lunes 4 marzo, 2024
lunes 4 marzo, 2024
Portada » Seguridad y las 5 tendencias tecnológicas que afectarán al sector en 2024

Seguridad y las 5 tendencias tecnológicas que afectarán al sector en 2024

Compartir:

Por: Reseller Redactores

8 enero, 2024

Seguridad y las 5 tendencias tecnológicas que afectarán al sector en 2024

Las principales tendencias tecnológicas que creemos que afectarán al sector de la seguridad en 2024 reflejan un entorno en rápida evolución.

Como siempre, son una mezcla de oportunidades positivas que hay que aprovechar, junto con los retos que hay que abordar.

El potencial de la IA generativa en el sector de la seguridad

En anteriores entradas sobre tendencias tecnológicas se ha destacado el potencial de la IA y el aprendizaje profundo en el sector de la seguridad

Con especial atención al análisis avanzado en el borde de la red, en las propias cámaras y su proliferación se está acelerando.

Prácticamente cualquier cámara de red nueva que se lance incorpora capacidades de aprendizaje profundo, que mejoran enormemente la precisión de los análisis.

Estas capacidades son la base para construir soluciones escalables en la nube, ya que eliminan los requisitos de ancho de banda tan pesados, reducen el procesamiento en la nube y hacen que el sistema sea más fiable.

Sin embargo, en términos de IA, 2023 ha sido el año en el que los grandes modelos de lenguaje (LLM) como base de la IA generativa se han abierto paso en la conciencia pública.

En 2024, veremos aparecer aplicaciones centradas en la seguridad basadas en el uso de LLM e IA generativa.

Entre ellas se incluirán probablemente asistentes para operadores, para interpretar con mayor precisión y eficacia lo que ocurre en una escena.

Y la atención al cliente interactiva, que proporcionará respuestas más útiles y procesables a las consultas.

Además, la IA generativa ya ha demostrado su valor en el desarrollo de software, y este será un beneficio que se verá en todo el sector de la seguridad.

Eficiencia en la gestión de soluciones que impulsa la arquitectura híbrida

Las arquitecturas de soluciones híbridas -aquellas que emplean las ventajas de las tecnologías in situ, en la nube y en el perímetro- se han establecido como el nuevo estándar en soluciones de seguridad.

Las funcionalidades se despliegan donde es más eficiente, utilizando lo mejor de cada instancia en un sistema, añadiendo un mayor nivel de flexibilidad.

En última instancia, las arquitecturas de los sistemas deben estar al servicio de las necesidades del cliente, no de la estructura preferida del proveedor.

En gran medida, es una cuestión de accesibilidad.

Cuanto más de una solución exista en entornos fácilmente accesibles tanto para los vendedores como para los clientes, más capacidad tendrán los vendedores de gestionar elementos del sistema, asumiendo una mayor responsabilidad y reduciendo la carga de los clientes.

Las arquitecturas híbridas también son compatibles con los próximos casos de uso para la asistencia de IA y la automatización en la gestión y el funcionamiento de soluciones.

Una mayor accesibilidad al sistema es valiosa tanto para la asistencia humana como para la de IA, aprovechando los puntos fuertes de cada instancia diferente.

Seguridad siempre, pero también protección

La seguridad y la protección se han relacionado a menudo como un único tema.

Cada vez se reconocen más como casos de uso separados: la seguridad está relacionada con la prevención de actos intencionados y la protección está relacionada con los peligros e incidentes no intencionados.

Por una serie de razones, el uso de la videovigilancia y la analítica en casos de uso de seguridad está creciendo rápidamente y seguirá haciéndolo.

Una de las razones, por desgracia, es el cambio climático.

La gestión de riesgos, el cumplimiento de las directivas de salud y seguridad, y los requisitos normativos son otra razón clave para el continuo crecimiento de los casos de uso relacionados con la seguridad.

La videovigilancia se utilizará ampliamente en las organizaciones para garantizar el cumplimiento de las políticas de salud y seguridad y las prácticas de trabajo seguras, como el uso de los equipos de protección individual (EPI) necesarios.

La regulación y el cumplimiento impulsan la tecnología

Hablando de conformidad, el entorno normativo mundial tiene cada vez más repercusiones en el desarrollo de la tecnología, su aplicación y su uso.

El cumplimiento de estas normativas es algo de lo que proveedores y usuarios finales deben ser conscientes y para lo que deben trabajar en estrecha colaboración.

La inteligencia artificial, la ciberseguridad, la sostenibilidad, el gobierno corporativo… todas son áreas que están siendo sometidas a un mayor escrutinio normativo.

Los proveedores tienen que desarrollar sus propias tecnologías y operar sus propios negocios de manera que apoyen los requisitos de cumplimiento de sus clientes.

Se trata de un ámbito en constante evolución y cambio, que requiere diligencia, desarrollo y transparencia constantes en toda la cadena de valor.

Para los usuarios de tecnología de seguridad, es una cuestión de confianza.

¿Pueden estar seguros de que todos los eslabones de su cadena de suministro operan de una forma que respalda su propio cumplimiento de la normativa?

Adoptar la perspectiva del sistema total”

El impacto de cada aspecto de un sistema de seguridad estará sometido a un escrutinio cada vez mayor, y los vendedores y clientes tendrán que supervisar, medir y, cada vez más, informar sobre una amplia gama de factores.

Será esencial adoptar una perspectiva global del sistema.

El consumo de energía es un buen ejemplo. Una videocámara consume por sí misma una cantidad relativamente pequeña de energía.

Pero si se tienen en cuenta también los servidores, conmutadores, concentradores y enrutadores a través de los cuales se transfieren los datos, ubicados en grandes centros de datos que requieren refrigeración, el panorama cambia.

Esto dará lugar a innovaciones en nuevas tecnologías y cámaras que aporten beneficios a todo el sistema, no de forma aislada.

Las cámaras que reducen la tasa de bits, el almacenamiento y la carga del servidor con la intención de reducir las necesidades de refrigeración del servidor son un buen ejemplo.

Los proveedores de seguridad tendrán que considerar cada vez más (y ser transparentes al respecto) el impacto total de la propiedad, teniendo en cuenta aspectos no financieros, como los medioambientales y sociales.

Ya no será posible que los proveedores operen aislados de su propia cadena de valor y de la de sus clientes.

No nos cabe duda de que en 2024 se producirán nuevos avances tecnológicos y, con ellos, nuevos retos que todos deberemos afrontar.

Por: Johan Paulsson, director de Tecnología en Axis Communications

Consulta más notas de Axis en este enlace

Compartir:

Las principales tendencias tecnológicas que creemos que afectarán al sector de la seguridad en 2024 reflejan un entorno en rápida evolución.

Como siempre, son una mezcla de oportunidades positivas que hay que aprovechar, junto con los retos que hay que abordar.

El potencial de la IA generativa en el sector de la seguridad

En anteriores entradas sobre tendencias tecnológicas se ha destacado el potencial de la IA y el aprendizaje profundo en el sector de la seguridad

Con especial atención al análisis avanzado en el borde de la red, en las propias cámaras y su proliferación se está acelerando.

Prácticamente cualquier cámara de red nueva que se lance incorpora capacidades de aprendizaje profundo, que mejoran enormemente la precisión de los análisis.

Estas capacidades son la base para construir soluciones escalables en la nube, ya que eliminan los requisitos de ancho de banda tan pesados, reducen el procesamiento en la nube y hacen que el sistema sea más fiable.

Sin embargo, en términos de IA, 2023 ha sido el año en el que los grandes modelos de lenguaje (LLM) como base de la IA generativa se han abierto paso en la conciencia pública.

En 2024, veremos aparecer aplicaciones centradas en la seguridad basadas en el uso de LLM e IA generativa.

Entre ellas se incluirán probablemente asistentes para operadores, para interpretar con mayor precisión y eficacia lo que ocurre en una escena.

Y la atención al cliente interactiva, que proporcionará respuestas más útiles y procesables a las consultas.

Además, la IA generativa ya ha demostrado su valor en el desarrollo de software, y este será un beneficio que se verá en todo el sector de la seguridad.

Eficiencia en la gestión de soluciones que impulsa la arquitectura híbrida

Las arquitecturas de soluciones híbridas -aquellas que emplean las ventajas de las tecnologías in situ, en la nube y en el perímetro- se han establecido como el nuevo estándar en soluciones de seguridad.

Las funcionalidades se despliegan donde es más eficiente, utilizando lo mejor de cada instancia en un sistema, añadiendo un mayor nivel de flexibilidad.

En última instancia, las arquitecturas de los sistemas deben estar al servicio de las necesidades del cliente, no de la estructura preferida del proveedor.

En gran medida, es una cuestión de accesibilidad.

Cuanto más de una solución exista en entornos fácilmente accesibles tanto para los vendedores como para los clientes, más capacidad tendrán los vendedores de gestionar elementos del sistema, asumiendo una mayor responsabilidad y reduciendo la carga de los clientes.

Las arquitecturas híbridas también son compatibles con los próximos casos de uso para la asistencia de IA y la automatización en la gestión y el funcionamiento de soluciones.

Una mayor accesibilidad al sistema es valiosa tanto para la asistencia humana como para la de IA, aprovechando los puntos fuertes de cada instancia diferente.

Seguridad siempre, pero también protección

La seguridad y la protección se han relacionado a menudo como un único tema.

Cada vez se reconocen más como casos de uso separados: la seguridad está relacionada con la prevención de actos intencionados y la protección está relacionada con los peligros e incidentes no intencionados.

Por una serie de razones, el uso de la videovigilancia y la analítica en casos de uso de seguridad está creciendo rápidamente y seguirá haciéndolo.

Una de las razones, por desgracia, es el cambio climático.

La gestión de riesgos, el cumplimiento de las directivas de salud y seguridad, y los requisitos normativos son otra razón clave para el continuo crecimiento de los casos de uso relacionados con la seguridad.

La videovigilancia se utilizará ampliamente en las organizaciones para garantizar el cumplimiento de las políticas de salud y seguridad y las prácticas de trabajo seguras, como el uso de los equipos de protección individual (EPI) necesarios.

La regulación y el cumplimiento impulsan la tecnología

Hablando de conformidad, el entorno normativo mundial tiene cada vez más repercusiones en el desarrollo de la tecnología, su aplicación y su uso.

El cumplimiento de estas normativas es algo de lo que proveedores y usuarios finales deben ser conscientes y para lo que deben trabajar en estrecha colaboración.

La inteligencia artificial, la ciberseguridad, la sostenibilidad, el gobierno corporativo… todas son áreas que están siendo sometidas a un mayor escrutinio normativo.

Los proveedores tienen que desarrollar sus propias tecnologías y operar sus propios negocios de manera que apoyen los requisitos de cumplimiento de sus clientes.

Se trata de un ámbito en constante evolución y cambio, que requiere diligencia, desarrollo y transparencia constantes en toda la cadena de valor.

Para los usuarios de tecnología de seguridad, es una cuestión de confianza.

¿Pueden estar seguros de que todos los eslabones de su cadena de suministro operan de una forma que respalda su propio cumplimiento de la normativa?

Adoptar la perspectiva del sistema total”

El impacto de cada aspecto de un sistema de seguridad estará sometido a un escrutinio cada vez mayor, y los vendedores y clientes tendrán que supervisar, medir y, cada vez más, informar sobre una amplia gama de factores.

Será esencial adoptar una perspectiva global del sistema.

El consumo de energía es un buen ejemplo. Una videocámara consume por sí misma una cantidad relativamente pequeña de energía.

Pero si se tienen en cuenta también los servidores, conmutadores, concentradores y enrutadores a través de los cuales se transfieren los datos, ubicados en grandes centros de datos que requieren refrigeración, el panorama cambia.

Esto dará lugar a innovaciones en nuevas tecnologías y cámaras que aporten beneficios a todo el sistema, no de forma aislada.

Las cámaras que reducen la tasa de bits, el almacenamiento y la carga del servidor con la intención de reducir las necesidades de refrigeración del servidor son un buen ejemplo.

Los proveedores de seguridad tendrán que considerar cada vez más (y ser transparentes al respecto) el impacto total de la propiedad, teniendo en cuenta aspectos no financieros, como los medioambientales y sociales.

Ya no será posible que los proveedores operen aislados de su propia cadena de valor y de la de sus clientes.

No nos cabe duda de que en 2024 se producirán nuevos avances tecnológicos y, con ellos, nuevos retos que todos deberemos afrontar.

Por: Johan Paulsson, director de Tecnología en Axis Communications

Consulta más notas de Axis en este enlace

Compartir:

Calzada Circunvalación Poniente #790, Ciudad Granja, Zapopan, Jalisco, México.

contacto@reseller.com.mx

Todos los derechos reservados © 2024 Estrategias Comerciales Optimizadas.