fbpx
domingo 21 abril, 2024
domingo 21 abril, 2024
Portada » Cristina De Victorica: una líder con pasión y ganas por aprender día con día

Cristina De Victorica: una líder con pasión y ganas por aprender día con día

Compartir:

Por: Cyntia Martinez

30 septiembre, 2022

La actual directora Vendor Management en Ingram Micro México es ingeniera en Sistemas computacionales y cibernética. No obstante, desde el inicio de su trayectoria descubrió su vocación por el tema comercial al darse cuenta de que la interacción con los clientes, el escucharlos y desarrollar soluciones que los ayuden es lo que la apasiona.

En entrevista exclusiva con Reseller, compartió que uno de sus grandes retos fue asumir roles de liderazgo; sin embrago, rompió con ataduras y desconfianzas utilizando como grito de guerra y modus vivendi: “tengo las ganas y la pasión; sí no lo sé, lo aprendo”.  

Reseller (R): ¿Qué estudiaste y por qué?

Cristina De Victorica (CV).- Estudié Ingeniería en sistemas computacionales y cibernética en la Universidad La Salle pues siempre me llamó la atención todo el tema de la ingeniería, la base de matemáticas y física. Inicialmente mi opción fue ingeniería mecánica, pues mi papá es ingeniero mecánico, pero finalmente me decidí por ésta.

Desde pequeña era muy afín a mi papá y me gustaba hacer cosas. Recuerdo que con él hice un sistema de alarma con una lata; en fin, cosas bien divertidas y ahí me llamó la atención las cosas diferentes. Él tenía un taller mecánico y a mí me gustaba ver los motores. Entonces, todo indicaba que iba para allá, pero me dejé guiar por personas que me decían que era una carrera muy difícil, principalmente de hombres, que no había mucha oportunidad para mujeres, pues a pesar de que estoy hablando de los 2000’s, aún había un sesgo muy marcado de género.  

En este inter, conocí más de la carrera de Información y Tecnología; había carreras que me llamaban mucho la atención, vi el plan de carrera y me interesó.  Me fui para allá, ahí concluí y me siento muy contenta de ello.  

R.- ¿Cómo te veías en un futuro?

CV.- Desde un principio siempre tuve claro que quería estar en una empresa líder, en un gran corporativo. En un inicio, si bien conocía Ingram Micro, pues he tenido personas cercanas que formaron parte de la compañía, la verdad es que me llamaba mucho la atención estar en un fabricante pues el tema de la tecnología, la venta, la distribución de las soluciones y lo que puedes automatizar a través de una solución me interesaba mucho.

R.- ¿Cómo inicias tu trayectoria laboral?

C.V.- Desde pequeña estuve ávida por conocer, era muy inquieta y no podía estar en mi casa, por lo que mucho tiempo estuve trabajando con mis papás en el taller mecánico, también estuve trabajando en una joyería, que era de un tío.

Ya en la carrera empecé trabajando en Grupo Scanda, en desarrollo de sistemas; programaba. Ahí fue cuando descubrí que me llamaba mucho la atención la parte comercial, pues disfrutaba cuando tenía reuniones con los clientes para explicarles los avances de los proyectos, ya que me fascinaba interactuar, pues lo otro era muy solitario; estabas tú sola con la computadora.

Sin embargo, el tema de programación era demasiado demandante por lo que dejé de ir a la escuela por trabajar, pero me di cuenta de que estaba trabajando para estudiar, por lo que empecé a poner prioridades, ya que se trataba de mi base académica.

Después se dio la oportunidad de empezar a trabajar en Ingram Micro, como asistente en el área de Producto, apoyando al director que estaba en turno y a los product managers. Cuando me entrevistaron me dijeron que no tenía nada de experiencia, pero les dije que todo lo podía aprender, pues sabía que tenía la capacidad, pero, sobre todo, las ganas y la pasión.   

De manera que cuando entré a Ingram, me quedó muy claro esto: quería estar en una posición comercial, pero sabía que me faltaba mucha experiencia. Después de asistir al área de Producto, asistí a Compras y tiempo después se me dió la oportunidad de ser product manager, que es cuando inicia mi carrera en el área comercial con Compaq Computer. Después me seguí con HP y luego fui supervisor de la unidad de Cómputo.

Tiempo después, HP me llamó para ser parte de su equipo y me fui con ellos; fue una historia muy breve, en donde inicié con un tema de atención a usuario final, el cual no conocía. Después me fui a Atención a mayoristas y a los seis meses se da la oportunidad de regresar a Ingram a tomar un proyecto con Sun Microsystems.

Fue entonces cuando entré al tema de data centers, de entender los ciclos largos de los proyectos. Meses después regreso al tema de volumen, como supervisora de varias marcas de hardware de energía y electrónica de consumo; comienzo a ir a los CES, lo cual me encanta al día de hoy.

Cuando sale mi líder, me dan la oportunidad de ser gerente de toda el área y en 2015 soy promovida para liderar toda el área de producto de Vendor Management; estoy muy contenta, pues es un reto increíblemente padre, además de mucha satisfacción de que una mujer pueda liderarla.

R.- ¿Cómo impactó en tu trayectoria el tema de brecha de género?

C.V.- No me enfrenté como tal a temas de discriminación pero sí a un tema cultural que traemos aprendido desde la educación, tanto hombres como mujeres. Por ejemplo, recuerdo que cuando llegaba a la casa de mi abuela, me decía que debía servirle de comer a mi hermano, por lo que es un tema de educación. Es algo que hemos traído durante años y que tenemos que desaprender, pues muchas veces no lo hacemos consciente, y a veces como seres humanos no nos damos cuenta que traemos un prejuicio que nos genera ser discriminatorios. 

Hoy vemos cada vez mayor presencia de mujeres en la industria, pero seguimos siendo minoría. En el campo laboral no se trata de un tema de género, sino de habilidades para los puestos y éstas son las que deben prevalecer para tener a la mejor persona.

Veo más apertura en las empresas para tomar en cuenta las habilidades en vez de un género. Aún hay camino por recorrer, pero vamos en el camino. Habrá que acelerar el paso pero me da gusto escuchar nuevas generaciones que son mucho más inclusivas, lo que nos ayudará a avanzar en el tema de diversidad.

R.- ¿Cuál es de los retos más grandes que te enfrentaste durante tu trayectoria?

C.V.- Ese tema de convertirte, de un contribuidor individual, a un team líder fue muy complejo para mí, pues pasé de ser un compañero a ser un líder.

Es algo que yo no sabía cómo manejarlo en un principio pues siempre existe el riesgo de ser impositivo o de no tomar en cuenta a las personas. Creo que en un inicio hasta me sacaron lagrimitas, pero es algo que fui aprendiendo con la experiencia, desarrollando capacidades y fui perfeccionándolo.

Creo que es algo que debemos ir aprendiendo, no deberíamos esperar a que llegue para preparados, sino ir cultivando el liderazgo y las habilidades para que, cuando llegue el momento, no sea tan complicado y no generemos en los líderes esta bruma, sin saber para dónde dirigirse.

R.- ¿Qué te inspira?

C.V.- Mi familia; el ejemplo de mis padres, quienes siempre estaban buscando cómo salir adelante.

Pero también me inspira el poder dejar una huella con el simple hecho de hacer mi trabajo en el día a día. El hecho de hacer amistades a largo plazo, que, pese a que no lleves una marca, la gente te siga viendo con gusto. También me llena el hecho de dejar esa estela para las nuevas generaciones; es lo que me alienta todos los días.

R.- ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

C.V.- Me gustan los retos. ¡Que cada día sea algo totalmente diferente me encanta! y es algo que se vive en distribución; el hecho de que esto no sea nada monótono, hace que las cosas sean muy divertidas.

R.- ¿A quién admiras?

C.V.- En el tema profesional he tenido líderes súper buenos. Por ejemplo, Araceli Aguilar, que en su momento fue mi líder y fue una de las mujeres en el área comercial que me inspiró a aprender y entender, incluso temas culturales para tratar con ejecutivos de diferentes países; hoy es directora general de un mayorista.  

Elvia Moreno es otra de las mujeres que me ayudó a entender muchas cosas en temas de liderazgo; ella fue directora de recursos en Ingram Micro. Actualmente también tengo ejemplos padrísimos de todo el staff directivo de la compañía, lo que me apasiona y me encanta, pues la mayoría crecimos en Ingram, lo que es una muestra palpable de que se puede crecer en una empresa sin perder lo que hay afuera.

Mi papá también es un gran ejemplo para seguir. Él perdió a su papá muy joven y tuvo que salir a trabajar desde muy niño para mantener a sus hermanos y aún así logró terminar la carrera y tener un negocio propio, por lo que es un gran ejemplo de perseverancia. Mi mamá también lo es, pues ella tenía una carrera técnica y siempre le dio un gran apoyo a mi papá y llevó la administración de un negocio sin tener mucho conocimiento.

R.- ¿Cuál es tu hobbie?

C.V.- Me gusta mucho pintar fachadas, en acuarelas; las tipo colonial me encantan. No soy buena, lo aprendí en la secundaria y en la prepa y hoy lo hago porque es algo que me relaja mucho, que me saca del día a día. Estoy por meterme a unas clases de pintura.

Otra cosa que me gusta mucho son los animales, específicamente los perros; tengo cuatro que son comprados, pero prometí no volver a hacerlo, pues hoy estoy mucho más en pro de la adopción responsable.

En un futuro me gustaría fundar una asociación protectora de animales, junto con una amiga. Algunas veces hago resguardo de perros, por lo que la casa es una locura, pero me encanta.

R.- ¿Te imaginabas en algún momento estar en dónde hoy te encuentras profesionalmente?

C.V.- No honestamente, y creo que es algo de lo que todos debemos entender, sobre todas las mujeres, quienes debemos tener seguridad en nosotras. Debemos decir que sí podemos, que sí lo sabemos y si no, lo aprendemos.

En algún momento dudé de mí, de mis capacidades y muchas veces necesitaba el refuerzo de alguien más que me lo dijera para poder tomar nuevos retos.

Honestamente no me veía como parte de un staff directivo; hoy te puedo decir que si recorres un camino acompañado de la gente exitosa, aprendiendo de la gente que no es exitosa para evitar cierto tipo de actitudes; y estando siempre abierta a escuchar a los demás, es posible crecer.

R.- ¿Cómo te ves en un futuro?

C.V.- Me gustaría continuar mi carrera en Ingram, complementando mis conocimientos en temas de soluciones. También me gustaría buscar algo regional para poder aprender de otros lados las mejores prácticas.

Compartir:

Calzada Circunvalación Poniente #790, Ciudad Granja, Zapopan, Jalisco, México.

contacto@reseller.com.mx

Todos los derechos reservados © 2024 Estrategias Comerciales Optimizadas.