Ciclos y retos

Editorial. Enero 2014
 

Por: Ricardo González 

Una de las grandes características de estas fechas es sin lugar a dudas el ánimo volcado a favor de las buenas acciones, el inicio de los ciclos siempre conlleva un deseo de mejora y optimismo desmedido, lo cual y sin ánimos de ser agua fiestas se viene abajo cual castillo de cartas al primer tope en el horizonte. Esto se debe en gran medida (desde mi perspectiva) a que nos llenamos de actitud y comenzamos a correr fuerte hacía adelante pero con el gran problema de no saber cuál es la meta ni los retos a vencer, recordemos que los inicios son por naturaleza fáciles de llevar, pero mantener el paso y superarnos en el tiempo es tarea de una planeación, compromiso y completa dedicación al cumplimiento de metas definidas siempre antes de comenzar la carrera.

Ahora bien, si la ola del inicio de año no nos es suficiente, recordemos que los ciclos de real valor los marcamos nosotros mismos y no un calendario, festividades o hechos externos. Siempre podrá ser el momento justo de cerrar un ciclo y emprender nuevos retos con firmeza y virtud: Sabiduría, valor, autocontrol y justicia dictaba uno de los grandes pensadores de la humanidad...

Nos vemos el próximo mes, justo ahí o en un lugar mejor.