22 de Noviembre del 2019

Mira IRA

22/05/2019
 

¿Alguna vez has experimentado la ira? Si ese momento donde quieres ser violento con otros o contigo, donde tu cabeza te quiere mantener sereno con los pies en la tierra y tu cuerpo sólo responde al enojo, al enfado, a la rabia o solo quiere revisa de manera detallada una y otra vez la escena que sucedió siendo la que detono esto. Y peor aún, si no sabes qué fue lo que lo detono y simplemente estas teniendo un ataque de ira, algunos también la llaman ataque de ansiedad.

Te comparto que hace algunos días pasé por un momento así, desde que me desperté sentí como esta parte animal estaba controlando mis sentimientos y emociones. Decidí ir al gimnasio a desahogar esto y estar lista. Mi sorpresa fue que mientras caminaba después del gimnasio, esta ira incontrolable parecía que me tenía atrapada y no había manera de pararla. Intenté serenarme con los ojos cerrados y nada. Aquí un par de técnicas para apoyarte si estas en un proceso similar.

Sentado sobre la silla con los pies sobre el suelo, respira profundamente y hazlo subiendo el pecho y tu cabeza como si quisieras inhalar el aire desde el suelo. Puede ser que necesites apoyar tus brazos en la silla para subir más el pecho e inhalar hasta el último aliento. Intenta llenar de oxigeno tus pulmones, tu pecho y hasta tu vientre bajo. Mantén tu respiración por 1 o 2 segundos y después impulsándote hacia adelante exhala, y permite que tu boca saqué un largo y sostenido “Ah ah ah ah” que sale desde el bajo vientre. Sostente de los brazos de la silla si es necesario para que puedas llevar tu cuerpo lo más adelante posible, la posición sería que tu cabeza y pecho estén casi pegados a tus piernas.

Permite que tu cuerpo te diga cuantas veces necesitas hacer esto, no te detengas. Solo deja que esto “no sé qué me pasa” se exprese. Si estás abierto a intentar, también puedes darle la bienvenida a este sentimiento y/o emoción incómoda. No pienses, no te detengas deja que fluya a través de tu cuerpo y con tu “ah ah ah” deja que salga todo.

Cuando haya pasado esta sensación, te recomiendo que pongas en papel y lápiz todo lo que viene a tu cabeza. Es realmente muy sanador hacer esto, dejar libre a esta parte tuya y que se exprese. No necesita de consejos, ni de ver las cosas positivamente, sólo quiere expresarse. Y si te viene bien, puedas llevar a la indagación cualquiera de estos pensamientos. Puedes consultar como hacerlo en los artículos publicados aquí mismo.

Existe otra técnica muy famosa creada por el Dr. Andrew Weil, basada en una técnica yogui antigua – pranayama. La técnica es conocida como 4-7-8, aquí los pasos para realizarla.

1. Pon tu lengua detrás de los dientes y mantenla así durante el ejercicio. La punta de la lengua va justo en la parte superior de los dientes delanteros, en la zona del tejido de la cavidad bucal.

2. Exhala a través de tu boca alrededor de tu lengua, haciendo un a sonido “whoosh”

3. Después cierra la boca e inhala a través de tu nariz contando 4 segundos

4. Mantén tu respiración contando 7 segundos

5. Exhala a través de tu boca contando 8 segundos, haciendo el sonido “whoosh”

Esta cuenta es por cada respiración y al menos has 3 respiraciones.

Y mi invitación es que puedas hacer caso de lo que tu propio cuerpo te está avisando y aún no sabes que necesitas saber.

“No hay peligro en mirar en el interior“ Louise L. Hay

Artículo de colaboración:

Alicia Segreste. Performance Coach. Mail: hola@aliciasegreste.com