16 de Junio del 2019

¿Cómo puedo movilizar mi información?

Hoy en día ofrecer a los trabajadores la tecnología adecuada para facilitar la movilidad de la información resulta clave para la competitividad y la supervivencia futura de las empresas, externalizar algunos o todos sus sistemas TI en forma de Software como Servicio, Plataforma como Servicio e Infraestructura como Servicio puede ser una excelente opción. 26/12/2018
 

Por: Reseller / Agencias

Los espacios laborales de las empresas se están adaptando a nuevos estilos de trabajo, como el trabajo a distancia, la colaboración en tiempo real entre diversas localidades y el uso creciente de dispositivos móviles. Ofrecer a los empleados opciones de comunicación confiables, fáciles de usar y flexibles acelerará el intercambio de información y la toma de decisiones. La tecnología y un espacio laboral inteligente están remodelando la forma en que las personas trabajan.

Un reciente estudio de la Consultora Forrester patrocinado por Ricoh Company, Ltd., señala que 89% de los empleados a nivel mundial no pueden brindar la experiencia que el cliente espera debido a que ocupan buena parte de su tiempo buscando datos a través de sistemas y procesos ineficientes de flujos de información. Sin duda, hoy en día ofrecer a los trabajadores la tecnología adecuada para facilitar la movilidad de la información resulta clave para la competitividad y la supervivencia futura de las empresas. Actualmente las dinámicas de trabajo en equipo han cambiado. Antes se llevaban a cabo conferencias físicas de larga duración y la información recabada durante las reuniones tardaba horas y hasta días en llegar a todos los participantes. Hoy en día existen soluciones que hace que las juntas sean cada vez más breves, remotas y facilitan el intercambio de información en segundos, en cualquier momento y lugar.

Por otro lado, en su camino hacia la maximización de las ventajas que aporta la transformación digital, las empresas requieren de soluciones completas e integradas a través de un modelo de servicio (as a Service). Estas características les permiten facilitar su camino hacia la innovación de los procesos y la implementación de tecnologías de forma escalable, según las necesidades y sus planes de expansión y crecimiento.

En un estudio donde se entrevistó a más de 1.100 líderes empresariales de todos los departamentos de las compañías participantes reveló que el 92% de los encuestados considera que la rápida disponibilidad de la información es necesaria para que su negocio alcance el éxito. Para lograrlo, configurar una infraestructura de TI que encaje en los planes de negocio, crecimiento y expansión de las organizaciones resulta clave.

La creación de un sistema básico requiere de presupuestos y asegurarse de que el espacio de oficinas previsto sea funcional para el equipo de trabajo y cuenten con los dispositivos que necesitan. Por ello, externalizar algunos o todos sus sistemas TI en forma de Software como Servicio (SaaS), Plataforma como Servicio (PaaS) e Infraestructura como Servicio (IaaS) puede ser una excelente opción.

1) Incluir Software como Servicio (SaaS): Se espera que SaaS acapare el 60% de todo el gasto de cloud pública en 2020. Actualmente muchas empresas están ya familiarizadas con SaaS o aplicaciones basadas en la nube como Salesforce, Clarizen, Office 365 y Google Apps. Las compañías que ofrecen estas aplicaciones lo manejan todo incluyendo actualizaciones, tiempo de ejecución, datos, virtualización, servidores, almacenamiento y seguridad. El Software como Servicio suele estar relacionado con los sistemas de correo electrónico y colaboración, gestión de relaciones con los clientes (CRM) y gestión de beneficios. Lo mejor es hacer que el gestor de TI esté al tanto de todas las aplicaciones que la compañía está utilizando.

Aunque muchas compañías usan una plataforma exclusiva ya sea Mac o Windows, lo mejor es tener un plan de continuidad de negocio híbrido, de modo que, si un virus o un ataque deshabilitan un sistema, el equipo de TI tendrá siempre un respaldo y una alternativa para mantener el negocio operativo. Para los servidores, si se cuenta con un modelo de Windows, es aconsejable obtener una caja de almacenamiento conectada a la red basada en Linux en caso de que Windows quede fuera de servicio.

2) Plataforma como Servicio (PaaS): En PaaS, un vendedor proporciona una plataforma en la que se puede desarrollar el software. El vendedor se encarga de todo detrás de la plataforma - el sistema operativo, el hardware y el software del servidor, y la infraestructura de red. La mayoría de los sistemas de PaaS utilizan la virtualización de servidores como Google App Engine y OpenShift. PaaS permite a las compañías crear nuevos productos sin hacer una inversión CAPEX en hardware y redes adicionales hasta que esté listo para implementarlos a gran escala.

3) Infraestructura como Servicio (IaaS): La IaaS ofrece un servicio bajo demanda a través de servidores en la Nube, almacenamiento, redes y sistemas operativos. Es una excelente opción cuando se necesita capacidad adicional y flexibilidad en el desarrollo. Si un negocio está creciendo rápidamente y no está seguro de la capacidad futura, IaaS permite escalar poco a poco, sin necesidad de adquirir más equipo hasta que obtenga un mejor manejo de sus necesidades.

Las opciones de hoy brindan a las empresas una flexibilidad sin precedentes para administrar la infraestructura TI y para asegurar la continuidad y crecimiento del negocio.

Una vez que se tenga un sistema básico en el lugar de trabajo, será posible trabajar con toda la información necesaria desde cualquier lugar, utilizando varias combinaciones de SaaS, PaaS e IaaS hasta que se encuentre el ritmo que funcione mejor para la organización.