20 de Junio del 2019

Schneider Electric abre su primera fábrica inteligente en México

La nueva fábrica inteligente ubicada en la ciudad de Monterrey, implementará una amplia gama de soluciones EcoStruxure y así mejorar el rendimiento de la empresa de un modo más ecoamigable. 10/06/2019
 

Por:  Reseller /Agencias


La empresa Schneider Electric inauguró su primera fábrica inteligente en el país en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, contando con una inversión inicial de más de $37 millones de dólares. La fábrica abrió como un escaparate para que clientes y socios sean testigos de cómo la transformación digital puede ayudar a tomar decisiones informadas y basadas en datos que producen una mejor rentabilidad, un mayor rendimiento de la gestión de activos, eficiencia operativa y una fuerza de trabajo productiva más inteligente, al tiempo de mantener operaciones seguras, ágiles y ambientalmente sostenibles.

Schneider Electric integra sus soluciones de EcoStruxure en sus operaciones para reflejar el valor de la construcción o hacer la transición a una fábrica inteligente y la facilidad de comenzar un viaje de transformación digital. Asimismo, la marca ha lanzado varias fábricas inteligentes en todo el mundo en países como China, Francia, India, Indonesia y Filipinas, aprovechando las herramientas digitales en todas las operaciones de la cadena de suministro para brindar integración y visibilidad de extremo a extremo y mejorar el rendimiento de sus operaciones.

“En Schneider Electric, continuamos brindando la transformación digital a la economía mexicana, por lo que la nueva fábrica inteligente en Monterrey, como un escaparate de la innovación, es un ejemplo de cómo las instalaciones de fabricación pueden ser más eficientes, rentables y sostenibles con el uso de la tecnología, y una mirada a la nueva era de la Industria 4.0”. compartió Enrique González Haas, presidente y director general de Schneider Electric México y Centroamérica.

El equipo de Schneider Electric en Monterrey ha mejorado su fuerza de trabajo con el equipamiento de IoT y se ha implementado en la red de fabricación global de la empresa. Éstos incluyen 1,100 empleados, en dos líneas de producción que fabrican productos como centros de control de motores, paneles de iluminación y conmutadores de seguridad. 

La fábrica inteligente de Schneider Electric sostiene colaboraciones con la Universidad Autónoma de Nuevo León, Tec Milenio, el Tecnológico de Monterrey y la Universidad del Valle de México, promoviendo diferentes programas como la enseñanza de conferencias, talleres y seminarios, y el programa de prácticas profesionales. La planta cuenta con certificaciones de calidad ISO9000 e ISO14000 y es miembro de la Asociación de Maquiladoras y Manufactureras de Exportación de Nuevo León. 

Con los módulos de EcoStruxure, la planta inteligente en Monterrey espera múltiples beneficios productivos como:

• Reducción de los costos de mantenimiento en un 30 por ciento, mientras que aumenta la eficiencia general de los equipos en un 7 por ciento.

• Gestión ágil y eficiencia de los procesos, con un retorno de la inversión (ROI) de menos de 1 año a través de la eficiencia del proceso.

• Transparencia y visibilidad a través de todas las operaciones de la planta.

• Incremento de la eficiencia del proceso, por encima del 10 por ciento.

• Implementación en las máquinas más críticas, como el sistema de pintura, el robot de Soldadura y la línea de tableros eléctricos, monitoreando variables críticas; recibimiento de alarmas y colección de datos para evitar averías inesperadas.

•Reducción del tiempo de mantenimiento.

• Mejora significativa de la seguridad durante la intervención de mantenimiento a través de Aplicaciones de Realidad Aumentada.

• Eficiencia energética: un 10 por ciento adicional de ahorro en un nivel de consumo ya optimizado.

• Reducción de huella de CO2 en 377 toneladas.

• Rendimiento y confiabilidad de los activos: optimización del mantenimiento de la administración de las instalaciones del 10 por ciento, en costos de mano de obra y piezas de repuesto.

• Incremento de mantenimiento preventivo vs correctivo.