Agustín Alaman, un apasionado de la industria de T.I.

“En los negocios como en el deporte, la innovación y disciplina son la clave del éxito”. 03/03/14
 

Por: Cyntia Martínez

Agustín Alaman es un apasionado del triatlón. Deporte que exige constante disciplina y preparación; valores que ha trasladado a los diferentes ámbitos de su vida, incluyendo el profesional. Ha ocupado la dirección de Canales en dos de los fabricantes de computadoras que han registrado las mayores ventas a nivel mundial y en la actualidad se encuentra al frente de la dirección de Canales y el negocio SMB en Lenovo México. Con una formación profesional en la carrera de Administración, por la Universidad Anáhuac, el directivo asegura que su crecimiento profesional lo debe a los canales de distribución, de quienes ha aprendido durante más de 15 años de su trayectoria en la industria de Tecnologías de la Comunicación e Información. Su interés por la industria de T.I. despertó cuando uno de sus profesores de la carrera narraba su experiencia laboral como director de Recursos Humanos en Hewlett Packard.

“Nos contaba sobre el mundo de las computadoras, a mí me parecía mágico y le pedí ayuda para entrar en él”. Compañía a la que ingresó como becario en el año 1993 con un contrato de cuatro meses, mismo que se prolongó por 15 años. Tiempo en el que desempeñó diferentes roles y responsabilidades: venta de planes de financiamiento, apoyo regional a múltiples áreas de productos y atención a Canales; hasta llegar a ser el director de Canales de HP México. “Fue ahí en donde los canales se volvieron mi pasión pues todos mis roles siempre tuvieron que ver con ellos. Mi formación profesional se la debo a los resellers”. Una de sus grandes pasiones es el deporte, en especial el triatlón, por lo que en el momento en que la compañía fusionó sus áreas de negocio decidió irse para emprender un proyecto de negocio. En asociación con algunos de sus amigos abrió una tienda de artículos de triatlón en Miami. “Entonces me pasé del lado del distribuidor, pues aunque no era un reseller de tecnología, los principios son los mismos. Esto me ayudó a tener una perspectiva para entender lo que pasa del lado de canal.

El principal reto al que se enfrenta un distribuidor es el financiero, pues quieres hacer mucho pero no tienes los recursos, aunado al desconocimiento del mercado objetivo y del producto”. Un año después de iniciar con su negocio, conoció personas que lo invitaron a formar parte del proyecto de Lenovo, lo cual representaba un gran reto que decidió tomar.

Canal y empresa: una dualidad a enfrentar en el día a día

Alaman describe que un director de canales se enfrenta a una dualidad de responsabilidades, pues por una parte deberá “vender hacia fuera de la marca y hacia adentro del canal. Debo convencer a la empresa y al canal para desinvertir allá e invertir acá; a eso le llamo el paso de la muerte, lo cual es crítico pues va de por medio tu nombre y los compromisos que tienes con ambas partes”, confianza que, aseveró, sólo se construye con años de trabajo.

El directivo compartió que ahora trabaja en la consolidación del negocio SMB y Canales en Lenovo, lo cual implica un compromiso con su familia, equipo de trabajo, canales y consigo mismo. Su participación en el IronMan en Cozumel es otra de sus próximas metas a alcanzar. “Hay dos cosas que el deporte me ha dado y que puedo trasladar a todos los ámbitos de mi vida: la innovación y la disciplina. Aquí la competencia es todos los días y hay que estar preparado para ello: entrenándose en el día a día pues allá afuera es en donde se verá el momento de la verdad”, concluyó.