15 de Septiembre del 2019

El centro de datos del 2025: Nuevos desafíos y oportunidades

En el reciente estudio, más de la mitad (53%) de los participantes predijo que el número de sitios en el borde de la red a los que dan asistencia, crecerá al menos un 100%, y un 20% espera un aumento del 400% o más.15/08/2019
 


Por: Reseller/Agencias

En 2014, la compañía realizó un estudio sobre cómo se vería el Centro de datos del 2025. Hoy, cinco años más tarde, se ha realizado una encuesta para darle seguimiento a la anterior, que aporta luz a los interrogantes de aquel entonces, pero también pone de manifiesto que el entorno en que se mueven los centros de datos sigue cambiando, y que con él aparecen nuevas oportunidades y desafíos.

Cuando se habla del ‘centro de datos’ actual es necesario especificar a qué tipo de instalación se hace alusión. Por ejemplo, si nos referimos a una nube privada/central corporativa situada en instalaciones propias, o hablamos de hiperescala/nube pública, o bien se trata de computación de alto rendimiento, colocations, o a una instalación remota en el borde de la red. Aunque tanto las características físicas como las funciones de cada una de ellas son diferentes, todas forman parte de un ecosistema que cada vez se hace más integrado e interconectado y que está preparado para satisfacer las necesidades de capacidad y servicio del mundo digital en que vivimos.

Pero no solo nos enfrentamos a los sitios en el borde de la red, sino también a sus casos de uso, los cuales hemos dividido en cuatro categorías:

-Las aplicaciones con uso intensivo de datos: Los casos de uso donde la cantidad de datos hace que no sea práctico transferirlos a través de la red, directamente a la nube, o desde la nube al punto de uso, debido a problemas relacionados con el ancho de banda, el volumen de datos o el costo.

-Las aplicaciones sensibles a la latencia humana: Esta categoría incluye los casos de uso donde los servicios se encuentran optimizados para el consumo humano o para mejorar la experiencia humana con servicios que permiten el uso de tecnología.

-Las aplicaciones sensibles a la latencia máquina-máquina: Esta categoría abarca los casos de uso donde los servicios están optimizados para el consumo máquina a máquina.

-Las aplicaciones cruciales para la vida: Esta categoría comprende los casos de uso que afectan directamente la salud y la seguridad de las personas.

El estudio mostró que, para nuestra región latinoamericana, las expectativas para soportar las aplicaciones con uso intensivo de datos en el borde de la red, fueron las más altas con un 54%, mientras que para las aplicaciones sensibles a la latencia humana resultaron solo en un 12%.