lunes 4 marzo, 2024
lunes 4 marzo, 2024
Portada » Videovigilancia al servicio de la conservación de alimentos

Videovigilancia al servicio de la conservación de alimentos

Compartir:

Por: Reseller Redactores

21 diciembre, 2023

Videovigilancia al servicio de la conservación de alimentos

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los alimentos que nunca se consumen representan un desperdicio de recursos, como tierra, agua, energía, suelo, semillas y otros utilizados en su producción.

Además, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) calcula que entre el 8 % y el 10 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero están asociadas a alimentos que nunca se consumieron.

Dentro de este contexto, el mundo de la tecnología se fusiona con la industria alimentaria, presentando soluciones innovadoras para la preservación de alimentos en supermercados.

Las cámaras térmicas y la videovigilancia emergen como aliados clave en la garantía de la frescura, conservación y calidad de los productos, revolucionando la manera en que se manejan y conservan en los estantes.

Las cámaras térmicas y videovigilancia representan la vanguardia en tecnología de monitoreo

A decir de Axis, estas herramientas avanzadas no solo ofrecen una visión en tiempo real de la distribución térmica en áreas de almacenamiento, sino que también detectan variaciones mínimas de temperatura que podrían afectar la frescura de los productos.

Imágenes térmicas precisas y detalladas permiten a los encargados de los supermercados identificar puntos críticos y tomar medidas preventivas rápidas.

Desde refrigeradores hasta áreas de almacenamiento, estas cámaras se convierten en los ojos que no solo ven, sino que anticipan posibles problemas, asegurando que la cadena de frío se mantenga intacta en todo momento.

El impacto en la industria alimentaria

La reducción del desperdicio alimentario y la garantía de frescura se traducen en beneficios económicos y medioambientales.

Menos productos desperdiciados significan un menor impacto ambiental y mayores ingresos para los establecimientos, creando un ciclo positivo para la industria alimentaria y los consumidores.

La implementación de cámaras de alta calidad, no sólo permiten una supervisión exhaustiva de las instalaciones, sino que brinda una sensación de seguridad palpable entre los empleados.

La capacidad de obtener imágenes claras incluso en condiciones desafiantes, como contraluces, reducen los riesgos de accidentes y fomenta una cultura laboral más segura.

El compromiso con la innovación en la preservación de alimentos demuestra que la tecnología es una aliada poderosa en la industria, allanando el camino hacia un mundo donde la frescura y la calidad de los alimentos son estándares inquebrantables.

Compartir:

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los alimentos que nunca se consumen representan un desperdicio de recursos, como tierra, agua, energía, suelo, semillas y otros utilizados en su producción.

Además, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) calcula que entre el 8 % y el 10 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero están asociadas a alimentos que nunca se consumieron.

Dentro de este contexto, el mundo de la tecnología se fusiona con la industria alimentaria, presentando soluciones innovadoras para la preservación de alimentos en supermercados.

Las cámaras térmicas y la videovigilancia emergen como aliados clave en la garantía de la frescura, conservación y calidad de los productos, revolucionando la manera en que se manejan y conservan en los estantes.

Las cámaras térmicas y videovigilancia representan la vanguardia en tecnología de monitoreo

A decir de Axis, estas herramientas avanzadas no solo ofrecen una visión en tiempo real de la distribución térmica en áreas de almacenamiento, sino que también detectan variaciones mínimas de temperatura que podrían afectar la frescura de los productos.

Imágenes térmicas precisas y detalladas permiten a los encargados de los supermercados identificar puntos críticos y tomar medidas preventivas rápidas.

Desde refrigeradores hasta áreas de almacenamiento, estas cámaras se convierten en los ojos que no solo ven, sino que anticipan posibles problemas, asegurando que la cadena de frío se mantenga intacta en todo momento.

El impacto en la industria alimentaria

La reducción del desperdicio alimentario y la garantía de frescura se traducen en beneficios económicos y medioambientales.

Menos productos desperdiciados significan un menor impacto ambiental y mayores ingresos para los establecimientos, creando un ciclo positivo para la industria alimentaria y los consumidores.

La implementación de cámaras de alta calidad, no sólo permiten una supervisión exhaustiva de las instalaciones, sino que brinda una sensación de seguridad palpable entre los empleados.

La capacidad de obtener imágenes claras incluso en condiciones desafiantes, como contraluces, reducen los riesgos de accidentes y fomenta una cultura laboral más segura.

El compromiso con la innovación en la preservación de alimentos demuestra que la tecnología es una aliada poderosa en la industria, allanando el camino hacia un mundo donde la frescura y la calidad de los alimentos son estándares inquebrantables.

Compartir:

Calzada Circunvalación Poniente #790, Ciudad Granja, Zapopan, Jalisco, México.

contacto@reseller.com.mx

Todos los derechos reservados © 2024 Estrategias Comerciales Optimizadas.