Impresión, un negocio que exige evolucionar

Cómo sobrevivir en un mundo digital sin morir en el intento. 02/06/14
 

Por: Reseller / Cyntia Martínez

Día con día se habla de un mundo cada vez más digital, mismo que invita a concientizar antes de imprimir, resguardar la información en archivos digitales y consultarla mediante dispositivos móviles.

Panorama que se refleja en el cada vez más competido y menos rentable negocio de venta de equipos y consumibles de impresión. Por lo que fabricantes, mayoristas y distribuidores se han visto en la necesidad de evolucionar el negocio —montándose a tendencias como movilidad, servicios administrados de impresión e inclusive, impresión 3D— de querer sobrevivir en esta transición hacia un mundo digital.

La coordinadora de producto de la línea de Consumibles en Epson México, Vanesa Cerezo, explicó que desde hace muchos años han existido campañas para invitar a los usuarios a imprimir menos y cuidar el medio ambiente. Sin embargo, la necesidad de impresión continúa existiendo: “el problema es que el usuario de hogar y oficina se enfrentaba a costos de impresión muy altos. No obstante, hoy existen soluciones que ofrecen impresiones a bajo costo, incluso a color, para satisfacer esa necesidad. Hay cosas que se pueden dejar de imprimir pero hay otras son realmente necesarias”.

Ante esto y las nuevas necesidades de un mercado en evolución –abundó— la compañía desarrolló el Sistema original de tanque de tinta, que al permitir la recarga individual de los cartuchos, logra altos volúmenes de impresión a bajo costo, “lo que ha hecho que los usuarios pierdan el miedo a imprimir.

La volatilidad del mercado

Resulta complejo informar sobre los avances o retrocesos del negocio de impresión pues todo dependerá de la fuente consultada.

Analistas como DataQuest informaron sobre crecimiento en el mercado de impresión del 23% durante 2010; mismo que caería 12% para 2012. Sin embargo, otras consultoras visualizan un panorama más alentador para la industria al informar sobre repunte de este mercado durante el año pasado.

Desde la perspectiva de International Data Corporation (IDC), durante el cuatro trimestre de 2013 el negocio de impresión, a nivel mundial, reportó una base de 31.7 millones de unidades instaladas (2% más que en el año anterior durante el mismo periodo).

Para IDC, Estados Unidos y Europa Occidental continúan siendo los mercados más grandes al reportar crecimiento en el número de unidades vendidas.

Sistemas de impresión monocromática de alta velocidad y los equipos láser a color son los segmentos que reflejan mayores oportunidades de crecimiento. Inyección de tinta continúa siendo la tecnología con mayor cuota del mercado (58%) así como los equipos multifuncionales de inyección pues cerca de ocho de cada 10 equipos vendidos durante este periodo poseían esta tecnología.

No obstante, los servicios de impresión administrados y mayor disponibilidad de contenido digital “seguirán trasladando gradualmente los dispositivos de impresión lejos del escritorio y más cerca de máquinas compartidas y centralizadas. Por lo tanto, los fabricantes que apuesten por estas oportunidades encontrarán un mejor retorno de inversión tanto en unidades vendidas como en ingresos”, externó través de un comunicado el director del área de impresión en IDC, Phuong Hang.

La oportunidad en servicios administrados de impresión

Desde la óptica del director de Compulaser, Manuel Servín, —distribuidor con 21 años de experiencia en el mercado de impresión— el negocio de impresión se encuentra en constante evolución, razón por la que el reseller ya no puede solo ofrecer una caja, sino una solución completa que incluya un servicio consultivo.

“En impresión hay que ser rápido o de lo contrario te come la industria. Mucha gente cree que es fácil pero es un negocio de muy bajo margen y muy cambiante. Por lo que hay que estar atento en todo momento. La industria requiere soluciones completas. Si no estás capacitado y no posees las fortalezas, difícilmente tendrás éxito como distribuidor. Debes conocer sobre consumibles, impresión, cómputo, servidores, servicio técnico y conjuntar todo esto para ofrecer una solución integral”.

Para complementar esta visión, el director general de ASC Parts, Luis Quintero, declaró que pese a que los servicios administrados de impresión no es un concepto nuevo, muy pocos canales saben cómo entrar a este negocio. “Hace falta hacer mucho trabajo. Hay una convergencia en la que el cliente ya no solicita número de impresoras, sino un servicio para cubrir sus necesidades de impresión que tiene que ver con financiamiento, mensualidades, mantenimiento y asesoría. Hoy el canal no está capacitado para ello, pues debe contar con personal técnico y de ventas”.

En la perspectiva del mayorista —al igual que en otros negocios de la industria— en impresión los tiempos de entrega en la distribución de las partes y consumibles son vitales. Por ello y como parte del valor agregado que pueden ofrecer los mayoristas está la posibilidad de dar de alta múltiples domicilios de embarque de cada cliente con el objetivo de que las entregas se realicen el domicilio del cliente final y de esta manera se ahorre tiempo y dinero.

Manifestó que la comunicación con los fabricantes es otra de las claves para lograr éxito en el negocio pues esto les permitirá estar al tanto de las tendencias y anticiparse a las demandas del cliente.

“Al principio basábamos nuestro inventario en partes históricas. No teníamos asesoría o información sobre las nuevas tecnologías que llegarían en un futuro”.

Sin embargo, al fomentar una relación más estrecha con los fabricantes —aseguró— que la compañía recibió orientación de manera natural: “Supimos cuáles son las partes de mayor movimiento y desgaste y las que debemos tener en almacén. Esto es algo que nos ayuda, sobre todo a los distribuidores que ofrecen servicios a cuentas grandes en gobierno y corporativo. Más que regatear en precios de un producto, la disponibilidad del producto es la mejor ayuda para el negocio del distribuidor”.

Movilidad, el impulso del negocio de impresión

La movilidad ha permeado diferentes segmentos de la industria de IT; impresión no es la excepción. Analistas aseguran que se trata de una tendencia que está jugando un papel fundamental para impulsar este negocio hacia una nueva era comandada por nuevas demandas del usuario de hogar y del sector empresarial.

La impresión móvil es una necesidad del 90% de los usuarios de smartphones y tabletas, los cuales no la satisfacen por no contar con una herramienta para hacerlo, según lo revelado por un estudio publicado por IDC.

Necesidad que continuará en incremento pues se prospecta que para 2015, 37% de la fuerza laboral en todo el mundo sea móvil por lo que las empresas deberán estar preparadas para conformar un ecosistema compuesto por equipos de impresión móvil para no frenar su productividad.

Cada vez más proveedores están dotando sus propuestas de tecnologías inalámbricas como WiFi y NFC para satisfacer estas nuevas demandas.

Teniendo en mente esta tendencia, la coordinadora de producto en Epson explicó que el fabricante conoce sobre los alcances de esta tendencia, pues hoy su line up está apostando por ella. Desde el equipo más pequeño del portafolio (posee tecnología WiFi, permitiendo la conexión con smartphones y tabletas), hasta los dispositivos de más alta gama que también se robustecen de conectividad mediante conexión WiFi o Etherneth.

Asimismo, algunos de sus productos ofrecen conexión en la nube para que, mediante una dirección de correo, se imprima el documento sin importar el lugar en donde se encuentre el usuario y el dispositivo.

Impresión 3D: el negocio del mañana

El año pasado fue denominado “de las impresoras 3D”; sin embargo, la firma consultora Gartner prospecta que para 2014 las ventas de este tipo de equipo crezca 75%; cifra que se duplicará para el próximo año.

Hecho que volverá más asequibles estos equipos, al tiempo que los masificará para darle uso, no solo en el ámbito industrial, sino también en la empresa y el hogar. No obstante, hay analistas que también opinan que este tipo de dispositivos cobrará popularidad pero solo para uso de nicho.

La CEO de HP, Meg Whitman, informó que para este año, la compañía desarrollará su primera impresora 3D, lo que marcará la incursión del gigante tecnológico en un nuevo mercado que ya marcó un hito en el segmento de impresión.