La revolución del desempleo

Editorial Abril de 2014
 

Por: Ricardo González 

Para estar desempleado o tener un sueldo por debajo de lo estrictamente necesario hoy en día ya no es necesario tener una edad avanzada, ser discapacitado, no tener estudios o ser una paria social, hoy tenemos más opciones para no estar en la fuerza laboral oficial. Una revolución se gesta ante nuestros ojos de una forma que no alcanzo a dimensionar.

¿Alguien sabe que ha pasado con los miles de empleos perdidos al dejar de requerir cajeros humanos en los estacionamientos, cajeros automáticos, súper mercados, archivistas, mensajeros, y quién sabe qué más? Es cierto que la tecnología avanza a pasos agigantados, pero es tiempo de preguntarnos sobre el impacto social que esto conlleva, somos una sociedad en busca de la automatización y la productividad, haciendo más con menos siempre, pero... ¿Hasta que punto deberá ser el 'menos' antes de que sea insuficiente para una sociedad? La tecnología y la invención humana deberá ser siempre pensada en favor de una sociedad y no de una industria, de lo contrario la revolución del desempleo tomará forma y fuerza antes que todo.

Nos vemos el próximo mes, justo ahí o en un lugar mejo