10 de Diciembre del 2019

Silimex y la industria del aerosol en evolución

El especialista en aerosoles busca la evolución de sus productos para ir acorde a las exigencias actuales. 27/11/2019
 


Por: Reseller redactores

El mercado del aerosol en México anualmente enfrenta retos derivados de una estructura que se caracteriza por pedidos y entregas a corto plazo y por lotes cada vez más pequeños, a lo cual los buenos resultados conseguidos por la industria de envases de aerosol de aluminio (con una tasa de crecimiento medio de un 4% en los últimos años), se han garantizado gracias a la enorme demanda de desodorantes, productos farmacéuticos y productos del hogar.

Si bien, México tiene una “tradición aerosolista”, todavía existe mucho trabajo por realizar en materia de apertura de nuevos mercados, así como el impulso de la fabricación de componentes para aerosoles, entre otros, los envases metálicos de hojalata y aluminio, válvulas, tapas de diversas características, propelentes y activos, la producción de aerosoles terminados y de sus partes componentes enfrenta el reto de cumplir no sólo las normativas usuales de los países industrializados (ISO 9000, 9001, 9002 y 14001), sino incluir la experiencia de los usuarios.

“Desde nuestra fundación hace 50 años, la empresa ha crecido exponencialmente sin descuidar el mantenimiento de las entregas y la fabricación de nuevas presentaciones en aerosol. A partir de este año hemos decidido expandir nuestras exportaciones hacia varios países de Latinoamérica y en el mediano plazo se prevé un aumento de las instalaciones. Nuestros envases de aerosol son cada día más populares y existe mayor acceso a nuevos consumidores, debido a que el aerosol ha dejado de ser considerado, poco a poco, un producto de lujo”, mencionó el Director General de Silimex, el Ing. Abraham Mendoza.

Es así que en reconocimiento a las ventajas competitivas y comparativas de la industria del aerosol en México, Silimex ha optado por sentar su base operativa y ampliar su capacidad instalada para cubrir una demanda creciente en el corto plazo, ya que el impulso de compra está determinada cada vez más por el diseño del envase, el difusor o el tapón, por lo que los aerosoles de Silimex son 100% probados contra fugas, garantizando una mayor seguridad y precisión durante todo el proceso de producción hasta la entrega.

“En México existe una curva de actividad creciente pero la capacidad productiva máxima de la industria del aerosol está lejos de alcanzarse, eso quiere decir que todavía es necesaria una mayor conciencia en los fabricantes sobre el papel de la responsabilidad social y la promoción, este crecimiento en el consumo de aerosoles a nivel mundial, lleva asociado la necesidad de incrementar la capacidad productiva a nivel tecnológico y ambiental, es necesario dar un salto de calidad en los aerosoles 100 por ciento nacionales. Por ello deben introducirse nuevos conocimientos en el sector industrial para establecer procesos de sustentabilidad, con un significativo ahorro de energía y bajo las más estrictas normas de seguridad y protección al medioambiente”, declaró el Director General de Silimex.

EL principal reto para la industria del aerosol en México consiste fundamentalmente en obtener el reconocimiento a escala nacional e internacional, por sus altos estándares de calidad en la fabricación de aerosoles para diferentes aplicaciones, a través de productos y presentaciones que se ajusten a las necesidades de la población. La capacidad exportadora de México está dada por las ventajas competitivas históricas, hoy existe un abastecimiento local de los insumos más importantes y un gas propelente de excelente calidad, lo que permite reducir costos, por ello, México está en condiciones de tener mayor presencia en los mercados internacionales, aunque la prioridad continúa siendo la región latinoamericana en donde, en conjunto, el consumo per cápita es de 3 aerosoles por año.

Con estos datos en la mano, la compañía quiere dar un salto de calidad en aerosoles nacionales, con base a estrictas normas para cuidar el medio habiente que hoy en día se ha ido deteriorando considerablemente, por ende, esto es una de las prioridades de la empresa para seguir en la vanguardia y seguir expandiendo su producto sin dañar el ecosistema.