Apunto de arrancar el Mobile World Congress en Barcelona

Del 24 a 27 febrero, las marcas más reconocidas de la electrónica de consumo a nivel mundial tendrán el escaparate perfecto para presentar lo más novedoso de su portafolio en las líneas de movilidad. Repite como sede la Fira Gran Via en Barcelona, España. 18/02/14
 

Por: Reseller / Cristina Bravo

Este año la conferencia más importante de movilidad centra sus reflectores en el impacto que han tenido y tendrán en el futuro próximo las tecnologías de la información y cómo éstas han transformado el ámbito empresarial e incentivado el desarrollo de mercados, por ejemplo.

Algunos de los tópicos que los diferentes conferencistas estarán contemplando son: Vivir conectado, Análisis de datos, Dispositivos, El futuro de las comunicaciones, Redes inteligentes, Comercio móvil y pagos, Identidad móvil y privacidad, así como economía de red y optimización de la red, y otros.

El último MWC de Nokia

Este será el último Mobile World Congress al que acuda Nokia como marca independiente, pues en unos meses cerrará su ciclo para pasar por completo a manos del gigante del software Microsoft. Pero antes de que esto suceda, hay algunos rumores de que la firma pudiera presentar un nuevo equipo integrado con el sistema operativo Android.

De manera extraoficial, la prensa internacional ha revelado que el nuevo teléfono Android estará dirigido a los mercados emergentes y no tendrá algunas de las características personalizables del sistema de Google de gama superior, esto para tratar de recuperar terreno y consolidarse en el mercado de los teléfonos inteligentes actualmente dominado por los aparatos Android de Samsung y el iPhone de Apple.

En este sentido, según la firma de investigación en tecnología Strategy Analytics, 79% de los teléfonos inteligentes que se vendieron en todo el mundo el año pasado operaban con Android, 15% ocupaban el sistema iOS de Apple para el iPhone y sólo 4% utilizaba el software Windows Phone.

Más tráfico móvil en 2012 que en toda su historia*

Sin duda comienzan a develarse datos y análisis importantes en el marco del congreso. Uno de ellos es el informe de la GSMA y de los propios organizadores del MWC.

Y es que según los resultados del estudio, la industria del móvil genera el 2,2% del PIB mundial y se prevé que para 2018 alcance los 4.000 millones de suscriptores.

El informe, presentado este martes, certifica que el número de abonados a servicios móviles ascendió a 3.200 millones a finales de 2012, casi la mitad de la población del mundo, y se espera que otros 700 millones de suscriptores se añadan hasta 2017. La cifra simbólica de 4.000 millones de usuarios se alcanzará en 2018.

Las líneas, incluyendo las que conectan aparatos con aparatos (máquina a máquina, M2M), en 2012 alcanzaron los 6.800 millones, y se prevé que asciendan a 9.700 millones a finales de 2017. La banda ancha móvil representó 1.600 millones de estas conexiones en el 2012, aumentando a 5.100 millones en 2017.

En términos absolutos, Asia Pacífico se sumará casi la mitad de todas las nuevas conexiones entre ahora y el 2017, mientras que el 22% serán de Europa y Norteamérica. Las conexiones 4G alcanzarán los 920 millones de conexiones, y pasarán de representar una de cada 25 líneas a una de cada cinco.

La proliferación de la banda ancha móvil y la mayor penetración de los teléfonos inteligentes, en particular en los mercados emergentes ha producido una explosión del tráfico. De hecho, el volumen de tráfico total en 2012 fue mayor que en todos los años anteriores desde que existe la telefonía celular, y se espera que crezca a un ritmo anual del 66% en los próximos cinco años. Japón es el primer país donde las operadoras telefónicas facturan más por el tráfico de datos que por el de voz.

'El impacto económico de la industria de la telefonía móvil va mucho más allá de sus impresionantes ingresos. Sirve para aumentar la productividad de las empresas y la financiación de los gobiernos. En cinco años, el ecosistema del móvil va a crear 1,3 millones de empleos”, señaló Mark Page, director de AT Kearney Communications, coautor del informe.

El documento destaca varios factores críticos para el crecimiento futuro de la industria, como que los operadores tengan acceso razonable al espectro radioeléctrico y un marco regulatorio predecible, tanto en licencias, como en competencia, fiscalidad y propiedad intelectual.

'La industria del móvil está creando una economía móvil. Pero para aprovechar plenamente este futuro y para maximizar sus inversiones, es fundamental que establezcamos un marco regulador claro, basado principalmente en la competencia, y desarrollar nuevos modelos de negocio que permitan a todos los participantes del ecosistema de beneficiarse de la economía móvil ', según señaló Anne Bouverot”, directora general de la GSMA.

*Información periódico El País.