del mundo y uno de los sectores que exige mayor innovación es la educación. Esto, ya que la capacitación en STEM es el agente que transformará el panorama de las economías durante los próximos años.

El aula como la conocimos se ha transformado y ha sido ocupada por una serie de dispositivos y software que están revolucionando los salones de clase. Con la llegada de todas estas herramientas, el siguiente paso será una serie de innovaciones y soluciones dirigidas a su uso desde el punto de vista pedagógico, para lo cual se necesitará que cada vez más expertos en el tema irrumpan en ese terreno.

“Lo que está sucediendo ahora mismo es que se están readaptando las actividades en la vida diaria de escuelas, instituciones y universidades, para explorar las oportunidades y beneficios de la tecnología educativa. La clave es capacitar desde hoy a los futuros expertos en el uso de estas herramientas, y así hacemos desde SAP Educación, porque es algo que transformará el panorama educativo en los siguientes cinco años”, mencionó Luis Jiménez, director comercial de Educación en SAP México.

SAP ha decidido capacitar a los actuales alumnos de instituciones de alto nivel, con la intención de que sean ellos quienes en el futuro conozcan las posibilidades que muchas de estas soluciones y herramientas de software ofrecen y que van dirigidas a áreas específicas. De acuerdo a los expertos, las tendencias que revolucionarán el aprendizaje los siguientes cinco años están dirigidas a los siguientes temas:

• Aprendizaje móvil: Todos los dispositivos móviles desde los que el alumno puede ampliar su conocimiento. (Tablets, smartphones, laptops).

• Aprendizaje invertido: El alumno tiene la libertad de investigar por su cuenta los tópicos que más le interesen y proponerlos en clase presencial de tal manera que se genere una retroalimentación con el profesor.

• Big data: El alumno puede consultar datos específicos y estructurados de su interés, para posteriormente analizar y obtener ideas que conduzcan su proceso de aprendizaje.

• Nube: Tener agrupadas todas las áreas que interfieren en el proceso educativo en un solo lugar, permite mayor organización y facilita la operatividad de las instituciones educativas. De este modo se pueden generar soluciones tanto para el área académica, como para el área administrativa.

“Muchas de las soluciones que ofrecemos en SAP van encaminadas a tener un entorno digital útil. Herramientas como Student Activity Hub nos permiten tener un monitoreo del desempeño académico de los estudiantes para que los docentes puedan idear soluciones dirigidas específicamente a cada uno de ellos. En la medida en la que tengamos más expertos utilizando esas herramientas, los resultados serán mucho mejores”, explicó Jiménez.

Asimismo, dado que hoy en día los alumnos ocupan 3.5 horas al día para ver sus dispositivos móviles en el campus, otro de los objetivos de SAP es generar herramientas para una coordinación e integración profunda de instalaciones y servicios con lenguaje digital.